Bnew2021
Bnew2021
" "

ECOS INDEPENDENTISTAS | La remodelación del Gobierno nos va en contra

La prensa independentista analiza la política nacional en función de si hace avanzar o retroceder la causa separatista

Los presidentes Pedro Sánchez y Pere Aragonés a las puertas de La Moncloa.

La prensa catalana contempla la política española en función de los problemas catalanes, nada más lógico; pero la específicamente independentista lo hace sólo pensando en los supuestos avances o retrocesos de su causa.  

Así, ante los recientes cambios ministeriales, Pilar Rahola, desde su canal de Youtube —Gana Sánchez, gana Illa, pierde Cataluña—, teme que «vamos hacia una mesa de diálogo donde hablaremos del aeropuerto del Prat, de los Juegos Olímpicos, de un montón de infraestructuras (….), con el PSC poniéndose las medallas, y por lo tanto en detrimento de los partidos que gobiernan Cataluña, pero además queda apartada totalmente cualquier negociación que tenga que ver con amnistías o referéndums». 

¿Alguien podía esperar otra cosa de un gobierno español? En la coyuntura actual, ningún reparto de ministerios ni ninguna renovación de partidos podría culminar con la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. Al menos mientras Bildu no gane las elecciones en Madrid, eso es implanteable.  

Pero Rahola transmite a sus oyentes la idea que sí está en manos de Sánchez hacer otra cosa: «El nuevo gobierno español no camina ni un milímetro a favor de estas posiciones, sino todo lo contrario, se aleja mucho de estas posiciones.» Ni el nuevo, ni el anterior, ni el que vendrá se acercarán a esas posiciones; tal vez haya un referéndum, pero no será para abrir las puertas a la independencia. 

Concluye que se trata de «una remodelación que nos va en contra, desde la perspectiva del independentismo, absolutamente». No puede ser de otra manera, mientras no haya grandes cambios a nivel internacional. No va a haber una remodelación que vaya a favor del independentismo, lo impiden la Constitución, la UE y el sentido común. 

El régimen de Vichy

Según Enric Vila en El Nacional —Las tiritas—, «el cambio de gobierno de Sánchez (…) tiene que ver con el final de un ciclo marcado por los gestos del Estado hacia el régimen de Vichy y los convergentes más díscolos».  

El régimen de Vichy fue, durante la Segunda Guerra Mundial, el Estado formalmente libre de una parte de Francia, pero en realidad subordinado a Alemania; llamar así a la administración autonómica catalana es un tópico habitual del independentismo más extremista. Aparentemente, lo dicen para despreciar a los políticos que gestionan el día a día; en el fondo, es para animarlos a volverlo a hacer. 

Con su estilo habitualmente críptico, Vila interpreta que «el gobierno de Sánchez ha intentado ganar tiempo para que los partidos catalanes pudieran resituarse y dar buenas excusas a los intelectuales que necesitaban pulir sus ideas», pero que ya termina «una etapa marcada por la gesticulación y la retórica, y las ganas de gustar a Europa».  

«La función política de Iceta es llevar tiritas a los vencidos. El hecho que vaya al Ministerio de Cultura no sólo nos dice en qué frente se abrirá la próxima guerra, también nos dice dónde se producirá la próxima masacre.» ¿En Cultura, un ministerio cuyas principales competencias están traspasadas a las comunidades autónomas? 

«Tengo curiosidad por ver dónde lo ponen cuando la deuda estalle, la bolsa baje y Junqueras empiece a parecer Juan sin Tierra con Ricardo Corazón de León encarcelado en Tierra Santa.» Desde hace diez años, o muchos más si revisamos los anuncios de antiguos grupúsculos, el Estado español está al borde del colapso, un colapso inevitable del que surgirán, felices y libres, varios pueblos que se unirán al concierto de las naciones en un santiamén. Es una idea motriz que, con mayor o menor intensidad, y nunca con datos contrastables, comparten los propagandistas del independentismo. Vila añade esta vez una especie de conflicto civil entre un Junqueras sin Tierra y un Puigdemont Corazón de León yendo o viniendo de las Cruzadas, muy a punto para inspirar una serie de dibujos animados. 

