SIL
SIL
SIL

Vergés exhibirá su condición de aforada para que la juzgue el TSJC por negarse a vacunar a guardias civiles

La vicepresidenta está acusada de los presuntos delitos de odio y contra la seguridad y la higiene en el trabajo

ERC ha mostrado su apoyo a Alba Vergés con esta fotografía.

La asociación PRO Guardia Civil presentó el pasado verano una querella contra la entonces consellera de Salud de la Generalitat, la republicana Alba Vergés, por haberse negado a vacunar a los agentes de la Benémerita que trabajan en Cataluña. Esta querella fue admitida a trámite el pasado mes de julio por un juzgado de Barcelona pero no ha sido comunicada a Vergés, que actualmente ostenta el cargo de vicepresidenta del Parlament, hasta esta semana, según ha informado ERC en un comunicado. La republicana ha anunciado que hará valer su condición de aforada para que el caso sea trasladado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Varios policías nacionales acuden a recibir la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca en el Hospital la Fe, en Valencia. Foto: Europa Press

En su nota, ERC ha explicado que Vergés presentará un recurso contra la admisión a trámite de la querella de PRO Guardia Civil por considerar que el juzgado en el que ha recaído no tiene competencia para juzgarla. También ha indicado que está convencida de que el TSJC «archivará la causa porque es un sinsentido» puesto que, ha añadido, ella «siempre» ha defendido «la vacunación para todos y así se ha hecho».

El victimismo republicano

Lo cierto es que fue precisamente la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC la que obligó a Vergés el pasado mes de abril a vacunar a estos agentes, y a los de la Policía Nacional, tras las denuncias presentadas por las asociaciones Jupol y Jucil contra la decisión de Salud de paralizar el proceso de vacunación con la excusa de que tenían preferencia otros colectivos. Esta paralización, sin embargo, no se produjo en el caso de los Mossos, que fueron inoculados en las fechas previstas.

Salud no suspendió en ningún momento el proceso de vacunación de los agentes de los Mossos.

Ahora, la vicepresidenta primera del Parlament considera que esta querella, en la que se acusa a Vergés de presuntos delitos de odio y contra la seguridad y la higiene en el trabajo, es «una muestra más de la persecución judicial que padecen las instituciones catalanas». Vergés también ha afirmado, según el comunicado de ERC, que se trata de un ejemplo de «la persecución ideológica que sufre el independentismo».

NOTICIAS RELACIONADAS

SIL

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

La realidad y los comentarios precipitados

Era de esperar que tras conocerse el resultado de las elecciones del pasado 12 de mayo habrían de multiplicarse los análisis y,...

El Ayuntamiento de Vic amenaza en redes con multar a un comercio que rotula en castellano

Persiste la fijación del nacionalismo con el monolingüismo obligatorio. En esta ocasión, se ha traducido en acoso a un establecimiento en Vic...
- Publicidad -