AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Rufián, el catalán y posibles pactos del Govern con el PSC revolucionan a las bases de Junts contra la dirección del partido

Las bases reclaman la celebración de un congreso extraordinario ante la tibieza de la posconvergencia oficial

La plana mayor de JxCat, con Laura Borràs al frente, en la noche electoral del 14-F (Europa Press).

Corren aguas revueltas en Junts, el partido creado por Carles Puigdemont con el fin de aunar a todo el separatismo catalán y de hacer frente a ERC. Tres han sido, al parecer, los motivos que han hecho que las bases muestran su malestar en los últimos días: la tibia respuesta a las acusaciones del republicano Gabriel Rufián sobre los posibles vínculos entre la posconvergencia y Rusia, el pacto que da cierta visibilidad al castellano en la escuela y la posibilidad de que el Govern alcance algunos acuerdos con el PSC de Salvador Illa.

El malestar se ha materializado en peticiones de celebración de un congreso extraordinario. Es lo que ha hecho la sección de Junts de la llamada Catalunya Central que ha publicado un comunicado que, recogido por El Mon, indica que el partido ha adoptado en las últimas semanas acuerdos que «han provocado mucho malestar entre las personas afiliadas» y que han tenido como resultado que «un cierto número haya solicitado su baja».

Adelanto del congreso

En la misma nota, se exige a la dirección de Junts que «rinda cuentas al conjunto del partido y que dé explicaciones oportunas de forma urgente». Junts tiene previsto celebrar su congreso el próximo mes de julio pero desde la Catalunya Central se exige un adelanto con el fin de «poder realizar los cambios necesarios para salir fuertes y con ánimos para encarar las elecciones municipales de 2023″.

El secretario general de Junts, Jordi Sánchez, en una imagen de archivo (Junts).

Las fuentes consultadas por El Mon apuntan directamente al actual secretario general de la formación, Jordi Sánchez, quien fue indultado por el Gobierno tras ser condenado por el referéndum ilegal del 1-O. Entre las más críticas con la deriva de la formación, por otro lado, se encuentra la fugada Clara Ponsatí, que en plena gira de presentación de su último libro se ha presentado como una radical guerracivilista y defensora a ultranza de la declaración de independencia unilateral, evidenciando así la tibieza o el acomodo con los que el Junts oficial está actuando desde hace meses.

Mientras tanto, Carles Puigdemont desde Waterloo sigue instalado en su Consell per la República, que presenta como el «Govern del exterior» dejando muy claro que de él dependerá la ruptura con España porque el Govern oficial, el del republicano Pere Aragonés, no está dispuesto a saltarse de nuevo las reglas del autonomismo.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Aumentan los incidentes violentos dentro del secesionismo

Tal y como ha publicado ElLiberal.cat hoy, un informe de Impulso Ciudadano y Movimiento contra la intolerancia pone de relevancia que la...

«Soy policía, gilipollas»: Dos turistas apalean a un urbano tras confundirlo con un ladrón

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona fue trasladado este martes al hospital con una conmoción cerebral tras recibir una brutal paliza...

El Govern estudia cobrar 20 céntimos por cigarro, que el fumador recuperará si devuelve la colilla

La Generalitat prevé introducir un sistema de devolución de colillas para fomentar su reciclaje. El sistema que estaría estudiando el Govern consistiría...

Escuela de Todos avisa a los directores de los colegios de los riesgos penales de no cumplir con el 25%

Tanto la Generalitat como los sindicatos educativos —tradicionalmente alineados con el nacionalismo— han instado a los directores y docentes a no modificar...