Bnew2021
Bnew2021
" "

Año desolador para el turismo en Cataluña

El sector turístico es crucial para Cataluña, porque son muchas las familias catalanas que viven de él, sin embargo, la pandemia, la inestabilidad política y la mayor crisis de inseguridad de las últimas décadas han creado una crisis de gran magnitud.

Las pérdidas son millonarias y son centenares las empresas que han entrado en concurso de acreedores. El 2020 cerró su peor año,El 2020 cerró su peor año, con un descenso de la facturación de unos 15.000 millones de euros respecto a 2019. Y el verano no ha conseguido salvar el 2021, pese a que existían esperanzas reales de que logrará amortiguar está caída histórica del turismo en Cataluña con un descenso de la facturación de unos 15.000 millones de euros respecto a 2019.

Además, ha sido terminar este periodo vacacional y los vuelos del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat han disminuido de media por día un 47%, si tenemos en cuenta los vuelos que están llegando en temporada baja, con un posible nuevo aumento en Diciembre, aunque AENA no prevé tampoco que sea demasiado significativo.

«El 2020 cerró su peor año, con un descenso de la facturación de unos 15.000 millones de euros respecto a 2019. Y el verano no ha conseguido salvar el 2021, pese a que existían esperanzas reales de que logrará amortiguar está caída histórica del turismo en Cataluña»

Pero para que se hagan una idea más profunda y actual de las pérdidas para este sector, estaríamos hablando de 35.000 millones de euros, que es la cifra que el presidente de Turismo de Barcelona, Eduard Torres, ha anunciado este jueves que ha perdido, como mínimo, el turismo en Cataluña tras dos veranos de pandemia. En concreto, Torres cifra en 20.000 millones de euros la pérdida del verano pasado y en 15.000 millones la de este verano.

«Eduard Torres, ha anunciado este jueves que ha perdido, como mínimo, el turismo en Cataluña tras dos veranos de pandemia. En concreto, Torres cifra en 20.000 millones de euros la pérdida del verano pasado y en 15.000 millones la de este verano».

Torres ha valorado también que este año conllevará menos pérdidas para el turismo, ya que el pasado 2020 la afectación de la pandemia sobre el sector fue de un 70%. Este año, no obstante, se estima que sea de un 50% aproximadamente.

El director general de Turismo de la Generalitat, Narcís Ferrer, al igual que su sucesor también es plenamente consciente de que la situación del sector turístico en Cataluña es desoladora, porque son diferentes empresas de la restauración o el comercio le están haciendo llegar de primera mano la situación, no obstante, no se están tomando medidas excepcionales para ayudar al sector turístico.

Se debe destacar que la gran dependencia del turismo catalán de los visitantes extranjeros es no tanto en número, ya que de los 38 millones de turistas que recibió Cataluña el año 2019 poco más de la mitad fueron extranjeros, sino del gasto, que ha complicado la situación notablemente. El mercado internacional aporta el 86% de los ingresos, mientras que el doméstico, catalán y del conjunto de España, representa en estos momentos menos del 14%.

«La gran dependencia del turismo catalán de los visitantes extranjeros es no tanto en número, ya que de los 38 millones de turistas que recibió Cataluña el año 2019 poco más de la mitad fueron extranjeros, sino del gasto»

Pero en el caso del turismo nacional, hay que recordar, que llevaba descendiendo desde 2017, sobre todo, por la deriva del ‘procés’. Por esa razón para otros españoles ya no es un destino preferente venir a Cataluña, algo que ha sido motivado especialmente por la propaganda hispanófoba de los partidos secesionistas.

Otros datos que conviene resaltar, es que de los pocos visitantes extranjeros que han venido a Cataluña este año han sido, básicamente, franceses. Aunque muy lejos de su número habitual. A mayor distancia, holandeses y belgas, debido a que podían desplazarse en vehículos propios, algo muy a tener en cuenta durante la pandemia. Sin embargo, mercados tan importantes como el norteamericano, que es el que más gasto dejó en 2009, con un total de 2.500 millones de euros, este año ya no ha optado prácticamente por esta región española. Además, determinados países como Francia, Estados Unidos y Suiza han emitido alertas a sus conciudadanos si visitaban esta parte de España, por el aumento tan notable de la inseguridad.

en el caso del turismo nacional, hay que recordar, que llevaba descendiendo desde 2017, sobre todo, por la deriva del ‘procés’

A simple vista, paseando por Barcelona, puedes comprobar que en comparación a 2018, el turismo ha perdido mucho peso, y esa imagen preocupa mucho a los hosteleros catalanes, porque la quiere evitar a toda costa, pero no solo ocurre en las zonas urbanas, ya que los hoteleros de la costa también se han visto gravemente afectados por esta crisis y el turismo nacional no ha compensado la falta de visitantes extranjeros, mientras que los destinos de interior y el turismo rural han logrado un mejor comportamiento, especialmente durante el verano.

El sector de cruceros que estuvo paralizado varios meses durante los peores momentos de la pandemia, también se ha visto muy afectado, hay que señalar, que el Puerto de Barcelona registró un descenso del 93,5% en el número de cruceristas registrado entre enero y noviembre de 2020 y en 2021 empieza a remontar, aunque muy lejos de las mejores cifras.

«El Puerto de Barcelona registró un descenso del 93,5% en el número de cruceristas registrado entre enero y noviembre de 2020 y en 2021 empieza a remontar, aunque muy lejos de las mejores cifras»

Por otro lado, los profesionales del turismo ven la vacunación de una gran parte de la sociedad española como la esperanza de que sea el primer paso para impulsar el sector.

Fuentes de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE) han recibido satisfactoriamente que este verano se haya vivido ya con cierta normalidad, mientras el Observatorio Nacional del Turismo Emisor Observatur ha puesto de manifiesto que los agentes de viaje creen que el turismo no volverá a los niveles previos a la COVID-19 hasta como mínimo el verano de 2022. Y otros expertos más pesimistas, señalan que hasta 2023-2024 no mejorarán los datos para el turismo catalán.

Erik Encinas
Erik Encinas
Periodista. Colaborador de diversos medios y tertuliano

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

  1. Es cierto, buen articulo, los que viajamos lo vemos cada día. El aeropuerto del Prat está vacío por la noche. Este año no hay ni temporada baja

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Un preso arranca el dedo de un mordisco a un funcionario en Quatre Camins y los servicios médicos lo abandonan a su suerte

Un preso ha arrancado la falange de un dedo de un mordisco a un funcionario de prisiones en el centro penitenciario de...

Irina, la bebé que no siente dolor, frío, calor ni apetito

Seguramente a muchos de ustedes les resulte familiar eso de levantarse de madrugada a comprobar que su bebé respira o las repetidas...

El Periódico censura un artículo del columnista Albert Soler en el que defiende a Xavier Rius y a Josué Cárdenas

En la Cataluña biempensante de 2021 defender a periodistas que no comulguen con las ruedas de molino del procés es un ejercicio...

Detenida en Cornellá por apuñalar a su pareja que quería romper la relación con ella

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Cornellá de Llobregat a una mujer de unos 35 años y nacionalidad cubana, acusada de intento...