Marchas nocturnas con antorchas dan el pistoletazo de salida a la Diada

Junqueras es recibido en el Fossar de les Moreres al grito de «botifler»

Manifestantes separatistas, desfilando anoche con antorchas en Barcelona. QUICO SALLÉS / TWITTER.

Es conocido que el régimen nazi convocaba marchas nocturnas con antorchas durante los actos del partido en los años 30. Este motivo, sin embargo, no es óbice para que el separatismo despliegue exactamente la misma parafernalia cada año en vísperas de la Diada. Es lo que sucedió anoche, cuando diversas marchas por la secesión convocadas por la Assemblea Nacional Catalana desfilaron con antorchas por distintas localidades de toda Cataluña. La más emblemática fue la que aconteció en el barcelonés Fossar de les Moreres, escenario fetiche del separatismo radical.

Allí, además del expresidente Quim Torra, también hizo acto de presencia Oriol Junqueras, ausente de los últimos actos similares debido a su encarcelamiento. Sin embargo, ello no impidió que fuese recibido al grito de «botifler» por parte de los seguidores más exaltados, que presumiblemente le achacaron la condición de «traidor» por su apoyo a la mesa de negociación entablada con el Gobierno central y la renuncia provisional a quebrantar la legalidad para alcanzar la secesión.

Un estética que genera rechazo

La siniestra estética que rodea estos actos ha contado con el rechazo de figuras alineadas con el constitucionalismo —no en vano, Ciudadanos lleva una década criticando estas marchas y su similitud con actos fascistas practicamente desde hace una década. Es lo que destacó anoche en la red social Twitter la activista antiseparatista Missantropez: «Una marcha nocturna de antorchas y el himno nacional con banderas ondeando al viento. Menos mal que Pablo Iglesias nos garantiza que en Cataluña no hay cosas ultraderechistas. Si no, nos habrían parecido esencialistas de Alabama».

Por su parte, el analista político Javier de Erausquin resaltó: «Barcelona hoy. Marcha nacionalista de antorchas. No puedo ni describirlo. Es una religión. Lo que ha hecho el nacionalismo a Cataluña es imperdonable».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Encapuchados separatistas anuncian la «liberación» de Gerona

Gerona ha amanecido con un llamamiento por parte de la plataforma secesionista Desobediencia Civil Catalunya para liberar la ciudad en nombre de...

Fracasan los actos del 1-O: falta de asistencia y abucheos a los líderes separatistas

Si la fuerza actual del separatismo se midiese por el éxito de los actos conmemorativos del quinto aniversario del 1 de octubre,...

El TSJC mantiene el 25% de castellano en seis centros, entre ellos el de Canet de Mar

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) no ha aceptado la petición de la Generalitat de revocar el cumplimiento de la...

La pedagoga sueca Inger Enkvist, contra la inmersión: «No sucede en ningún otro lugar del mundo»

El nacionalismo catalán repite con frecuencia que la inmersión lingüística catalana —que excluye el español como lengua vehicular— es un modelo avalado...