AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

El ministro de Asuntos Exteriores ruso denuncia la persecución de la lengua rusa en Ucrania

"Prohiben a la gente hablar en su idioma natal", ha dicho Serguei Lavror y se ha preguntado si eso es habitual en democracia

Cartel a favor del veto al castellano en la escuela. SOM ESCOLA.

«Genocidio» y «rusofobia» son dos de las acusaciones que ha lanzado este viernes el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavror, contra el Gobierno de Ucrania. Al margen de cómo los ucranianos han aplastado desde 2014 a los partidarios de Rusia en la región del Donbass, llama especialmente la atención el ejemplo expuesto por Lavror de lo que significa la persecución de estos ciudadanos por parte de su gobierno: «Prohibe la educación en ruso, prohibe a la gente hablar en su idioma natal. ¿Tienen las sociedades democráticas este hábito?».

Si Lavrov viajara a Cataluña encontraría que sí, que lo hacen. Y que, a pesar de que los tribunales de justicia sentencian en sentido contrario, el Govern de los separatistas de ERC y Junts intenta por todos los medios que el castellano, lengua natal de más de la mitad de los catalanes, desaparezca de esta comunidad.

Lavrov se ha preguntado «qué pasaría si en Irlanda se prohibiera el inglés» o si en Bélgica se hiciera lo mismo con el francés. «Los derechos de miles de ucranianos están siendo violados y no se habla de derechos humanos«, ha afirmado.

Medios separatistas como El Nacional han destacado, sorprendentemente, la situación del ruso en Ucrania recordando que «aunque representa una gran presión lingüística» es «la segunda o, incluso, la primera lengua para una parte de la población». Además, en 2012 el país aprobó una ley que da carácter oficial al ruso, junto con el ucraniano.

Para el Gobierno de Vladímir Putin estos gestos, junto a otros, demuestran el carácter «neonazi» del Ejecutivo presidido por Zelenski y son argumento suficiente para invadir el país. En Cataluña, ERC y Junts se han puesto rápidamente del lado ucraniano. Algo fácilmente explicable si se considera cómo maneja la cuestión de las diferentes lenguas. Pero también por cómo fue su proceso de independencia de la antigua URSS. Quizás lo señalado en este caso sería tomar nota del apoyo cerrado del separatismo catalán a un gobierno que ha masacrado a quienes querían seguir siendo rusos en la nueva Ucrania.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

El parlamento fake de Puigdemont echa a andar en Canet del Rosselló

En el extravagante mundo del separatismo catalán todo es posible. Incluso la existencia de un parlamento virtual que tiene como único objetivo...

El Hospital Clínic investiga un posible caso de viruela del mono

El Hospital Clínic de Barcelona investiga un posible primer caso de viruela del mono en Cataluña, según han recogido diferentes medios de...

Ningún miembro de la Generalitat felicita a la catalana Chanel por su éxito en Eurovisión

El nacionalismo lleva años repitiendo la expresión «un sol poble» para referirse a la supuesta unidad de la ciudadanía catalana. Sin embargo,...

Ecos Independentistas/ Una encuesta no demasiado orientativa

Las encuestas sirven tanto para reflejar la realidad como para crearla, y tienen bastante de divertimento si no hay unas elecciones muy...