SIL

Opinión/ Día Internacional de las personas cuidadoras: Gracias por tanto amor

Fuente- Asociación Alzheimer de Córdoba

«Juguetes de hojalata, saltar a la comba, los brazos en cruz contra la pared, tablas de lavar, mondas de patata y café de olla, palito de regaliz en la boca, estampita de santo». No puedo evitar la emoción cada vez que veo este precioso homenaje que comparto con ustedes. Es un homenaje a los abuelos, nuestros abuelos.

Lo descubrí durante la pandemia, mientras los abuelitos se iban en silencio por culpa de un maldito virus que no tuvo piedad con nadie, pero mucho menos con ellos. Entonces conocí el bello gesto del reconocido médico estético Julián Bayón, que decidió dejar el confinamiento para ayudar en las residencias de tercera edad. Su labor en esas «casas del terror» fue un gesto que siempre recordaré.

Hoy vuelvo a darle las gracias, doctor, pero también a todos ustedes. A todas esas personas que nunca les soltaron la mano, que les acariciaron el pelo, que lloraron su pérdida, que les dieron los abrazos que el virus les robó. Hoy doy las gracias a quienes nuestros abuelitos encontraban a su lado entre tanto caos y soledad.

Esas personas son ángeles de verdad, de carne y hueso. Ángeles que se levantan cada día para repartir amor y que, en muchas ocasiones, dejan de cuidarse a sí mismas por cuidar del resto. Gracias y gracias, porque su trabajo no es un trabajo, es un don, es una vocación y es algo que debería ocupar portadas y portadas de diarios y revistas. Sin embargo, es algo que a veces parece invisible.

Este 5 de noviembre se ha conmemorado el día internacional de las personas cuidadoras, de todas y cada una de ellas. Hoy es el día de todos aquellos que se dedican al cuidado de mayores, niños o personas dependientes, también de los que no lo hacen en el ámbito profesional.

Aproximadamente el 3% de la población española es dependiente y, en muchos casos, es un familiar, o dos, o tres quien se encarga de su cuidado. Voluntarios, familiares, amigos, vecinos. Hoy también es su día. Felicidades.

Aproximadamente el 3% de la población española es dependiente y casi un 80% de cuidadores no es profesional

«Si no cuidamos de los cuidadores, no tendremos un enfermo, sino dos»

Pedro Simón

Finalmente, entre todos los mensajes de reconocimiento que he disfrutado hoy en redes hay que me gustaría compartir con ustedes. Lo ha escrito la Psicóloga Maria Rosa Blaiotta e invita a una reflexión urgente y necesaria. Dice lo siguiente:

«Cuidar de uno mismo es lo que suelen posponer los cuidadores de otras personas. Hemos de estar atentos a ellos para ayudarlos, y por sobre todo ofrecerles alternativas para mejorar su propia calidad de vida (…) Suelen contener sus propias emociones y sentimientos, se dejan para el final como quitándose importancia. Tarde o temprano el estrés, la ansiedad y la depresión los llevan a la consulta psicológica donde exponen su malestar, su sentimiento de culpa, sus temores y resentimientos».

NOTICIAS RELACIONADAS

SIL

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

La realidad y los comentarios precipitados

Era de esperar que tras conocerse el resultado de las elecciones del pasado 12 de mayo habrían de multiplicarse los análisis y,...

El separatismo ultra culpa al Govern de «inacción» y de haber puesto «en peligro» la inmersión lingüística

La entidad ultra Plataforma per la Llengua, conocida por fomentar el acoso a trabajadores que no hablan catalán y por espiar a...
- Publicidad -