AGBAR
bnew
AGBAR
bnew

El agua, clave en la transformación ecológica de las ciudades

Aigües de Barcelona impulsa una estrategia para reducir las emisiones y proteger los ecosistemas naturales, a través de un compromiso climático abierto

El Canal de la Infanta, un ejemplo de reutilización de agua regenerada para usos agrícolas.

El efecto conjunto de la emergencia climática, el crecimiento demográfico y la contaminación por la actividad humana ponen en grave riesgo la naturaleza tal y como la conocemos ahora. Actuar ante esta situación no admite más demoras y debe ser un compromiso colectivo.

El efecto conjunto de la emergencia climática, el crecimiento demográfico y la contaminación por la actividad humana supone un grave riesgo para la naturaleza tal y como la conocemos ahora.

Uno de los ejemplos de este efecto adverso lo vemos en la cuenca mediterránea, una de las zonas más afectadas por el cambio climático en la que se prevé un aumento de temperatura un 20% superior al de la media del resto del planeta. Esto supone todo un desafío estratégico que obliga a gestionar los recursos naturales de forma más sostenible y resiliente, empezando por el agua, un elemento esencial para la vida.

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente bajo el lema “Una sola Tierra” y reclama cambios profundos en las políticas y en nuestras decisiones para permitir una vida más ecológica y sostenible.

Camino hacia la neutralidad climática

Una de las premisas de Aigües de Barcelona es la de ser un motor de transformación social, ecológica y digital. Por ello, en noviembre de 2021 aprobó su Política de Acción Climática para liderar, de la mano de sus grupos de relación en el territorio, un cambio de paradigma en todas las actuaciones que repercuten en la emergencia climática y la protección del medio ambiente. Una estrategia que tiene tres ejes: neutralidad climática, adaptación y resiliencia, e implicación frente a la emergencia climática.

La compañía tiene definida una hoja de ruta con el objetivo de alcanzar la neutralidad climática (emisiones de gases de efecto invernadero netas iguales o inferiores a cero) antes de 2050. Para ello, promueve la eficiencia energética y la implantación de placas solares y pérgolas fotovoltaicas en sus instalaciones. También apuesta por la producción de biogás en sus depuradoras mediante la valorización de los fangos (un residuo rico en materia orgánica). Así, en 2021 logró producir 11.673.328 KWh de energía térmica en tres de sus depuradoras, que además utilizaron todos sus procesos para generar 21.026.593 KWh de energía eléctrica (equivalente al consumo eléctrico de estas plantas durante 150 días). Un ejemplo de economía circular, valorización y reutilización de los residuos y autosuficiencia energética.

Alcanzar la neutralidad climática es un reto colectivo. Por esto, la compañía lanzó en mayo un Hub de Acción Climática que, en una primera fase, trabaja con los proveedores de los operadores del ciclo integral del agua para lograr el progreso climático de forma colectiva. Se trata tanto de desarrollar soluciones conjuntas e impulsar buenas prácticas como de conocer y trazar planes de reducción de la huella de carbono, trabajando firmemente para la descarbonización del territorio.

Alcanzar la neutralidad climática es un reto colectivo.

Promoviendo ciudades más resilientes y verdes

Según la Agencia Catalana del Agua, el cambio climático provocará una reducción del 22% de los recursos hídricos disponibles en el litoral catalán en 2050. Ante esta situación, regenerar el agua (sometiendo el agua depurada a un nuevo tratamiento para que se pueda reutilizar) es la manera más sostenible y resiliente de aprovechar los recursos existentes.

Según la Agencia Catalana del Agua, el cambio climático provocará una reducción del 22% de los recursos hídricos disponibles en el litoral catalán en 2050.

Aigües de Barcelona regeneró en 2021 un total de 38 hectómetros cúbicos de agua. Hasta ahora, los usos más demandados del agua regenerada son ambientales, como el mantenimiento del caudal ecológico del río Llobregat o la inyección en los acuíferos para evitar la intrusión salina y los agrarios, como el riego del Parc Agrari del Baix Llobregat, el Canal de la Infanta o el Rec Vell de Sant Vicenç dels Horts.

Proteger la biodiversidad y el denominado ‘capital natural’ (un concepto que engloba también los bienes y servicios que proporcionan los ecosistemas) es vital en el nuevo contexto. La biodiversidad, por ejemplo, es clave para el mantenimiento de la calidad de las fuentes de las cuales mana el agua. Aigües de Barcelona tiene en su ADN proteger la riqueza natural en todos los espacios del ciclo integral del agua. Especialmente, los situados en la Red Natura 2000 (zonas protegidas o con presencia de especies amenazadas).

Proteger la biodiversidad y el denominado ‘capital natural’ (un concepto que engloba también los bienes y servicios que proporcionan los ecosistemas) es vital en el nuevo contexto.

Ante esta situación, la entidad está naturalizando las instalaciones del ciclo del agua con medidas como la elaboración de diagnósticos y planes de acción de biodiversidad, la gestión ecológica de las zonas verdes, la eliminación del uso de fitosanitarios o el control de especies invasoras a través de un programa y metodología propia.

Implicación climática

Para hacer frente al nuevo contexto marcado por la emergencia climática, es necesario reformular nuestra forma de vivir, trabajar y desplazarnos. Un ejemplo de dicho compromiso por parte de la compañía es la implantación que progresiva del teletrabajo en sus oficinas.

Aigües de Barcelona ya estableció antes de la pandemia un día de teletrabajo para extender una cultura corporativa coherente con la emergencia climática. Este año ha ampliado a tres días la opción de teletrabajar, lo que supone un 60% de la semana laboral. De esta forma se podrá reducir en un 39% las emisiones de CO2 anuales derivadas de los desplazamientos por trabajo. Es decir, una reducción de 430 toneladas de CO2 equivalente, o lo que es lo mismo, reducir el carbono que absorben en un año unos 870 árboles.

Asimismo, la compañía está implementando programas de capacitación internos para la plantilla y externos, dirigidos a la ciudadanía, con el objetivo de sensibilizar sobre las causas y efectos del cambio climático y realizar una llamada a la acción por el clima.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Noche de ‘fiesta’ en Barcelona

Barcelona se ha convertido en escenario de todo tipo de tropelías. Sobre todo el centro histórico de la ciudad, tomado desde hace...

La CUP revela que mintió en 2017: «No había nada preparado»

Se ha denunciado en numerosas ocasiones que los partidos separatistas mintieron a sus votantes durante el procés. Sin embargo, esta sigue siendo...

Gran victoria del PP en Andalucía

La alternancia es una característica de la democracia parlamentaria, pero en España se lleva mal. Sobre todo, lo lleva mal la izquierda....

Críticas a TV3 por los gritos de Pilar Rahola a Guillermo Toledo

El nacionalismo siempre se ha enorgullecido de TV3, que tendría menos que ver con el resto de televisiones autonómicas españolas y más...