BNEW
BNEW

Traspiés para el separatismo: pierde su mayoría en el CAC

El secesionismo queda en minoría en el órgano al marcharse la neocovergente Ivon Griley para ocupar el cargo de directora general de Asuntos Religiosos

Daniel Sirera, en una imagen de archivo.

Tradicionalmente, el sesgo separatista que caracteriza a TV3 —donde la mayoría de las voces que se escuchan en los debates son secesionistas o algunos de cuyos presentadores menosprecian a los catalanes castellanohablantes en las redes sociales— no ha sido denunciado como muchos hubieran esperado por el organismo regulador que vela por la neutralidad de los medios: el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC). Este ente, controlado por el separatismo, afirmó por ejemplo el año pasado que los informativos de TV3 fueron los más plurales de la parrilla televisiva. Pues bien, esta situación podría cambiar radicalmente, ya que el separatismo ha dejado de tener mayoría en el organismo.

Junts per Catalunya perdió este martes el control del CAC al dimitir la consejera Ivon Griley, que ha aceptado el cargo de directora general de Asuntos Religiosos del Departament de Justicia que preside la también neoconvergente Lourdes Ciuró. Con su marcha, la mayoría queda en manos de los consejeros Daniel Sirera, nombrado a propuesta del Partido Popular, y Carme Figueras, propuesta por el Partido Socialista Catalán. Hasta ahora, tras la marcha de Salvador Alsius —propuesto por Esquerra—, el punto de vista separatista prevalecía gracias al voto de calidad del presidente Roger Loppacher, representante de la neoconvergencia.

Según cuentan los medios separatistas, los dirigentes de Junts no han ocultado su sorpresa y desagrado ante el nuevo equilibrio de poder en el CAC. Y es que, presumiblemente, éste ya no maquillará los excesos secesionistas del canal autonómico como, según sus críticos, había ocurrido hasta el momento.

Sirera ve una «nueva oportunidad» para el pluralismo

«Por primera vez, en el CAC hay una mayoría de consejeros que creemos que hay que ser más exigentes con el control de cumplimiento de las misiones de servicio público por parte de los medios de comunicación que dependen de la Generalitat», ha explicado a ElLiberal.cat el consejero Daniel Sirera. «Sin duda», ha añadido, «se abre una oportunidad para intentar conseguir que la televisión y la radio pública de Cataluña sea realmente plural, neutral y veraz».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

BNEW
BNEW
BNEW
BNEW

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

Plataforma per la Llengua acusa al dueño de la Sirena de «supremacismo lingüístico» por defender que el español abre puertas

El lobby secesionista Plataforma per la Llengua, autodenominado la ONG del catalán, continúa señalando públicamente a empresas que se decantan por el...

El rotundo tuit de Fernández (PP) sobre la Mesa del Parlament: «Se acabó: no regalamos nada a nadie»

Ciertas voces constitucionalistas han criticado al PP catalán por no haber facilitado que el PSC presidiera la mesa del Parlament para evitar...
- Publicidad -