bnew
bnew
bnew
bnew

ANÁLISIS | Esta inflación obliga a bajar la tarifa del IRPF

El autor postula por una rebaja del IRPF.

CÓMO IMPACTA LA INFLACIÓN EN LOS IMPUESTOS

Estamos sufriendo una inflación desbocada. A 31 de julio de 2022 el IPC interanual en España estaba en el 10,8%. Hay que remontarse a 1983 para encontrar un dato tan malo. En 2021 fue un 6,5%. Esto es muy grave.

Una inflación así es un cáncer para la economía. Contamina todas las variables del sistema. Y los impuestos son una de esas variables.

En los impuestos que van a tipo proporcional (como el IVA) no debe revisarse el tipo por mucho que aumente el IPC. Es obvio que, con la subida de los precios, en términos monetarios, pagamos más por IVA y Hacienda recauda más. Pero en términos reales, el importe sigue siendo el mismo.

No ocurre lo mismo con los impuestos que van a tipos progresivos, como el IRPF, que grava la renta por tramos y a tipos crecientes, que van desde el 20% al 50% (en Cataluña). En este caso, la inflación, unida a la progresividad, produce el efecto perverso de aumentar injustamente la cuota a pagar.

Suponiendo que la inflación en 2022 sea de un 8%:

a)el contribuyente que gana en 2022 un 8% más que en 2021, gana realmente lo mismo y por eso su cuota a pagar no debe verse penalizada por la progresividad. Tendría que pagar el mismo tipo medio.

b)el contribuyente cuya mejora en 2022 es inferior al 8% gana realmente menos y por eso su cuota a pagar no debe verse penalizada por la progresividad. Tendría que pagar un tipo medio menor.

Esto obliga a deflactar los tramos de la tarifa estatal y autonómica del IRPF, es decir, actualizarlos aplicando el índice de inflación. Se aplicarían los mismos tipos, pero sobre bases mayores, lo cual equivale a una rebaja nominal de la tarifa y al mantenimiento de la carga fiscal real.

DOS EJEMPLOS SENCILLOS SUPONIENDO QUE EL IPC 2022 SEA EL 8%

1.Un contribuyente catalán tuvo en 2021 una renta de 30.000 euros. En 2022 tiene la suerte de ganar la subida del IPC, un 8% más: 32.400 euros. Gana realmente lo mismo. Y ocurre lo siguiente (en el resto de España el efecto es muy parecido):

En 2021 su cuota por IRPF fue 7.332 euros (tipo medio: 24,44%).

En 2022, sin deflactar la tarifa, su cuota sobre los 32.400 euros será 8.052 euros (tipo medio: 24,85%). Este contribuyente está ganando lo mismo, pero está pagando un tipo medio mayor. Éste es el estacazo que Hacienda propina aprovechando la inflación sin deflactar la tarifa

Si se deflactaran los tramos de la tarifa un 8%, su cuota en 2022 será 7.919 euros (tipo medio: 24,44%, el mismo de 2021). Esto es lo justo.

En conclusión: no deflactar la tarifa supone para este contribuyente un estacazo de 8.052 – 7.919 = 133 euros.  No deflactar la tarifa supone un incremento encubierto de la tarifa del IRPF.

2.Lo mismo ocurre si este contribuyente gana en 2022 sólo un 3% más que en 2021 (lo que será bastante habitual), es decir, 30.900 euros:

En 2021 su cuota es la misma de antes: 7.332 euros (tipo medio: 24,44%)

En 2022, sin deflactar, la cuota será 7.602 euros (tipo medio: 24,60%).

Deflactando la tarifa, la cuota sería 7.469 euros (tipo medio: 24,17%).

Este contribuyente está ganando realmente menos y por eso su tipo medio debe ser menor. El estacazo son los mismos 133 euros.

HAY QUE SUMAR LA INFLACIÓN DE 2021

La cosa se agrava cuando al estimado 8% de 2022 (que ojalá no pase de ahí) se le añade el 6,5% de subida del IPC en 2021. El estacazo se multiplica.

Y HAY QUE ACTUALIZAR LAS DEDUCCIONES

Por la misma razón, es de justicia actualizar también los importes fijos de las deducciones, incrementándolas en el importe del IPC. Es lo que pasa con: a) los 2.000 euros de deducción general en rendimientos del trabajo; b) la deducción especial para rendimientos del trabajo inferiores a 16.825 euros; c) los 180.000 euros exentos por despido; d) los 5.550 euros del mínimo personal y los importes por hijos; d) los 3.400 euros de deducción por tributación conjunta.

