AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Indignación constitucionalista ante el cese de la directora del CNI para apaciguar al separatismo

La destitución de Paz Esteban a raíz del caso Pegasus es interpretada como una «humillación» del Estado

La directora del CNI, Paz Esteban, ha sido cesada por el Caso Pegasus. EP.

En la precampaña de las últimas elecciones generales, Pedro Sánchez prometió que el PSOE no haría «descansar el gobierno de España, ni por activa ni por pasiva, en los independentistas». Como han destacado distintas voces críticas, aquella promesa choca con las recurrentes cesiones que el Ejecutivo realiza al separatismo, a quien, como es sabido, depende para gobernar. La última de estas concesiones se ha producido hoy con la destitución de la directora del CNI, Paz Esteban, de quien los separatistas venían exigiendo su cabeza por el Caso Pegasus (pese a que las escuchas estaban autorizas por los jueces y el informe elaborado por el separatismo se ha revelado inconsistente).

Como era de esperar, el cese de Esteban ha despertado un alud de críticas entre el constitucionalismo, que lo ha interpretado como una claudicación inaceptable del Estado ante el secesionimo. Uno de los primeros en reaccionar ha sido el actual líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, que ha tachado la depuración de Esteban de «injustificable». «Sánchez consuma el esperpento y ofrece la cabeza de la directora del CNI a los independentistas, debilitando una vez más al Estado para buscar su supervivencia. Es una auténtica afrenta a nuestro país».

Por su parte, Edmundo Bal, portavoz de Ciudadanos en el Congreso y ex abogado del Estado destituido por el Gobierno de Sánchez por defender la rebelión en el juicio del procés, se ha expresado igualmente en términos contundentes: «La cabeza de la directora del CNI a cambio del apoyo del separatismo. No hay calificativos para la vergüenza. Mi apoyo a Paz Esteban». Y, recordando su caso personal, ha añadido: «Sé perfectamente cómo se comporta Sánchez con los servidores públicos que anteponemos la lealtad a España a la obediencia al gobierno de turno».

En un tono más sarcástico, el jefe de opinión de El Español, Cristian Campos, ha denunciado la doble vara de medir que a su juicio aplica el Ejecutivo de Sánchez: «El mensaje del PSOE es diáfano: puedes dar golpes de Estado, malversar fondos públicos y reunirte con Putin para reventar el país, pero te irás a la calle si obedeces la ley, respetas la democracia e intentas proteger a los españoles de las amenazas a la seguridad nacional».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Sil2022

Lo Más visto

El parlamento fake de Puigdemont echa a andar en Canet del Rosselló

En el extravagante mundo del separatismo catalán todo es posible. Incluso la existencia de un parlamento virtual que tiene como único objetivo...

El Hospital Clínic investiga un posible caso de viruela del mono

El Hospital Clínic de Barcelona investiga un posible primer caso de viruela del mono en Cataluña, según han recogido diferentes medios de...

Ecos Independentistas/ Una encuesta no demasiado orientativa

Las encuestas sirven tanto para reflejar la realidad como para crearla, y tienen bastante de divertimento si no hay unas elecciones muy...

Ningún miembro de la Generalitat felicita a la catalana Chanel por su éxito en Eurovisión

El nacionalismo lleva años repitiendo la expresión «un sol poble» para referirse a la supuesta unidad de la ciudadanía catalana. Sin embargo,...