bnew
bnew
bnew
bnew

Alegría constitucionalista ante la sentencia del Supremo que confirma que el 25% de las clases deben ser en castellano

La AEB recuerda que la inmersión lingüística es "un modelo totalitario" que perjudica a más de la mitad de los alumnos

El Supremo ha puesto freno a la perniciosa inmersión lingüística.

El constitucionalismo en Cataluña está este miércoles de enhorabuena tras la decisión del Tribunal Supremo de confirmar que la Generalitat debe garantizar que el 25% de las clases se impartan en castellano, la lengua materna de más de la mitad de los catalanes. El Supremo rechaza así el recurso presentado por la Generalitat a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ya fijaba este porcentaje de clases en castellano como obligatorio, aunque pocos centros educativos lo cumplen en estos momentos.

Las denuncias que originaron estas decisiones judiciales han estado respaldadas por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), que ha recibido la decisión del Supremo recordando que «miles de alumnos forman parte de un sistema educativo que les discrimina por razón de lengua» a pesar de que la Constitución consagra su derecho a ser educados en castellano. «El modelo queda abierto», ha asegurado la AEB en un comunicado, «pero con unos topes mínimos«.

Un modelo totalitario

La AEB también ha señalado que el modelo de inmersión lingüística que se aplica desde hace décadas al sistema educativo catalán «es totalitario, se basa en la asimilación y no está amparado por ninguna normativa». La entidad también ha recordado que «la paz social se garantiza respetando a todos los integrantes de la comunidad educativa» y que esto solo será posible cuando tanto el castellano como el catalán sean consideradas como lenguas vehiculares.

Sociedad Civil Catalana (SCC) también ha mostrado su satisfacción por la sentencia del Alto Tribunal. La entidad constitucionalista la ha definido como «un triunfo histórico de la igualdad y de la inclusión», además de «un varapalo al sectarismo lingüístico que han practicado la Generalitat y sus organizaciones civiles satélites».

Contra la igualdad

SCC también ha denunciado que la inmersión ha supuesto, entre otros perjuicios, un obstáculo para «la igualdad de oportunidades de todos los niños y jóvenes catalanes al discriminar por razón de lengua». «El tratamiento del castellano como lengua extranjera en la escuela catalana y el bloqueo constante a cualquier acuerdo de convivencia lingüística», ha señalado SCC en un comunicado, «sigue siendo la mejor prueba del carácter excluyente y reaccionario de la política nacionalista de los últimos años». Y ha añadido: «No aceptar el 25% es una muestra de mala voluntad y de desconocimiento de nuestra realidad social. Las apelaciones de ERC a un proyecto inclusivo de futuro chocan abiertamente con la evidencia de esta oposición sectaria».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Llach la lía al publicar en Twitter la fotografía de una mujer musulmana: «Da que pensar»

El cantautor y ex diputado autonómico de Junts Lluís Llach ha indignado a algunos representantes de ERC al publicar en Twitter la...

Triunfa en redes una canción separatista que clama «Puta España»

La hispanofobia propia de parte del separatismo se presenta cada día de forma más descarnada. Si recientemente una presentadora de TV3 habló...

Toni Soler desea al diputado de Cs Nacho Martín Blanco que «se pudra en la cárcel»

Algunos periodistas y cómicos de TV3 recurren con frecuencia al humor incorrecto para vehicular sus críticas políticas. Entre ellos se cuenta Jair...

La élite separatista reclama la «independencia» dándose un chapuzón en la piscina de Rahola

Ya en 2017, el periodista Kiko Llaneras evidenció en las páginas de El País que el separatismo es un movimiento respaldado por...