AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Desmantelada una banda criminal que defraudó más de 100.000€ en el alquiler de pisos

En total se ha detenido a las dos personas que lideraban la organización y se investiga a otros tres colaboradores a quienes se les atribuyen trece estafas

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el 19 de enero a dos personas e investigan a otras tres por pertenencia a una organización criminal que defraudó más de 100.000 euros a través de estafas inmobiliarias y de material electrónico.

La organización centró su actividad delictiva en tres tipos de estafas. En el alquiler de material informático y electrónico de alto coste económico, normalmente en nombre de una empresa bajo la excusa de usarlo como material laboral. Nunca se abonaba el importe de este material ni se devolvía a la tienda. De esta tipología se investiguen cinco hechos.

Estafas a médicos para abrir supuestas clínicas privadas

En cuatro casos el grupo alquiló viviendas cuya renta no se pagó nunca. Sin embargo, la cosa no quedaba ahí, y es que hasta en cuatro ocasiones alquilaron locales comerciales en los que inventaban que pondrían en marcha un centro médico.

En este sentido, el grupo habría utilizado las oficinas alquiladas de forma fraudulenta para estafar a médicos, haciéndoles invertir en unas supuestas clínicas privadas que querían montar en estos espacios.

«El grupo habría utilizado las oficinas alquiladas de forma fraudulenta para estafar a médicos, haciéndoles invertir en unas supuestas clínicas privadas que querían montar en estos espacios».

CME

En todos los hechos, y para acabar de cerrar el acuerdo, los investigados enviaban al arrendatario los comprobantes de las transferencias bancarias para conseguir los alquileres que nunca se hacían efectivas.

Los investigadores han podido acreditar un perjuicio económico total de 102.842 euros entre impago de alquileres y venta de equipos informáticos y electrónicos.  

Organización con una estructura muy definida

El grupo estaba formado con una estructura jerarquizada formada por cinco personas, donde se distinguían tres roles definidos como «jefe de la organización«, «hombre de confianza» y «colaboradores».

El jefe de la organización es un hombre de 45 años que participó directamente en todas las estafas y fue reconocido por todas las víctimas. No tenía inconveniente en dar sus datos, visitar locales y viviendas para alquilarlos, alquilar material informático o cerrar tratos en persona con las víctimas. 

El 21 de enero pasaron a disposición judicial los dos detenidos para los que el juzgado instructor de la causa decretó el ingreso en prisión del principal investigado y dejó en libertad con cargos al otro detenido.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Sil2022

Lo Más visto

«Soy policía, gilipollas»: Dos turistas apalean a un urbano tras confundirlo con un ladrón

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona fue trasladado este martes al hospital con una conmoción cerebral tras recibir una brutal paliza...

Aumentan los incidentes violentos dentro del secesionismo

Tal y como ha publicado ElLiberal.cat hoy, un informe de Impulso Ciudadano y Movimiento contra la intolerancia pone de relevancia que la...

Escuela de Todos avisa a los directores de los colegios de los riesgos penales de no cumplir con el 25%

Tanto la Generalitat como los sindicatos educativos —tradicionalmente alineados con el nacionalismo— han instado a los directores y docentes a no modificar...

Rufián podría afrontar una pena de cárcel por desvelar lo que se dijo en la Comisión de Secretos

Cuando el Gobierno cambió los requisitos para que partidos como ERC, Junts, la CUP o Bildu pudiesen entrar en la Comisión de...