AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

TMB finaliza la instalación de desfibriladores en todas sus estaciones de Metro

Son aparatos sencillos, aptos para que los utilice cualquier persona sin conocimientos sanitarios y desde el inicio del proyecto, se está formando al personal para utilizarlos

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha finalizado esta semana la instalación de desfibriladores en las 166 estaciones con las que cuenta entre las ocho líneas de la red de metro y el funicular de Montjuïc.

Los desfibriladores semiautomáticos se fueron instalando por fases en los intercambiadores de la red de metro. En julio del 2021, los 24 intercambiadores de la red con más tráfico de personas, y que hacen la función de intercambio en otros transportes ferroviarios, quedaron cardioprotegidos. En noviembre de 2021 ya eran 47 las estaciones cardioprotegidas y la L2 quedó cardioprotegida en su totalidad.

A finales de noviembre de 2021 ya eran 47 las estaciones cardioprotegidas y la L2 quedó cardioprotegida en su totalidad.

En paralelo, desde el inicio del proyecto, se está formando al personal para utilizarlos.

Cómo se utilizan los desfibriladores

Los aparatos son del tipo desfibrilador externo automático (DEA). Son capaces de diagnosticar y trata el paro cardiorrespiratorio causado por una fibrilación ventricular o una taquicardia ventricular sin pulso. Además, lo puede utilizar cualquier persona aunque no tenga conocimientos sanitarios.

Los desfibriladores se encuentran en el interior de una caja transparente señalizada, en la zona central de los andenes y al lado del interfono. Son aparatos sencillos, aptos para que los utilice cualquier persona sin conocimientos sanitarios.

Son aparatos sencillos, aptos para que los utilice cualquier persona sin conocimientos sanitarios

Si se sospecha que un viajero está sufriendo un paro cardíaco, lo primero que hay que hacer es pulsar el botón SOS del interfono situado al lado de la caja donde está el desfibrilador. De esta forma, desde el Centro de Control de Metro se avisa a la central de emergencias para que los servicios médicos se desplacen a la estación. Después hay que extraer el desfibrilador y seguir las instrucciones. El dispositivo analiza el estado del paciente y le aplica una descarga eléctrica para restablecer su ritmo cardíaco.

Actuación rápida, dentro de los 10 minutos posteriores al ataque cardíaco

Las enfermedades cardiovasculares causan el 30 % de la mortalidad total en el mundo y constituyen un problema de salud pública de primer orden, con incidencia en personas de cualquier edad y condición. Aparte de la prevención y la difusión de hábitos saludables, una forma eficaz de evitarlo es la diseminación de desfibriladores que puedan ser utilizados en los 10 minutos posteriores a la crisis cardíaca, que son decisivos.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Sil2022

Lo Más visto

«Soy policía, gilipollas»: Dos turistas apalean a un urbano tras confundirlo con un ladrón

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona fue trasladado este martes al hospital con una conmoción cerebral tras recibir una brutal paliza...

Aumentan los incidentes violentos dentro del secesionismo

Tal y como ha publicado ElLiberal.cat hoy, un informe de Impulso Ciudadano y Movimiento contra la intolerancia pone de relevancia que la...

Escuela de Todos avisa a los directores de los colegios de los riesgos penales de no cumplir con el 25%

Tanto la Generalitat como los sindicatos educativos —tradicionalmente alineados con el nacionalismo— han instado a los directores y docentes a no modificar...

Rufián podría afrontar una pena de cárcel por desvelar lo que se dijo en la Comisión de Secretos

Cuando el Gobierno cambió los requisitos para que partidos como ERC, Junts, la CUP o Bildu pudiesen entrar en la Comisión de...