BNEW
BNEW

Opinión/ La lucha del pueblo gitano

www.gitanos.org

Quedar descartada de una entrevista de trabajo nada más entrar por la puerta. Recibir evasivas de propietarios para alquilar una vivienda al leer tus apellidos. Tener a un agente de seguridad haciéndote un ‘marcaje’ desde que pisas hasta que sales de un supermercado. Escuchar insinuaciones de que contaminas el agua al bañarte en una piscina. Estos son algunos de los ejemplos de situaciones cotidianas con las que aún tenemos que lidiar el pueblo gitano a día de hoy. Episodios que, cierto es, han ido disminuyendo con el paso de los años pero que no tienen ningún tipo de cabida en pleno siglo XXI.

Los medios de comunicación e internet también juegan un papel importante para evitar estos episodios y señalarlos como inadmisibles. Hace unos meses, un programa de TV3 tachaba en clave de presunto humor a los gitanos como ladrones. Y sólo unos días atrás, un reportero de TVE preguntaba a la cantante Melody si había sido educada en una familia tolerante a pesar de pertenecer a una familia gitana. Junto a ello, el discurso de odio antigitano campa a sus anchas en las redes sociales e internet tal y como consta en el Informe de Discriminación y Comunidad Gitana de la Fundación Secretariado Gitano 2020, en el que un perfil de Facebook publica «Porque odio a los gitanos mugrientos. Tendrían que matarlos a todos desde chicos».

Hace unos meses, un programa de TV3 tachaba en clave de presunto humor a los gitanos como ladrones. Y sólo unos días atrás, un reportero de TVE preguntaba a la cantante Melody si había sido educada en una familia tolerante a pesar de pertenecer a una familia gitana.

Luchar contra la discriminación es quizá mi mayor vocación y uno de los motivos por los que decidí estudiar Derecho y aterrizar en política. Por las personas migrantes, LGTBI o con discapacidad. Y también por los gitanos, mi pueblo. Siempre creí, y ahora puedo decir que no me equivocaba, en la capacidad que te otorgan las instituciones para dar pasos importantes hacia una igualdad real en nuestro país. Para intentar cambiar las cosas. Y es lo que, honestamente, creo que estamos consiguiendo con la Ley para la Igualdad de Trato y la No Discriminación. Una norma que complementa el derecho penal y combate administrativamente el rechazo discriminatorio. Una legislación que traspone la Directiva 2000/43/CE y da cumplimiento a las recomendaciones que diferentes organismos internacionales han realizado al estado español. Un marco legal que supone un importante avance para proteger a las víctimas que sufren una discriminación cotidiana que les impide el ejercicio de una vida digna.

Me siento orgullosa de haber participado activamente en la incorporación del antigitanismo dentro de los motivos de discriminación reconocidos en el código penal penal como constitutivo de delitos o agravantes de odio, permitirá mejorar el abordaje de los incidentes de odio antigitano tanto en la investigación, enjuiciamiento y sanción. Y, sobre todo, va a permitir a la comunidad gitana sentirse reconocida, y por tanto protegida, por la legislación española, afianzándose su confianza en las instituciones de nuestro país. Es un avance sustancial, un hecho de justicia histórica con mi pueblo.

Hoy España es un país un poco mejor y más maduro en su relación con el pueblo gitano, y eso debe ser motivo de orgullo tanto para mi como para los otros dos diputados gitanos que formamos parte del Congreso de los Diputados.

Sara Giménez
Sara Giménez
Sara Giménez (Huesca, 1977). Licenciada en Derecho. Presidenta de la Fundación del Secretariado Gitano y representante de España ante el Comité Europeo contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) del Consejo de Europa. Diputada de Ciudadanos (Cs) en el Congreso de los Diputados y portavoz de Igualdad, Derechos Sociales y Educación de la formación liberal.

NOTICIAS RELACIONADAS

BNEW
BNEW
BNEW

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Un periodista deportivo de TV3: «La Roja me la trae floja»

TV3 ha sido denunciada en numerosas ocasiones por su sesgo hispanófobo. El último episodio teñido de esta inclinación tuvo lugar ayer en...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

Vic inaugura un buzón para denunciar el uso del castellano

Prosigue el hostigamiento institucional contra el bilingüismo en Cataluña. El Ayuntamiento de Vic ha anunciado a través de redes sociales la puesta...
- Publicidad -