AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Análisis/ Precio de la electricidad y políticas gubernamentales en España I

Ciudadanos y empresas, sobre todo pymes, se beneficiarán del abaratamiento de la factura eléctrica, según PIMEC. Foto: Pixabay.
Ciudadanos y empresas, sobre todo pymes, se beneficiarán del abaratamiento de la factura eléctrica, según PIMEC. Foto: Pixabay.

Lo cierto es que apenas seis meses después, el Consejo de Ministros celebrado el 29 de marzo se veía en la tesitura de aprobar un nuevo paquete de «medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania» (Real Decreto-ley 6/2022). Aunque la invasión de Ucrania ha añadido, sin ninguna duda, más leña al fuego de las subidas de los precios energéticos, conviene destacar que el precio de la electricidad en España registró una intensa elevación antes de septiembre de 2021 y continuó su escalada entre septiembre de 2021 y el 24 de febrero de 2022.

Como ya ocurrió con la irrupción del Covid-19, cuya importancia minimizó el gobierno de Sánchez hasta que declaró el estado de alarma el 14 de marzo de 2020, la crisis energética le pilló también por ‘sorpresa’ sin haber adoptado ninguna medida hasta muy tarde y verse abocado a intentar apagarlo con cubos de agua cuando las llamas eran ya incontrolables.

Ni se puede achacar la masacre ocurrida en España entre el 9 de marzo y el 19 de mayo de 2020 a la falta de transparencia del gobierno de China al iniciarse la pandemia, como tampoco el desbocado aumento de los precios de la energía o a la invasión criminal de Putin. Por cierto que al asignar responsabilidades de la crisis energética conviene tener presente que los dos Decretos aprobados en septiembre de 2021 y marzo de 2022 son obra del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, no del Ministerio de Industria ni del del ministerio de Transición Ecológica dirigidos por las ministras Maroto y Ribera, respectivamente. Y es, por tanto, al ministro Bolaños, jurista de formación y experto ‘exhumador’, y al presidente Sánchez, doctor en Economía cum laude, a quienes debemos responsabilizar de la tardanza en adoptar las medidas y su infectividad, así como del sobrecoste que soportamos a cuenta del ‘bono social’ que, contra lo que la gente pueda creer, no corre de cuenta del gobierno sino de los clientes cuando abonamos la factura. El gobierno dispone y los ciudadanos de a pie pagan la gracia.

En este artículo y en el de la próxima semana, voy a examinar con cierto detalle la evolución de los precios de la electricidad en España para contestar las siguientes preguntas:

  • Primera: ¿cuándo y cuánto subieron los precios de la electricidad en 2021?
  • Segunda: ¿resultaron eficaces las medidas adoptadas por el gobierno de España en septiembre de 2021 para mitigar la escalada de precios antes de producirse la invasión de Ucrania?
  • Tercera: ¿cuáles fueron las principales causas del aumento de los precios de la energía eléctrica en 2021 hasta la invasión de Ucrania?
  • Cuarta: ¿cuál ha sido el impacto de la invasión de Ucrania en los precios de la energía?
  • Quinta: ¿serán eficaces las medidas adoptadas por el gobierno el 29 de marzo de 2022?
  • Sexta: suponiendo que la UE acepte la propuesta de los gobiernos de España y Portugal de fijar un precio máximo de 30€ MWh para el gas natural, ¿qué efectos tendrá sobre el precio de la electricidad?

Este artículo se centra exclusivamente en las dos primeras cuestiones y las restantes preguntas quedan pendientes para las próximas semanas.

Aumento del precio de la electricidad en 2021

Para valorar la eficacia de las medidas adoptadas por el gobierno el 14 de septiembre de 2021 conviene examinar con cierto detenimiento la evolución del precio de la electricidad en España a lo largo del 2021. Comenzaré con el indicador (índice 0451) del precio de la electricidad publicado por el INE al que me referiré como IPC de la electricidad, disponible hasta febrero de 2022. El Gráfico 1 muestra la evolución del índice desde enero de 2002 hasta febrero de 2022 y el Gráfico 2 las tasas de crecimiento interanuales, esto es, de un mes sobre el mismo mes del año anterior, del índice desde 2018. Como puede observarse en el Gráfico 1, el IPC de la electricidad aumentó de forma sostenida entre 2004-2011, durante la presidencia de Rodríguez Zapatero se mantuvo bastante estable en las presidencias de Rajoy (2012-mayo 2018), se redujo considerablemente durante el primer año de la pandemia, y registró un brusco e intenso aumento desde los primeros meses de 2021.