El efecto económico de este tema es más importante todavía que el de la deflactación de la tarifa. Según cálculos de CINCO DÍAS, no actualizar el IRPF con el IPC de 2021 (el 6,5%) supone un estacazo de 1.690 millones por no deflactar la tarifa y 2.410 millones por no actualizar las deducciones. Total: 4.100 millones. Para el contribuyente de nuestro ejemplo, esto supone un estacazo de 133 + 190 = 323 euros. ¿Y qué cifras resultarán de computar adicionalmente a ese 6,5% de 2021 el IPC de 2022? Esto es muy fuerte.

Y otro día hablaremos del escándalo de las ganancias patrimoniales, por no actualizar el valor de adquisición con el IPC.

EN EL PAÍS VASCO YA HAN DEFLACTADO LA TARIFA

Las Haciendas vascas tienen competencia plena sobre el IRPF. El pasado 28 de julio anunciaron que deflactarán los tramos de la tarifa del IRPF 2022 en un 4%, lo que se añade al 1,5% acordado a principios de año. Total, un 5,5%. Aunque es un porcentaje insuficiente a la vista del 6,5% de 2021 y de lo que se avecina en este 2022, está claro que hay en el País Vasco una sensibilidad que no se ve en el Gobierno central. Y lo alucinante es que eso se ha hecho con el apoyo del Partido Socialista de Euskadi. ¿Cómo justifica el PSOE no hacer lo mismo para todos?

No se actualizan las deducciones. Pero, a cambio, las rentas inferiores a 30.000 euros podrán aplicar en el IRPF 2022 una deducción anti-inflación por importe de 200 euros.

El objetivo es luchar contra la inflación inyectando 250 millones de euros en los bolsillos de los contribuyentes vascos (140 millones por la deflactación y 110 por la deducción anti-inflación).

LAS COMUNIDADES GOBERNADAS POR EL PP ANUNCIAN QUE DEFLACTARÁN LA TARIFA

Las Comunidades Autónomas tienen plena competencia sobre la tarifa autonómica del IRPF, que es más o menos la mitad del impuesto. El PP ha anunciado que en aquellas Comunidades que gobierna (Andalucía, Madrid, Galicia, Castilla-León, Murcia) deflactará los tramos de la tarifa autonómica para corregir los efectos de la inflación. Veremos cómo lo hacen.

YA SE HA DEFLACTADO LA TARIFA OTRAS VECES

En el IRPF español no es extraordinario deflactar la tarifa por la inflación. La última vez que se hizo fue en 2008. Hay que reconocer que posteriormente la inflación ha sido simbólica: entre 2011 y 2020 la media del IPC anual es el 0,88%. Esto es lo que, desgraciadamente, se ha acabado en 2021 y 2022.

QUÉ PIENSA HACER EL GOBIERNO CENTRAL El Gobierno se resiste a reconocer cosas tan evidentes como las que estamos contando aquí. Muy probablemente se seguirá resistiendo, sobre todo porque se trata de una propuesta del PP. Y pese a que deflactar el IRPF, además de ser una medida de purajusticia, es una buena cosa para luchar contra la inflación y favorecer a las rentas más bajas. Mucho más apropiada que pagar la subvención de los carburantes o el transporte ferroviario a todo el mundo sin ninguna discriminación.

Jesús Santidrian
Jesús Santidrian
Inspector de hacienda jubilado

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Lluís Llach arremete contra Alizzz: «No es cultura catalana»

En una entrevista reciente en El Periódico, el cantante Alizzz, señalaba que se mostraría decepcionado si su canción Qué pasa nen no...

La ANC recicla las camisetas del 11-S para la manifestación del 1 de octubre

El separatismo más radical se está volcando en la organización de diversos actos para celebrar el quinto aniversario del referéndum ilegal del...

TV3 veta en directo a una mujer por responder en castellano

La televisión pública catalana continúa su campaña de discriminación hacia los castellanohablantes, que representan la mitad de la población en Cataluña. Sabido...

La prensa de izquierdas trata de desacreditar la manifestación probilinguismo

Es sabido que, en materia lingüística, la prensa de izquierdas o afín al Gobierno de coalición defiende las mismas tesis que el...