AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Sigue la pugna entre ERC y Junts: Aragonès ordena que la Generalitat acuse a CDC por el 3%

El 'president' lo justifica señalando que si la corrupción se probase «perjudicaría» al Govern

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. EFE.

Las siempre difíciles relaciones entre Esquerra Republicana de Catalunya y Junts per Catalunya se tensan todavía más. Por un parte, la presidenta del Parlament, la neoconvergente Laura Borràs, que está a un paso de ser juzgada por malversación, ha pedido al separatismo un frente común por sentirse víctima de una «persecución política», pero ni JxCAT ni la CUP se han dado por aludidos. Por otra, tal y como publica hoy El Periódico, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha ordenado por carta al director del Gabinete Jurídico de la Generalitat que haga de acusación particular en el caso Triacom, centrado en la presunta financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya.

La causa, paralela al famoso caso del 3%, investiga un supuesto pago de comisiones por parte de empresarios a la formación nacionalista mediante la productora audiovisual Triacom, dirigida por Oriol Carbó. Y es que, según Aragonès, en caso de que estos delitos quedasen «acreditados», perjudicarían a la Generalitat y a la CORPO, por lo que considera «procedente» que la primera se persone como «acusación particular».

ERC marca territorio

La decisión de Aragonès se produce después de que Gabriel Rufián acusara a Junts por sus vínculos con Putin y de que Joan Tardà arremetiese contra Ponsatí por haber afirmado que la secesión merecía muertos. Según el analista Jordi Bernal, los ataques republicanos a los neoconvergentes tendrían como objetivo resarcirse ante su parroquia por su estrategia pragmática en Madrid. «Es una forma de marcar territorio. Una poco sutil manera de comunicarle a su parroquia un mensaje directo y áspero. Ellos son el auténtico independentismo. De acuerdo, las cosas van despacio, pero seguras. A diferencia de con esos tíos que se dedican a mariposear con emisarios de Putin. ¡Esos señoritos!», señala Bernal en The Objective.

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Sil2022

Lo Más visto

El parlamento fake de Puigdemont echa a andar en Canet del Rosselló

En el extravagante mundo del separatismo catalán todo es posible. Incluso la existencia de un parlamento virtual que tiene como único objetivo...

El Hospital Clínic investiga un posible caso de viruela del mono

El Hospital Clínic de Barcelona investiga un posible primer caso de viruela del mono en Cataluña, según han recogido diferentes medios de...

Ningún miembro de la Generalitat felicita a la catalana Chanel por su éxito en Eurovisión

El nacionalismo lleva años repitiendo la expresión «un sol poble» para referirse a la supuesta unidad de la ciudadanía catalana. Sin embargo,...

Ecos Independentistas/ Una encuesta no demasiado orientativa

Las encuestas sirven tanto para reflejar la realidad como para crearla, y tienen bastante de divertimento si no hay unas elecciones muy...