" "

ESCUELA DE VERANO SSC | Josep Ramón Bosch: «Debemos reivindicar el catalán como lengua española»

Jordi Canal ha relatado cómo Pujol respaldó en apariencia las Olimpiadas del 92 pero luego las boicoteó en clave nacionalista.

Momento del debate entre los historiadores convocados por SCC. ÓSCAR BENÍTEZ.

Uno de los más destacados participantes del debate Lecciones de la historia para la Cataluña de hoy, celebrado hoy dentro de la Escuela de Verano de Sociedad Civil Catalana, ha sido el historiador y expresidente de SCC Josep Ramón Bosch, que, entre otras cosas, ha desgranado las claves de su libro Cataluña: la ruta falsa. Bosch ha hablado de tres fracturas: la económica, la geográfica y la étnico lingüística —para él la más relevante. «Más del 90% de los independentistas son catalanoparlantes y a la inversa: los castellanohablantes son constitucionalistas», ha relatado. Siendo así, Bosh ha mantenido que «los catalanes que no sentimos españoles, debemos reivindicar el catalán como lengua hispánica, ya que el independentismo ha hecho un mal uso de ella».

El historiador  Roberto Villa, por su parte, se ha preguntado: «¿Había auténticos regionalistas en la Lliga regionalista?». Villa ha planteado que, si bien en la Lliga planteaban una estructura territorial de corte confederal en la que Cataluña ocupaba un lugar preeminente, esto solo era una palanca para alcanzar la secesión en un futuro.

«La Cataluña que no fue»

Por otra lado, el reputado historiador Jordi Canal ha dedicado parte de su intervención a hablar de su última obra sobre las Olimpiadas de Barcelona 25 de junio de 1992. A l«¿Es posible recuperar el espíritu del 92?» Forma parte de un colección que pretende explicar hechos históricos a partir de una fecha concreta. «En él, reconstruyo lo que fueron aquellos juegos a través de sus protagonistas: Juan Antonio Samaranch, la parte de organización y espectáculo; Felipe González, creador de una España modernizada; Jordi Pujol, que respaldó aparentemente los juegos pero mandó a los cachorros independentistas (unos jóvenes David Madí o Jordi Sànchez) para boicotearlos con pancartas como la célebre Freedom for Catalonia; y Pasqual Maragall, que pasó de una postura cosmopolita al embrollo del Estatut», ha relatado Canal.

«Fue una Cataluña bilingüe, mestiza y abierta que a Pujol y a los nacionalistas no les gustó nada. Es la Cataluña que hubiera podido ser, pero el expresident la interrumpió e inicia un proceso nacionalizador que, a llegar la crisis de 2008, allana el terreno para el procés», ha concluido Canal.

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Ecos independentistas/ La policía catalana está al límite

El sábado 2 de octubre se graduó la 34ª promoción de la Escuela de Policía de Catalunya: 675 mossos d’Esquadra y 572...

ANÁLISIS / La inseguridad en Barcelona alcanza niveles históricos

Desgraciadamente Barcelona ya es la ciudad más insegura de España y una de las más inseguras de Europa, y no es opinión,...

El constitucionalismo rememora la histórica manifestación del 8 de octubre contra la intentona golpista separatista

El 8 de octubre de 2017 los constitucionalistas catalanes dieron un paso al frente y salieron en masa a manifestarse contra la...

Los vecinos de Rubí conmocionados por el homicidio de un vecino apuñalado por una botella de ron

"Excelente ser humano. Lo echaremos de menos", así se ha despertado este sábado Rubí, una localidad conmocionada por la terrible pérdida de...