bnew
bnew
bnew
bnew

ANÁLISIS / En Europa son mucho más pesimistas que Pedro Sánchez

El Ejecutivo utiliza una infanti dialéctica populista que enfrenta a los buenos contra los malos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una intervención en el Congreso. MONCLOA.

España, la zona euro y el resto del mundo están sufriendo una inflación sin precedentes. En la zona euro, a final de agosto, la inflación interanual era el 9,1%. En España el 10,4%. Esto hay que pararlo como sea.

En su reunión de este jueves 8 de septiembre, el Banco Central Europeo (BCE) ha cogido al toro por los cuernos por segunda vez y ha tomado una decisión histórica: subir los tipos de interés en un 0,75%. Es la mayor subida en la historia del euro. Viene precedida por la subida del 0,50% acordada el 21 de julio. Hasta esa fecha, y durante demasiados años, el tipo era el 0%. 

En consecuencia, a partir del 14 de septiembre de 2022:

a)El tipo de interés oficial del dinero, que es el de las operaciones principales de financiación (préstamos del BCE a los Bancos a una semana) queda fijado en el 1,25%. Desde el 23 de julio ese tipo era el 0,50%. Antes de esa fecha era el 0%. El dinero abundante y barato se ha terminado.

b)El tipo de interés de la facilidad marginal de crédito (préstamos del BCE a los Bancos a un día) queda fijado en el 1,50%. Desde el 23 de julio ese tipo era el 0,75%. Antes de esa fecha era el 0,25%.

c)El tipo de interés que se aplica al dinero depositado por los Bancos en el BCE queda fijado en el 0,75%. Desde el 23 de julio ese tipo era el 0%. Antes de esa fecha era el -0,50% (increíble: los Bancos tenían que pagar por tener dinero depositado en el BCE; esto se ha acabado).

¿Qué va a pasar con los tipos de interés del BCE en los próximos meses?

Dice el BCE que la inflación sigue siendo excesivamente elevada, y que se mantendrá muy por encima del objetivo ideal (2%) durante un tiempo más prologado de lo previsto. Por eso el BCE prevé que tendrá que seguir incrementando los tipos de interés en las próximas reuniones. Es probable que en la reunión de octubre suba otro 0,75%. Y habrá más subidas después. Algún analista prevé llegar al 3% en febrero de 2023. Casi como en Estados Unidos. Esto va a ser duro.

Subir los tipos de interés no es un remedio 100% eficaz contra una inflación como la que tenemos, que es más de oferta que de demanda. Pero no hay otra solución. El BCE espera que la subida de tipos retraiga la inversión, modere la demanda y haga bajar los precios. Los costes de esta política son desgraciadamente conocidos: el incremento de los gastos financieros ahoga a las empresas más débiles, se cancelan proyectos de inversión, los particulares endeudados tienen que reducir su consumo… y todo eso provoca recesión, cierre de empresas y paro. En Estados Unidos hablan de dolor en hogares y empresas. Pero no hay alternativa. Hay que asumir un sacrificio durante uno o dos años para evitar un sacrificio mucho mayor durante mucho más tiempo. 

Qué va a pasar con el tipo de cambio euro-dólar

Otro motivo que justifica la subida de tipos del BCE es mantener el valor del euro frente al dólar. Durante muchos años, un euro se cambiaba por 1,30 ó 1,20 ó 1,10 dólares. Con la subida de tipos en Estados Unidos, el euro está ahora a la par con el dólar e incluso ha cotizado por debajo. Esto favorece las exportaciones europeas, pero encarece las importaciones (petróleo, gas, materias primas…) y alimenta aún más la inflación de oferta que sufrimos.

Qué inflación prevé el BCE

El BCE prevé que la inflación en la zona euro en este año 2022 será de un 8,1%. Para el 2023 prevé un 5,5%. Y para el 2024 un 2,3%. Muy malos datos.

Así, queda desbordada la previsión de inflación que hizo Pedro Sánchez en el debate en el Senado. Habló de un 3% en 2023. El BCE prevé un 5,5%. Es una diferencia tremenda. Y aún peor si tenemos en cuenta que la inflación española es siempre superior a la de la zona euro.

Qué crecimiento del PIB prevé el BCE

El BCE prevé una desaceleración sustancial del crecimiento en la zona euro en los últimos meses de 2022 y en el primer trimestre de 2023. En consecuencia, prevé un crecimiento en 2022 del 3,1%. En 2023 un 0,9%. Y en 2024 un 1,9%. Vienen curvas peligrosas.

