dfactory
dfactory
dfactory
dfactory

OPINIÓN | Carlos Lesmes dimite y pone contra las cuerdas al PSOE y al PP

El presidente del Consejo General del Poder Judicial Carlos Lesmes Foto: Europa press

Carlos Lesmes ha hecho pública su renuncia al cargo como presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo. Lo ha hecho después de haber advertido, en reiteradas ocasiones, la necesidad de desbloquear la renovación del órgano de gobierno de jueces y magistrados. Pero sus advertencias han caído en saco roto.

El comisario de justicia de la Unión Europea, Didier Reynders, tampoco ha podido hacer nada para remediar uno de los escenarios más insólitos y preocupantes que vive actualmente España.

Y es que no únicamente no cumplimos los estándares europeos en cuanto a la elección de los vocales del consejo, sino que además mantenemos al gobierno de jueces y magistrados en situación de interinidad por falta de consenso político.

El método de elección de los vocales es incompatible con una verdadera separación de poderes. Pero si a ello le sumamos la incompetencia política para renovar el órgano y apaciguar esa anomalía, la situación deviene insostenible.

La sustitución de Carlos Lesmes

La sustitución de Carlos Lesmes en la presidencia del Tribunal Supremo y del CGPJ tampoco será sencilla. Su gabinete técnico informó que ésta debe ser ocupada por quien hiciera las veces de vicepresidente del Tribunal Supremo.

El problema es que la vicepresidencia se encuentra vacante desde el año 2019, fecha en la que el magistrado que ocupaba el cargo alcanzó la edad de jubilación. Desde entonces, y dado el veto al CGPJ en funciones para realizar nombramientos, la plaza se encuentra desierta.

El magistrado Sr. Francisco Marín Castán, presidente de Sala más antiguo del TS, deberá desempeñar el cargo de presidente en funciones. Y lo hará hasta que los principales partidos políticos, que tienen encomendada la renovación del consejo, alcancen un consenso.

La Unión Europea lleva años advirtiendo a España. La mayoría de vocales del consejo debe elegirse por sus pares. Pero eso ha pasado a un segundo plano. Ahora urge la renovación del órgano y, una vez verificado, se exigirá nuevamente el cambio en el mecanismo de elección.

El país comunitario tiene deberes por delante. No sólo debe renovar el órgano sino que, además, debe adaptar el mecanismo de elección de sus vocales a los estándares europeos. O, acaso, ¿quieren alcanzar la presidencia de la UE sin cumplir las normas comunitarias?

PSOE y PP: los principales responsables

El PSOE y el PP son los principales responsables de este vergonzoso escenario. No existe consenso ni voluntad política. Todo han sido reproches bidireccionales, cargados de ánimo electoral y partidista. Una imprudencia abrumante de quiénes quieren alcanzar la presidencia de la UE en menos de un año.

El principal problema de esta falta de consenso es la ausencia de un actor político que, más allá de sus intereses partidistas, vele por la integridad de la democracia y de la ley.

El PSOE y el PP son los principales responsables de este vergonzoso escenario. No existe consenso ni voluntad política

Asiste razón al partido de Núñez Feijoó cuando advierte la necesidad de modificar el método de elección de los vocales del CGPJ para adaptar la ley a los estándares europeos. Y también asiste razón al partido de Pedro Sánchez cuando resalta la necesidad de renovar cuanto antes el órgano de gobierno de la magistratura.

No puedo hacer más que reiterar la clara ausencia de voluntad política, de unos y de otros, para acabar con esta situación. Ambas formaciones son plenamente conocedoras que el cambio del mecanismo de elección podría retrasarse en el tiempo dada la necesidad de cambiar la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial.

De ahí que lo lógico sea renovar primero el CGPJ y acabar con la situación de bloqueo que hace prácticamente imposible, en muchas ocasiones, la constitución de las salas de enjuiciamiento y; posteriormente, iniciar las negociaciones pertinentes para el cambio de legislación. No obstante, queridos lectores, esta situación lleva arrastrándose desde hace casi cuatro años. Nadie ha tomado cartas en el asunto. Todo han sido fotografías y reproches mutuos. La UE nos advierte. Su comisario de justicia viaja a España. Pero nosotros seguimos a lo nuestro. La renovación del CGPJ no da votos, los presupuestos generales del Estado, sí.

Pablo De Palacio
Pablo De Palacio
Abogado y Criminólogo. Me interesa la política y la justicia que huye de los dogmas del poder. Pertenezco a la Asociación Liderem en el campo de la Ciberdelincuencia & Seguridad.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
dfactory

Lo Más visto

El Ayuntamiento de Tarragona pide disculpas por colocar por error un cartel en castellano

La intransigencia del nacionalismo en la cuestión lingüística está alcanzando cotas desusadas. Esta semana, la Generalitat ha anunciado un paquete de 100...

La plataforma cívica Unión 78 llama a la acción contra la derogación del delito de sedición

La plataforma cívica Unión 78 ha puesto en marcha una impactante campaña en la que sus integrantes llaman a la acción de...

Elisenda I, reina dels Països Catalans

Los independentistas miran atrás no sólo con ira sino también con pesadumbre. No perciben fracasos sino ocasiones desaprovechadas. Octubre de 2017 fue...

Entrevista/ Victoria Gago: «Vamos a seguir creciendo y, en el futuro, valoraremos un comprador o un socio interesante»

El 26 y el 27 de junio, se celebró la quinta edición de la European Blockchain Convention en Barcelona. Hablamos con Victoria...