AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Meridiana ya no resiste

Manifestantes en la Meridiana en octubre de 2020.

Al cabo de 666 días de cortes de tráfico en la Meridiana, el gobierno autonómico ha decidido tomar cartas en el asunto y enviará la concentración a un emplazamiento donde moleste menos, «a la plaza que conecta con el Paseo Fabra i Puig», informa Nació Digital, es decir, delante de la estación de Renfe de Sant Andreu Arenal.

El asunto empezó con la sentencia a los líderes independentistas, en octubre de 2019. Al centésimo día, acudió una hermana de Carles Puigdemont y declaró: «El corte es importante porque sirve para no normalizar la situación; ya que, mientras moleste, la gente pensará que hay presos» —Seguimos aquí llueva o nieve—.

El asunto empezó con la sentencia a los líderes independentistas, en octubre de 2019.

Está claro que el temor era, y sigue siendo, que la ausencia de molestias implique el olvido. ¿Por qué clase de retorcido razonamiento se puede llegar a la conclusión que hacer perder el tiempo a la gente, cortándole sus calles, conllevará sumar adeptos a la causa? No sucedió. Como era previsible, los vecinos afectados se han ido hartando, hasta que empezaron las contramanifestaciones. Ahora, según ND, la Consejería de Interior «da el paso para modificar la localización de las manifestaciones con el argumento de que la tensión creciente generada por la participación añadida de partidos y colectivos españolistas las hace inviables con el actual formato».

«¿Por qué clase de retorcido razonamiento se puede llegar a la conclusión que hacer perder el tiempo a la gente, cortándole sus calles, conllevará sumar adeptos a la causa?»

Los indultos a los condenados y su salida de la cárcel no alteró la rutina. Incluso algunos de los encarcelados acudieron a saludar a los que seguían a pie de Meridiana; no consta que se disculparan ante los vecinos por los inconvenientes crónicos que les estaban provocando. La próxima convocatoria, el sábado 12 de febrero, de Meridiana resisteix , el último corte legal, no queda claro en qué consistirá, pero los lemas «¡Nos cagamos en España y en Interior!» y «¡Puta España y puto gobierno autonomista del 52%!» son una muestra del talante de los organizadores y de su nivel intelectual. Suena a una marcha más bien movida y a la participación de estrellas invitadas junto a los asistentes habituales.

«¡Nos cagamos en España y en Interior!» y «¡Puta España y puto gobierno autonomista del 52%!»

Gobierno desmovilizador

Los concentrados en vía pública durante más de dos años, salvando la interrupción por pandemia, han cumplido la función de guardia imaginaria. Como los reclutas que en la mili les tocaba, por turnos, vigilar el sueño de sus compañeros, a los menguantes protagonistas de premeditados cortes de tráfico les tocaba recordar al grueso de la tropa que no se puede bajar la guardia y hay que estar ojo avizor porque el enemigo acecha.

La tardía decisión gubernamental, dada a conocer el jueves 10, ha servido para confirmar, por si alguna duda había, que la organización que está detrás de los cortes es la Assemblea Nacional Catalana. En un comunicado fechado el mismo día, reconoce que es quien «tramita las comunicaciones por estas movilizaciones» y que «no entiende este cambio de criterio por parte del Departamento de Interior».

Informa que «la resolución recibida esta mañana ofrece una alternativa a la ubicación de la concentración, con la justificación de que se limitarían las externalidades [¿qué?] y efectos de esta protesta», pero no explicita su acatamiento. Añade el comentario que «desde el Departamento de Interior se quiere limitar al máximo el resultado de una protesta justa y amparada en los derechos fundamentales». En realidad, lo que quiere el gobierno es «hacer compatible el derecho de manifestación con las menores molestias posibles a vecinos y comerciantes», que es lo que tenía que haber hecho desde el primer momento.

«Lo que quiere el gobierno es «hacer compatible el derecho de manifestación con las menores molestias posibles a vecinos y comerciantes», que es lo que tenía que haber hecho desde el primer momento».

Como recuerda el Nacional, «es la primera vez que el Departament de Interior resuelve en contra de la ANC y de Meridiana Resisteix para modificar la manifestación diaria en esta arteria de entrada en la capital de Catalunya. Cuando durante la campaña electoral se había prohibido la manifestación, se hacía a requerimiento de la Junta Electoral Central».

Si, en opinión de la ANC, «el Gobierno de la Generalitat no hace más que promover la desmovilización del activismo en favor de la libertad y la independencia», ¿hemos de entender pues que el «gobierno efectivo» y la «sociedad civil», por usar su terminología, están ya en bandos opuestos, o es sólo un disgusto pasajero?.

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

  1. El separatismo ha perdido el 30% (casi 1 de cada 3) de los votos que obtuvo en 2017: de 2.079.000 a 1.456.000, més de 623.000 catalans han dit adéu al prusés, EN EL 14-F 2021 PORQUE la secesión ya no les ilusiona, no ven necesario movilizarse.Y JORDI C. (OMNIUM) Y PUIGDEMONT DICEN :» VICTORIA HISTORICA.»NO COMMENTS!.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Sil2022

Lo Más visto

El parlamento fake de Puigdemont echa a andar en Canet del Rosselló

En el extravagante mundo del separatismo catalán todo es posible. Incluso la existencia de un parlamento virtual que tiene como único objetivo...

El Hospital Clínic investiga un posible caso de viruela del mono

El Hospital Clínic de Barcelona investiga un posible primer caso de viruela del mono en Cataluña, según han recogido diferentes medios de...

Ecos Independentistas/ Una encuesta no demasiado orientativa

Las encuestas sirven tanto para reflejar la realidad como para crearla, y tienen bastante de divertimento si no hay unas elecciones muy...

Ningún miembro de la Generalitat felicita a la catalana Chanel por su éxito en Eurovisión

El nacionalismo lleva años repitiendo la expresión «un sol poble» para referirse a la supuesta unidad de la ciudadanía catalana. Sin embargo,...