En el debate en el Senado, Pedro Sánchez habló de un 4% en 2022. Y de un 2% en 2023. De nuevo, las previsiones del Presidente resultan desbordadas por la tremenda diferencia con las previsiones del BCE.

Qué va a pasar con los tipos de interés de la deuda pública

La subida de tipos de interés oficiales, junto con el hecho de que el BCE no aumente sus inversiones en Deuda Pública, presiona fuertemente al alza de los tipos de interés de dicha Deuda. 

El bono español a 10 años cerró 2021 pagando un 0,57%. Tras la reunión del BCE del 21 de julio pagaba un 2,47%. Este viernes pagaba un 2,87%. Ojo al dato: esto va a ir a más. Y el Gobierno debe replantearse con mucha más seriedad sus decisiones de gasto. Ya no nos podemos endeudar tan alegremente.

Qué va a pasar con Euribor

El Euribor a 12 meses es el tipo de interés interbancario que sirve de base para fijar el coste de las hipotecas y de mucha financiación empresarial. Ha estado largos años en el -0,50%. Alucinante. Tras la reunión del 21 de julio pasó al 1,14%. Este viernes estaba en el 2,015%. Es una diferencia tremenda desde el -0,5% a que estábamos acostumbrados. Y seguirá subiendo.

La diferencia es de un 2,5%. Así, por cada 100.000 euros de préstamo hipotecario a interés variable y a 25 años, esa diferencia supone un incremento de 128 euros en la cuota mensual a pagar. Habrá que ahorrar en otra cosa. Y, para protegerse de futuras subidas, habrá que pensar en cambiar a tipo fijo. 

Qué puede hacer el Gobierno

Tras el debate del martes en el Senado, no queda ninguna esperanza de acuerdos con el PP, ni siquiera puntuales, para capear el temporal que se nos viene encima. No están nuestros líderes a la altura que el país necesita. 

Pedro Sánchez se empeñó en transmitir un mensaje optimista: dijo que no habrá que hacer grandes sacrificios, que se trata de adoptar pequeños cambios, que la inflación remitirá pronto, que la recesión será corta y poco profunda, que la economía española está fuerte y es la que más crece, que el progreso continuará, que los salarios van a seguir subiendo (anuncio de subida del SMI). Tiene razón cuando condena el catastrofismo, pero él se pasa de optimista. Y le falta autocrítica. A la gente hay que decirle la verdad, sin edulcorantes, y reconociendo errores. Es posible que cambie de opinión cuando lea las previsiones del BCE que estamos comentando.

Pero lo peor es su reciente conversión a una infantil dialéctica populista que enfrenta a los buenos contra los malos. En el lado de los buenos está el Gobierno de coalición progresista, que defiende a la inmensa mayoría de la gente (las clases medias trabajadoras). En el lado de los malos está el PP, al servicio de unos pocos privilegiados (grandes corporaciones, energéticas y bancos) que conspiran en sus cenáculos madrileños con el único objetivo de forrarse a costa del sacrificio de la mayoría. Da vergüenza ajena oír esto. No es propio del Presidente de la cuarta economía de la UE. 

Esa dialéctica no se la cree nadie, pero genera un clima muy poco apropiado para conseguir el Pacto de Rentas entre sindicatos y empresarios, indispensable para moderar el crecimiento de los salarios y los márgenes de beneficio. Indispensable para luchar contra la inflación. El que quiere un Pacto de Rentas no dice esas cosas. A ver qué hacen con ese Pacto.

Y algún día debería preocuparse el Sr. Sánchez de moderar el gasto público, cosa también muy necesaria para luchar contra la inflación. 

Jesús Santidrian
Jesús Santidrian
Inspector de hacienda jubilado

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Lluís Llach arremete contra Alizzz: «No es cultura catalana»

En una entrevista reciente en El Periódico, el cantante Alizzz, señalaba que se mostraría decepcionado si su canción Qué pasa nen no...

TV3 veta en directo a una mujer por responder en castellano

La televisión pública catalana continúa su campaña de discriminación hacia los castellanohablantes, que representan la mitad de la población en Cataluña. Sabido...

La ANC recicla las camisetas del 11-S para la manifestación del 1 de octubre

El separatismo más radical se está volcando en la organización de diversos actos para celebrar el quinto aniversario del referéndum ilegal del...

La prensa de izquierdas trata de desacreditar la manifestación probilinguismo

Es sabido que, en materia lingüística, la prensa de izquierdas o afín al Gobierno de coalición defiende las mismas tesis que el...