Bnew2021
Bnew2021
" "

La aventura de ser Gloria Steinem

Gloria Steinem.

Subestimar injustamente la influencia de Gloria Steinem (Ohio, 1957) en la causa feminista es una forma de arrogancia (o envidia). La ames o la odies, Steinem ocupa un papel singular en la lucha por la legalización del aborto, la igualdad entre los sexos, la libertad sexual, los derechos reproductivos y la igualdad salarial. Ella siempre estuvo ideologizada en exceso y sin embargo, nunca tuvo el ánimo de polemizar de forma superficial.

La ames o la odies, Steinem ocupa un papel singular en la lucha por la legalización del aborto, la igualdad entre los sexos, la libertad sexual, los derechos reproductivos y la igualdad salarial

Quedé fascinada por la imagen de Steinem cuando apenas tenía diecisiete años. Me gustaba su glamour, su carisma y su fuerza. Sus icónicas imágenes de los setenta transmitían independencia, rebeldía y sensualidad. Como adolescente, era casi inevitable que viera en ella una figura inspiradora. Su discurso en defensa de los derechos civiles era tempestuoso y planteaba cuestiones que, en el contexto de la época, eran urgentes y razonables para hacer del mundo un lugar mejor para las mujeres. Ciertamente, creo que ese fue uno de sus mayores aciertos: ligar la lucha por los derechos civiles con las reivindicaciones del feminismo.

Si algo hay que agradecer a la periodista y escritora norteamericana es que, durante los años setenta, hiciera del feminismo una aspiración que no avergonzara a las mujeres. A ella se le atribuyen frases tan crudas como: “Las mujeres no van a ser iguales fuera de su casa hasta que los hombres sean iguales en ella” o “La calidad de una sociedad siempre puede medirse por la forma en la que se trata a las mujeres”.

A ella se le atribuyen frases tan crudas como: «Las mujeres no van a ser iguales fuera de su casa hasta que los hombres sean iguales en ella» o «La calidad de una sociedad siempre puede medirse por la forma en la que se trata a las mujeres»

Ha sido el motor del feminismo de la segunda ola y actualmente sigue abriendo caminos para las más jóvenes. Es por ello que me entusiasma la reciente noticia de que haya sido galardonada este año con el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. Valorar su contribución es, en cierto sentido, obligarnos a ver el mundo en perspectiva: ¿cuánto hemos cambiado? ¿Ha alcanzado el feminismo una nueva madurez social?

¿Cuánto hemos cambiado? ¿Ha alcanzado el feminismo una nueva madurez social?

Steinem no es un fenómeno esporádico y quizá ahí el recelo de muchos de sus detractores. Parece indultada para no pasar de moda. Si bien es icono de una época y dueña de algunas ideas prometedoras sobre la igualdad de género, su discurso también puede ser tortuoso por su simplismo. Steinem afronta algunos temas de actualidad sin apenas interés por la investigación sistemática y la argumentación razonada. Pero tampoco es una novedad. Ella siempre ha reclamado la importancia de la experiencia de las mujeres, de las historias en primera persona. Sus vicios como agitadora popular son también sus virtudes. Cree en el poder de la narración como forma de fortalecer el feminismo y lo hace, sinceramente, con digna maestría.

Su retórica rebelde y sentimental ha recibido multitud de ovaciones en las últimas décadas. El hecho de renunciar a algunos de sus tradicionales postulados sobre el matrimonio o la transexualidad, así como admitir públicamente su cambio de opinión, ha supuesto que no desconecte de los debates actuales. Quizá con el paso de los años, Steinem se ha acomodado en círculos exclusivos y su discurso ha perdido credibilidad. Sin embargo, no hay que desmerecer su fantástico criterio como comunicadora y activista feminista.

El hecho de renunciar a algunos de sus tradicionales postulados sobre el matrimonio o la transexualidad, así como admitir públicamente su cambio de opinión, ha supuesto que no desconecte de los debates actuales

El premio reconoce su inmensa y prolífica trayectoria por los derechos de las mujeres. En 1972 fundó la revista Ms (Señora) y revolucionó la vida de toda una generación de amas de casa. Defendió la Enmienda de Igualdad de Derechos, fundó el Comité Político Nacional de Mujeres, plantó cara al acoso de los fanáticos en las clínicas antiabortistas e impulsó la iniciativa Voters for Choice, con el objetivo de que la clase política se posicionara a favor de los derechos reproductivos independientemente del partido al que pertenecieran.

Defendió la Enmienda de Igualdad de Derechos, fundó el Comité Político Nacional de Mujeres, plantó cara al acoso de los fanáticos en las clínicas antiabortistas e impulsó la iniciativa Voters for Choice

También se atrevió a denunciar la parte menos glamourosa y sofisticada del imperio de Hugh Hefner. En 1963, Steinem se infiltró como camarera en uno de los clubs de Playboy y a partir de lo que experimentó en primera persona escribió Bunny’s Tale. En este texto, publicado en Show Magazine, la activista feminista denunció la precariedad y las pésimas condiciones laborales que sufrían las míticas conejitas. Su reflexión contribuyó a crear un pensamiento más crítico sobre qué suponía la libertad sexual para las mujeres si, mientras tanto, los hombres continuaban anclados en sus tradicionales roles de género. Sin duda, Steinem ha sabido marcar la diferencia y convertirse, pese a sus sombras, en una voz respetada.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

La escritora Anna Punsoda denuncia que los pediatras intimiden a los niños hablándoles en castellano

El hostigamiento contra los catalanes castellanohablantes por parte del nacionalismo catalán no cesa. Al tiempo que la Generalitat planea elaborar listas negras...

Detenidos los presuntos autores del homicidio de un hombre en Rubí por una botella de ron

Los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles a dos hombres como presuntos autores de la muerte de un hombre, propietario de un...

Dimite la Vocal de Cultura de Bellaterra para la que los castellanohablantes vienen del «hambre, la legaña y el moco»

Gracias a la movilización constitucionalista, los excesos de los que tradicionalmente hace gala gran parte del separatismo empiezan a pasarle factura. Así,...

Borràs cierra el micrófono a la diputada Anna Grau cuando exigía al Govern más esfuerzos contra el acoso escolar

La presidenta del Parlament, la ultra Laura Borràs, ha mostrado este miércoles un total falta de empatía al cerrarle el micrófono a...