ZFBarcelona
ZFBarcelona
" "

Seis años de cárcel por arrancar un trozo de lengua a su novio de un mordisco y escupirla al suelo

La Audiencia de Barcelona concluye que la mujer es responsable de un delito de lesiones con deformidad de un órgano principal con el agravante de parentesco

Audiencia de Barcelona/EP

La Audiencia de Barcelona condena a seis años de prisión y una indemnización de 67.000 euros a una mujer que arrancó parte de la lengua a su novio de un mordisco para después escupirla al suelo.

Según la sentencia, consultada por este medio, la pareja convivía en un piso de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), desde finales de 2015.

El 26 de junio de 2016 la pareja discutió. Según el Tribunal, la agresora abandonó el apartamento y denunció que él le había agredido, algo que no ha quedado claro, según los jueces. Al volver a casa, el hombre, representado por el letrado José Rey Cadenas, intentó hacer las paces con su novia, abrazándola y besándola.

«Al volver a casa, el hombre quiso hacer las paces al abrazar y besar a la mujer y fue en ese momento cuando mordió la lengua de su pareja seccionándole un trozo».

En ese momento, la mujer le propinó un mordisco que seccionó parte de su lengua para después escupirla al suelo, de donde tuvieron que recogerla los Mossos d’Esquadra.

«La mujer le propinó un mordisco que seccionó parte de su lengua para después escupirla al suelo, de donde tuvieron que recogerla los Mossos d’Esquadra».

Secuelas físicas y emocionales

El Tribunal remarca que no se pudo reconstruir este órgano al hombre y que, además de los daños sufridos por el mordisco, arrastra graves secuelas como pérdida parcial del gusto o dificultad para pronunciar algunos fonemas. Todo ello, con la consiguiente lesión emocional que la agresión ha acabado provocado en la víctima.

La defensa no se sostiene

«La condenada hizo de forma consciente y deliberada«. Así entienden los magistrados esta «amputación traumática del tercio anterior de la lengua» de este hombre a manos de su novia.

«Es materialmente imposible aceptar la explicación» de la mujer de que «no mordió con fuerza y que lo hizo involuntariamente»

«Las reglas de la experiencia humana determina que para la ablación de una parte considerable (como en el caso que nos ocupa) se requiere no solo de una fuerza mecánica de presión de gran intensidad, sino de un movimiento de tracción, bien efectuado por la propia persona que realiza la mordedura» o por la persona «a la que se le secciona, si esta realiza a la vez una maniobra instintiva de retirada de la misma», señala la sentencia, adelantada por El Periódico.

«Las reglas de la experiencia humana determina que para la ablación de una parte considerable (como en el caso que nos ocupa) se requiere no solo de una fuerza mecánica de presión de gran intensidad, sino de un movimiento de tracción, bien efectuado por la propia persona que realiza la mordedura»

Por tanto, para el Tribunal «es materialmente imposible aceptar la explicación» de la mujer de que «no mordió con fuerza y que lo hizo involuntariamente». De haber sido así «con toda probabilidad no se habrá producido una sección de la lengua de la forma y modo en que esta finalmente se produjo».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Xavier Novell: Ex obispo y pecador enamorado

Así podría enunciarse Xavier Novell en una futura autobiografía, antes de desnudarse (emocionalmente) y relatar sus vicisitudes, desde que se armó con...

Los CDR celebran la Diada prendiendo fuego a distintas calles de Barcelona

El fuego parece ser el protagonista de la Diada de este año. Por un lado, miles de separatistas, convocados por la Assemblea...

La confrontación es inevitable, dice Puigdemont

Vienen dos meses malos. Ya la ANC ha unido, en su convocatoria de este año, el 11 de setiembre con el 1...

Marchas nocturnas con antorchas dan el pistoletazo de salida a la Diada

Es conocido que el régimen nazi convocaba marchas nocturnas con antorchas durante los actos del partido en los años 30. Este motivo,...