Bnew2021
Bnew2021
" "

Condenada a prisión la vidente Pepita Vilallonga por estafar a una clienta

Villalonga y dos personas más estafaron 40.000 euros a una mujer a quien pronosticaron una muerte inminente: "No llegas a final de semana ni tú, ni tus perros"

La Audiencia de Barcelona ha condenado a dos años y seis meses de prisión a la conocida vidente Pepita Vilallonga y a dos personas más de su equipo por un delito de estafa continuada. Además, la ha condenado a una inhabilitación de dos años y medio para toda actividad económica referida al esoterismo.

Según la sentencia, los tres acusados estafaron una mujer a quien pronosticaron la muerte inminente. La sala considera probado que se aprovecharon del «frágil estado mental depresivo de la perjudicada, la angustia generada y su veterana capacidad de manipulación previo temor fundado por una muerte venidera». La señora acabó pagándoles más de 40.000 euros para que la ayudasen a «evitar su muerte».

La sala considera probado que se aprovecharon del «frágil estado mental depresivo de la perjudicada, la angustia generada y su veterana capacidad de manipulación previo temor fundado por una muerte venidera».

La vidente declaró no haber visto «jamás» a la víctima

Vilallonga declaró en el juicio que «jamás» había visto a la víctima y que «rara vez» realiza directamente los servicios mágicos y esotéricos que se prestan en su gabinete, ya que «yo no gestiono la tienda». «Es otra empresa la que se dedica a la explotación de los servicios, yo sólo me dedico a la publicidad», a los programas de televisión y a «proporcionar clientes», aseguró.

Según la acusación particular, la víctima sufría una depresión grave, que desembocó en una invalidez absoluta, por lo que en 2016 empezó a seguir este tipo de programas programas de videncia. A finales de noviembre de ese año decidió pedir cita en el gabinete que Vilallonga tenía en Barcelona.

La víctima sufría una depresión grave, que desembocó en una invalidez absoluta, por lo que en 2016 empezó a seguir este tipo de programas programas de videncia.

«Tienes un mal de ojo muy fuerte, tienes un muerto en la espalda, no llegas a final de semana ni tú, ni tus perros», le dijo la vidente. Para poder salvarla de una muerte inminente le pidieron un pago de 4.400 euros, después 10.000 más para obtener la ayuda del ‘Padre Giorgio’ que, casualmente, según le dijeron dos días después, había sufrido un accidente y le pidieron 17.000 euros más, que ella accedió a pagar.

«Tienes un mal de ojo muy fuerte, tienes un muerto en la espalda, no llegas a final de semana ni tú, ni tus perros».

Pepita Vilallonga a la víctima

Las facturas nunca llegaron

Poco después volvió a desembolsar otros 10.000 euros más pero, al parecer, no era suficiente. Los acusados le pidieron otro pago de 3.000 euros, y ahí la mujer les dijo que no disponía de más dinero. La víctima, consciente de que la estaban estafando pidió de manera reiterada facturas de los pagos efectuados sin éxito y llegó a acudir a la cita con una grabadora en el bolso.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Denuncian en Twitter la escandalosa lista de ‘enchufados’ en la Diputación de Barcelona y sus sueldos

Solo como escandalosa puede calificarse la lista de enchufados en nómina de la Diputación de Barcelona. La institución comienza 2022 con nada...

Entrevista/ María de Quesada: «Es muy injusto sufrir hasta el punto de levantarte cada día con la idea de querer suicidarte»

María de Quesada es periodista y autora de 'La niña amarilla. Relatos suicidas desde el amor’. Tras 20 años de silencio, la...

Un programa de TV3 retrata a los andaluces como incultos y fanáticos religiosos

Una vez más, TV3 vuelve a protagonizar una polémica debido a sus bromas xenófobas dirigidas contra los catalanes castellanohablantes o el conjunto...

El Gobierno exige a los bancos garantizar la «inclusión financiera» de los mayores tras una protesta en Change.org

Casi 380.000 personas han apoyado con su firma la protesta iniciada en la plataforma Change.org por Carlos San Juan de la Orden,...