Desmontar el nacionalismo español

En Vilaweb, no podía ser menos Vicent Partal, quien detalla los cinco factores que ponen las cosas muy difíciles a Pedro Sánchez por lo que respecta a Cataluña. El primero es que «la represión sigue y seguirá», y que «la continuidad de la represión siempre es un camino muy peligroso para quien gobierna, porque puede encender una chispa allí donde menos se espera». Partal hace años que anuncia la inminencia de chispas que desencadenarían un desenlace fatal para España y glorioso para Cataluña, y seguirá haciéndolo. 

El segundo, Puigdemont y demás exiliados, ya que si no vuelven, la crisis no se cerrará; pero estos no tienen nada que ganar volviendo, puesto que están ganando «batallas judiciales en Europa», algo que según Partal ha sido una completa sorpresa. «Pedro Sánchez topa aquí con una situación completamente diferente de la que se ha encontrado con los presos y no estoy seguro que fuera consciente de ello. O de que se lo explicasen claro. Me dicen que la caída de Iceta tiene mucho que ver con esto.» 

El tercero es el «malestar del pueblo independentista», que al parecer no piensa en otra cosa que en la independencia. Qué gran discordia se avecina, ya que «el volumen y el nivel de conciencia del rupturismo es incomparablemente más alto» que en la transición de los años setenta, a lo que se añade «un malestar hacia los dirigentes políticos que no hubo en ningún momento entonces». Aunque no lo menciona, sería un malestar focalizado en los políticos que Enric Vila llama del régimen de Vichy. 

Cuarto, las sentencias que irán viniendo de la justicia europea. «Pedro Sánchez es consciente de que se verá obligado a tomar decisiones que no querría tomar de ninguna manera y que esto le comportará un coste muy alto.» Todo es un suponer a partir de suposiciones.  

Y finalmente el quinto es la lucha por el poder en España entre el PSOE por una parte y el PP y Vox por otra. A Partal le encanta la polarización y el enfrentamiento por los extremos: «No hay ninguna tercera vía posible entre el nacionalismo español autoritario de la derecha y el independentismo catalán. Y en este contexto al PSOE, como se vio claramente en las elecciones de Madrid, le será casi imposible ganar dentro de dos años.» Aunque influyese, lo de Madrid no se dirimió sólo por la postura a adoptar ante lo que a veces se llama el desafío catalán; pero qué más da. 

Sin embargo Sánchez tiene una alternativa: «En realidad, al igual que pasó en Yugoslavia, la única salida posible sería provocar una gran catarsis que desmontase el nacionalismo español.» Sabemos bastante bien qué paso en Yugoslavia, y catarsis no es precisamente la palabra que mejor lo define.  

Partal insiste en que Sánchez «quiere conservar la unidad de España pero morirá, políticamente hablando, si no opta por derrotar antes de dos años y de manera contundente al nacionalismo español». Hercúlea tarea, puesto que el mismo Partal afirma que, «después de una década de lucha», estamos en una situación de «nación contra nación».  

¿Tendría que enfrentarse a un hipotético nacionalismo español que residiría en los partidos de derecha, o a toda la nación española? Desde luego, ni él ni nadie va a abrir «el proceso de diálogo sobre la autodeterminación de Cataluña», ni aunque tuviera «la ayuda, el dinero, el impulso y el apoyo político compacto y decidido de Europa». Una suposición, la de este apoyo, bastante fantasiosa; pero el «pueblo independentista» necesita mantener la fe en que el mundo nos mira, y nos mira con buenos ojos. 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

La escritora Anna Punsoda denuncia que los pediatras intimiden a los niños hablándoles en castellano

El hostigamiento contra los catalanes castellanohablantes por parte del nacionalismo catalán no cesa. Al tiempo que la Generalitat planea elaborar listas negras...

Detenidos los presuntos autores del homicidio de un hombre en Rubí por una botella de ron

Los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles a dos hombres como presuntos autores de la muerte de un hombre, propietario de un...

Dimite la Vocal de Cultura de Bellaterra para la que los castellanohablantes vienen del «hambre, la legaña y el moco»

Gracias a la movilización constitucionalista, los excesos de los que tradicionalmente hace gala gran parte del separatismo empiezan a pasarle factura. Así,...

Borràs cierra el micrófono a la diputada Anna Grau cuando exigía al Govern más esfuerzos contra el acoso escolar

La presidenta del Parlament, la ultra Laura Borràs, ha mostrado este miércoles un total falta de empatía al cerrarle el micrófono a...