ZFBarcelona
ZFBarcelona

Está bien desinflamar pero sin una estrategia a medio y largo plazo el secesionismo no será derrotado.

Los presos del 1-O en el recinto penitenciario de Lledoners Foto: Europa Press

Ya hace dos años defendí el indulto, eso sí, parcial, y lo he vuelto a hacer recientemente. No repetiré los argumentos . Esta bien desinflamar. Los catalanes nos merecemos una tregua. Pero no soy tan iluso, ni tengo que pedir que nadie me vote, para creer o hacer creer que con eso resolvemos el problema. Tampoco haciéndonos los duros y recogiendo firmas o haciendo manifestaciones contrarias a su concesión, que han vuelto a ser utilizadas para realimentar el victimismo, la identificación entre nacionalismo y Cataluña y para agitar el fantasma del enemigo exterior e interior.

Esta bien desinflamar. Los catalanes nos merecemos una tregua. Pero no soy tan iluso, ni tengo que pedir que nadie me vote para creer o hacer creer que con eso resolvemos el problema

Es evidente que el procés y una de sus criaturas, la división en bloques de la sociedad catalana, nos esta llevando a una decadencia, lenta, pero implacable. Una tregua es necesaria por el bien común. Pero la lucha por la hegemonía política e ideológica es lo que marcará el futuro. Los independentistas más inteligentes son conscientes de que no pueden vencer sin mayorías muy amplias de las que hoy están muy lejos.

El procés y una de sus criaturas, la división en bloques de la sociedad catalana, nos esta llevando a una decadencia, lenta, pero implacable

Con una sociedad atrincherada en bloques, frente a frente, es muy difícil agrandar tu bloque. Pero asegura un cierto statu quo en el que el independentismo se garantiza el gobierno pero no le llega para la independencia, y los catalanes no independentistas sufrimos las consecuencias del procés desde la relativa tranquilidad que la secesión está lejos de poder consumarse.

En este marco, la tregua, los indultos, acaban con el inmovilismo y abren la posibilidad de que uno u otro bando aumente su representatividad. ERC ha sido muy explícita con su política de ampliar mayorías y tratando —por ejemplo, fichando a Rufián—, de penetrar en sectores que se inclinen por la independencia sin motivaciones identitarias. La tregua va a ser utilizada por el independentismo para recuperar fuerzas y tratar de seguir creciendo. Eso no la hace perversa en sí misma. Cuando se inicia una dinámica nadie sabe a donde puede conducirnos.

La tregua va a ser utilizada por el independentismo para recuperar fuerzas y tratar de seguir creciendo

El problema es que no tengo ninguna certeza de que el constitucionalismo sea capaz de acordar una estrategia decidida y unitaria para vencer al independentismo a medio y largo plazo. Es verdad que la globalización, las redes sociales, las nuevas tecnologías, el creciente número de inmigrantes que conforman una sociedad cada vez más plural, la necesidad de reforzar la unidad europea para hacer frente a los cambios geopolíticos y económicos, juegan en contra del nacionalismo secesionista.

El problema es que no tengo ninguna certeza en que el constitucionalismo sea capaz de acordar una estrategia clara y unitaria para vencer al independentismo a medio y largo plazo

Mis dudas, razonables si atendemos a los últimos cuarenta años, son si desde el otro lado va a haber una estrategia a medio y largo plazo capaz de hacer lo contrario de lo que pretenden los independentistas: hacer que el sentimiento identitario no sea incompatible con la idea que la independencia, incluso pensando que sea posible —todo es posible en política— no es deseable para el bienestar de la mayoría de catalanes.

Se esta viendo que el frente independentista, una vez la independencia ha dejado de ser inminente, vive profundas divisiones. Pero mantienen acuerdos básicos en temas como la educación, el control de los medios y la penetración en la sociedad a través de una política de subvenciones y ayudas de todo tipo. También en su discurso victimista, su incitación al odio a lo español o las campañas para desacreditar la democracia y las principales instituciones del estado.

Frente a eso, el constitucionalismo lleva cuarenta años de entreguismo ideológico y de incapacidad de diseñar y aplicar políticas que reviertan la hegemonía nacionalista en Cataluña. Y sin eso es muy difícil apartar al secesionismo del gobierno de Cataluña.

Si el procés, con sus altos y bajos, se cronifica, la sociedad catalana lo pagará muy caro. Ya lo sabemos. Ya lo vivimos

El objetivo no debe ser, sólo, evitar la independencia sino devolver a Cataluña la convivencia en igualdad y el liderazgo socio-económico. Y para ello el nacionalismo debe ser derrotado. Si el procés ,con sus altos y bajos, se cronifica, la sociedad catalana lo pagará muy caro. Ya lo sabemos. Ya lo vivimos. ¿Los que pueden evitarlo harán algo en serio para conseguirlo, o se limitarán a utilizar el conflicto para mantenerse o alcanzar el Gobierno de España como hasta ahora?

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado y editor. Ha sido profesor de derecho financiero en la UAB y derecho mercantil en la UB. Fundador de cronicaglobal.com y SCC .

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Los médicos retan al Govern ante la posibilidad de quedarse sin vacaciones: «El Ejército también tiene doctores»

La posibilidad de perder las vacaciones de agosto debido a la quinta ola de la pandemia de COVID-19, protagonizada ahora por la...

Santi Vilà y Gerard Esteva dos posibles candidatos a la alcaldía de Barcelona

La decadencia de Cataluña producto del 'procès' y la de Barcelona agravada por el 'colauismo' son dos ideas que gozan de creciente...

Los delirantes sueldos de la Corporación Municipal de Barcelona: 3 millones de euros al año para 41 ediles

Mientras una gran mayoría de los barceloneses está experimentado serias dificultades para afrontar el día a día debido a la pandemia del...

José Robles fue a Got Talent para visibilizar la ELA. «Me veo obligado a a acudir a la eutanasia por no tener medios....

El 20 de agosto hará un año que conocí a una de las personas más extraordinarias que uno puede cruzarse en la...