Como puede verse en el Gráfico 2, el IPC de la electricidad había aumentado ya 43,98% cuando el gobierno Sánchez adoptó sus primeras medidas en septiembre de 2021, algo más de 10 veces el aumento interanual registrado por el índice general (4,01%) ese mismo mes. Pero es que, entre septiembre de 2021, cuando el gobierno adoptó el primer paquete de medidas para contener la escalada del precio de la electricidad, y diciembre de 2021, la tasa de crecimiento interanual del precio de la electricidad pasó de 43,98% a 71,98%.

Nadie puede negar que el aumento de la factura en 2021 habría resultado incluso mayor de no haber eliminado el gobierno transitoriamente el impuesto sobre la generación de electricidad y reducido el IVA de 21% a 10%. Como tampoco el gobierno puede negar que pese a las reducciones impositivas el precio de la energía eléctrica en la cesta de consumo aumentó en 2021 con una intensidad nunca vista y que el consumidor medio, para mantener inalterada la factura, tendría que haber reducido su consumo de energía en una cuantía similar al aumento del precio: 71,98%. A nadie en sus cabales, por otra parte, se le ocurriría achacar la fuerte subida del precio de la electricidad en 2021 a la invasión de Ucrania ordenada por Putin el 24 de febrero de 2022, como han insinuado algunas responsables gubernamentales. Otras son las causas y otros los responsables.

Otros indicadores del precio de la electricidad en 2021 e inicio de 2022

Si acaso puede afirmarse algo con certeza acerca de la magnitud del aumento del precio de la electricidad en 2021 es el indicador de la cesta de consumo del IPC empleado en la sección anterior infravalora los verdaderos aumentos soportados por los consumidores. Me baso para hacer semejante afirmación en la evolución de los precios de generación de energía eléctrica en 2021 y comienzos de 2022.

Los Gráficos 3 y 4 presentan el precio medio final de la demanda nacional el miércoles 30 de enero de enero de 2020 y el jueves 30 de enero de 2021, ambos días laborables. Pues bien, los precios medios horarios el 30 de diciembre de 2020 oscilaron entre un mínimo de 33,5€/MWh y un máximo de 59,86€/MWh y los consumos a esas horas fueron 20.912 MWh y 33.813 MWh. Un año más tarde, los precios mínimo y máximo había escalado a 174,9 €/MWh y 252,22 €/MWh, respectivamente, y los consumos de energía habían descendido a 19.838 MWh y 28.596 MWh a esas horas. En otras palabras, el precio mínimo se había multiplicado por 422,09% y el máximo por 321,34%, pese a que las cantidades de energía consumida habían disminuido 5,1% cuando el precio alcanzó su valor mínimo y 15,4% cuando alcanzó su valor máximo.




Fuente: OMIE

El Gráfico 5 muestra la evolución de los precios máximo (línea azul), mínimo (línea verde) y medio aritmética (línea crema) de la electricidad en España en 2021 y permite constatar que las conclusiones alcanzadas con los Gráficos 3 y 4 de precios diarios no dependen del día elegido. Como puede observarse, los precios oscilaban en torno a 50€/MWh en los meses de enero y febrero, pero iniciaron un ascenso sostenido a partir de marzo hasta situarse en torno a los 100€/MWh en los meses de junio y julio. A partir de ese momento, el ritmo de subida se aceleró hasta alcanzar un pico superior a 300€/MWh a comienzos de octubre. Tras un breve receso hasta finales de octubre, el precio alcanzó un nuevo pico superior a 400€/MWh en la tercera semana de diciembre, si bien se recondujo seguida de una brusca caída en los últimos días del mes para situarse en el torno a 200€/MWh.

Fuente: Evolución del precio de la electricidad. Informe Anual 2021, p. 13. OMIE

Como se indica en el resumen ejecutivo del Informe Anual de 2021 publicado por OMIE, la energía total negociada en los mercados fue 1,7% superior a la de 2020, pero el precio medio aritmético aumentó 226,9% respecto a 2020. Cuando un aumento tan minúsculo de la demanda multiplica el precio por 3,26 sólo cabe concluir que el aumento del precio no puede achacarse a un aumento insólito de la demanda impulsado por la recuperación económica. Las causas hubieron de ser necesariamente otras.

Tras el análisis completado, estamos en condiciones de hacer la siguiente valoración de las medidas adoptadas por el gobierno el 14 de septiembre de 2021 para contener el aumento del precio de la electricidad:

  • El Plan de choque se adoptó cuando los precios llevaban seis meses al alza, desde marzo hasta agosto.
  • Si bien los recortes impositivos a productores y consumidores redujeron el peso de los impuestos en la factura eléctrica, los precios de generación continuaron subiendo en las semanas siguientes hasta alcanzar su pico más elevado el 23 de septiembre, y cerraron el año pese a su caída en la última semana con valores muy superiores a los registrados en los primeros meses de 2021.
  • Los aumentos en los precios de la electricidad en 2021 no pueden achacarse a un crecimiento inusualmente elevado de la demanda de energía que apenas registró cambios en el conjunto de 2021.

