BNEW
BNEW
BNEW

El PSC pone el dedo en la llaga en el debate de los Presupuestos: «La mayoría de la investidura está rota»

Los comunes permiten a ERC y a Junts salvar los muebles en los primeros Presupuestos de la legislatura de Aragonés

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés.

El separatismo es capaz de llegar a acuerdos en el último momento y en las situaciones más extremas si con ellos se garantiza mantenerse en el poder. Así se está viendo estos días en todo lo relacionado con los Presupuestos de la Generalitat para 2022. Unas cuentas públicas que deberían ser de un gobierno de coalición pero que da la impresión de que, en el fondo, no son más que un nuevo capítulo en la guerra descarnada que mantienen Junts y ERC y de la que son víctimas únicamente los ciudadanos.

El rechazo de Guanyem-CUP a apoyar los Presupuestos autonómicos, a pesar de tener un acuerdo con ERC para facilitarle el trabajo al presidente Pere Aragonés, ha sido un tropiezo difícil de superar. A esta situación se suma el enfrentamiento entre posconvergentes y republicanos. El diputado de Junts Joan Canadell no ha perdido este lunes la oportunidad de arremeter contra ERC, a pesar de que tendrán que votar unidos, por aquello de la supuesta mayoría separatista del 52%, las cuentas. A la vez, desde las filas de ERC ha sido Lluís Salvador quien ha intentado suavizar la situación aunque no ha podido evitar ensalzar la figura del cada vez más gris Aragonés con una artificiosa aseveración: «Aragonés ha sido hoy el socio más fiable de este país«.

Los tejemanejes de los comunes

La realidad es que si el Govern logra sacar las cuentas adelante será gracias al apoyo de En Comú-Podem, que en el más puro estilo Anguita, ha logrado colar al separatismo algunos de los puntos de su programa electoral como el de garantizar el acceso universal al aborto o el de dar el mismo tratamiento a las personas físicas y jurídicas que sean grandes tenedores de vivienda a la hora de rendir cuentas con la Hacienda catalana. Cuestiones que difícilmente aceptaría la derecha seguidora de Carles Puigdemont pero que, a la vista de lo sucedido con los cupaires, tendrá que aceptar.

Así las cosas, no le ha faltado razón a la diputada del PSC Alicia Romero a la hora de constatar ante la Cámara que «la mayoría de la investidura está rota». Esto la ha llevado a preguntar «hacia dónde va Cataluña» y «qué futuro le espera a este país». Y, finalmente, a insistir en la oferta socialista ya conocida en la noche del electoral del 14 de febrero: «Mientras ustedes se lo piensan, se lo hacen y convocan reuniones de coordinación, el mejor servicio que podemos hacer al país es ofrecer una alternativa al mercadeo, la incertidumbre, la improvisación y la inestabilidad».

NOTICIAS RELACIONADAS

BNEW
BNEW

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

Cataluña se llena de pantallas gigantes para ver este domingo la final de la Eurocopa

Lejos quedan ya aquellos años en los que defender a la Selección española en Cataluña era un ejercicio cargado de valentía. La...

Un concejal de ERC se plantea no tener hijos para que no hablen en castellano

La intransigencia lingüística del nacionalismo, en auge. Pese a que el castellano está vetado en la escuela, la lengua de la Administración...
- Publicidad -