Evolución del precio de generación en el primer trimestre de 2021

El Gráfico 6 presenta la evolución del precio mayorista de la electricidad en el mercado diario entre el 9 de octubre de 2021 y el 9 de abril de 2022 que OMIE. Como puede observarse con toda claridad, tras el pico 400,57€/MWh el 23 de diciembre y la subsiguiente caída en los últimos días del año, el mercado se estabilizó en torno a 200€/MWh hasta el 23 de febrero de 2022, una cifra similar a los precios registrados en septiembre, octubre y noviembre de 2021. Estos resultados indican que el Plan de choque aprobado por el gobierno el 14 de septiembre no tuvo ningún efecto significativo obre el precio del mercado diario de electricidad, ni durante los últimos meses de 2021 ni en las primeras semanas de 2022, más allá del citado alivio que supuso el recorte impositivo en la factura eléctrica.

Como además puede observarse en el Gráfico 7, los precios medios en el mercado ibérico (línea verde) no sólo fueron extraordinariamente elevados en 2021 y comienzos de 2022, sino que se situaron en la parte superior de la banda de fluctuación de precios medios de los principales operadores europeos: EPEX-Alemania, EPEX-Francia, EPEX-Holanda, GME y Nord-Pool.  Las causas de que nuestros precios sean de manera continuada los más elevados sitúa a España a la cola de Europa en cuanto a eficiencia en generación eléctrica, un problema del que debemos responsabilizar al organismo regulador de la industria: el gobierno de España.

Por si alguien tiene alguna duda, el Gráfico 8 muestra que las variaciones en los volúmenes totales negociados en el mercado ibérico desde el 9 de abril de 2021 al 9 de abril de 2022 presentan variaciones estacionales, pero ninguna tendencia de aumento sostenido, por lo que de nuevo podemos considerar que las subidas de los precios de generación no pueden achacarse a un aumento súbito e intenso de la demanda.

Conclusiones generales

Varias son las principales conclusiones que podemos extraer del análisis de la evolución de los precios de la electricidad en 2021 y las primeras semanas de 2022 hasta el inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero.

Primera, se ha producido un aumento sostenido e intenso del precio medio de la electricidad en España, muy superior al recogido en el IPC, que no puede achacarse a un súbito aumento de la demanda producido por la recuperación económica.

Segunda, las medidas incluidas en el Plan de choque aprobado por el gobierno el 14 de septiembre de 2021 no han tenido efectos significativos, más allá de la reducción de los impuestos en la factura eléctrica, sobre los precios de generación que alcanzaron máximos en octubre y diciembre de 2021 y se mantuvieron elevados en las primeras semanas de 2022.

Tercera, los precios medios de generación en España y Portugal (mercado ibérico) se han situado de manera permanente en la parte superior de la banda de precios medios definida por los grandes operadores europeos del mercado eléctrico. Dicho de otra manera, los elevados precios de la energía en España en comparación con otros países europeos ponen de manifiesto que la composición de centrales de generación es altamente ineficiente.

Cuarta, resulta de todo punto inverosímil achacar la fuerte subida de los precios de generación de la electricidad en 2021 y comienzos de 2022 a la invasión de Ucrania. Otras han sido las causas y entre ellas ocupa un lugar destacado la desafortunada regulación del sector por parte del gobierno de España.

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Sil2022

Lo Más visto

Aumentan los incidentes violentos dentro del secesionismo

Tal y como ha publicado ElLiberal.cat hoy, un informe de Impulso Ciudadano y Movimiento contra la intolerancia pone de relevancia que la...

El parlamento fake de Puigdemont echa a andar en Canet del Rosselló

En el extravagante mundo del separatismo catalán todo es posible. Incluso la existencia de un parlamento virtual que tiene como único objetivo...

Ecos Independentistas/ Una encuesta no demasiado orientativa

Las encuestas sirven tanto para reflejar la realidad como para crearla, y tienen bastante de divertimento si no hay unas elecciones muy...

Ningún miembro de la Generalitat felicita a la catalana Chanel por su éxito en Eurovisión

El nacionalismo lleva años repitiendo la expresión «un sol poble» para referirse a la supuesta unidad de la ciudadanía catalana. Sin embargo,...