dfactory
dfactory
dfactory
dfactory

ANÁLISIS / Billón y medio de euros: eso es lo que debemos

En los 9 meses que van hasta el 30 de septiembre el aumento de la Deuda en España es de 77.000 millones

Sede de la Agencia Tributaria.

El Banco de España ha hecho pública la cifra de la Deuda, a 30 de septiembre de 2022, del conjunto de las Administraciones Públicas (Estado, Comunidades Autónomas, Corporaciones Locales y Seguridad Social). La cifra es escalofriante: 1,504 billones de euros. Son billones de los nuestros, es decir, millones de millones. Hemos rebasado un nivel histórico: billón y medio.  

Eso supone un 116% del PIB. Dividido entre 47,6 millones de habitantes, sale una deuda per cápita de 31.597 euros. Ahí es nada.

La evolución de la deuda bajo el gobierno de Pedro Sánchez

¿Cómo ha evolucionado la Deuda durante el tiempo que lleva Pedro Sánchez al frente del Gobierno? Veamos los datos desde el final de junio de 2018 hasta el final de septiembre de 2022. En ese período la Deuda ha pasado de 1,203 a 1,504 billones. Es un incremento de 301.000 millones. En 4 años y 3 meses: 70.824 millones al año. Para visualizarlo mejor: 194 millones diarios.

Es una cifra tremenda, que trae su causa en las dos catástrofes a las que este Gobierno ha tenido que hacer frente: la pandemia y la guerra de Ucrania. Pero a eso se superpone una gestión incorrecta de las cuentas públicas: se gasta mucho, y a veces mal, y no se ahorra nada. 

En los doce meses de 2020, en lo peor de la pandemia, la Deuda aumentó en 123.000 millones (vaya cifra!). En 2021 el aumento se moderó: fue de 81.000 millones. ¿Cuánto será en 2022? En los 9 meses que van hasta el 30 de septiembre el aumento es 77.000 millones. Es muchísimo. ¿Terminaremos el año con 100.000 millones más? Resulta increíble que sea una cifra parecida a la peor de la pandemia.

Comparando con la crisis financiera

Esta desbocada carrera puede compararse con el incremento de la Deuda durante la crisis financiera iniciada en 2008. En los últimos 4 años de Zapatero (enero 2008-diciembre 2011) la Deuda se incrementó en 246 millones diarios. En los 3 primeros años de Rajoy (enero 2012-diciembre 2014) la Deuda se incrementó en 272 millones diarios. 

Estas cifras son aterradoras. Como las actuales. Se comprueba que cualquier tiempo pasado fue mejor. Veamos. En los 14 años de Felipe González la Deuda aumentó en 53 millones diarios (cifra fuerte para esos años). En los 8 años de Aznar aumentó en 34 millones diarios. Y en los 4 primeros años de Zapatero el aumento fue de cero euros diarios. Todo era maravilloso entre 1996 y 2007.

La crisis financiera fue mucho peor que la pandemia

El aumento de la Deuda en las épocas de crisis procede de la drástica disminución de ingresos públicos (impuestos y cotizaciones sociales) derivada de la caída de la actividad económica. Y del drástico aumento de gastos públicos derivado de esa misma caída: pago de prestaciones a parados, por ejemplo.

La crisis financiera fue mucho peor que la de la pandemia y la guerra de Ucrania. En junio de 2008 teníamos 19,4 millones de afiliados a la Seguridad Social. Esta cifra fue cayendo implacablemente durante 5 años hasta situarse en 16,4 millones en junio de 2013. Fueron 3 millones de empleos perdidos, a lo largo de 5 años, con unos costes muy elevados en prestaciones de paro. Y con una caída constante de ingresos públicos. La recuperación del empleo fue muy lenta: entre junio de 2013 y junio de 2019 la afiliación pasó de 16,4 a 19,5 millones (el mismo nivel de 2008). O sea, 5 años de caída y 6 de recuperación. Una eternidad.

En la crisis pandémica tanto la caída como la recuperación fueron mucho más rápidas. Entre junio de 2019 y junio de 2020 la afiliación cayó en 900.000 personas, hasta 18,6 millones. Además, 3 millones de personas pasaron a un ERTE, cobrando el paro (en importes análogos a los parados de la crisis de 2008). Este impacto fue tremendo, pero duró poco tiempo: en junio de 2021 la afiliación ya había recuperado los 19,5 millones de antes de la pandemia, y en los ERTEs sólo había 450.000 personas.

Y en junio de 2022, pese a la guerra de Ucrania iniciada en febrero, la situación sigue mejorando: la afiliación aumenta en 850.000 personas, desde 19,5 hasta 20,35 millones. Y en los ERTEs quedan cifras simbólicas (20.000).

Podemos afirmar así que la crisis pandémica y ucraniana ha machacado las cuentas públicas durante dos años. Nada que ver con la crisis financiera, en la que ese machaqueo duró 11 años. En junio de 2021 se había pasado lo peor de la pandemia y esa bonanza se confirma en junio de 2022. Por eso, tiene mala explicación el fortísimo incremento de la deuda en los últimos trimestres. La guerra de Ucrania no justifica ese incremento porque sus costes (bonificación del combustible, rebaja de los impuestos sobre electricidad y gas, bonificación del transporte ferroviario…) se compensan de sobra con el incremento de la recaudación. Veámoslo.

La recaudación tributaria va como un tiro

Según el último Informe Mensual de Recaudación Tributaria, entre enero y octubre de 2022:

La recaudación por IRPF aumenta un 16% sobre el mismo período de 2021. Podemos terminar este año 2022 con 109.000 millones.

La recaudación por Sociedades aumenta un 25%. Podemos terminar el año con 33.000 millones.

La recaudación por IVA aumenta un 19%. Podemos terminar el año con 86.000 millones.

Y las cotizaciones a la SS crecen un 8%. Podemos terminar el año con 135.000 millones.

Es obvio que buena parte de esta mejoría se debe a la inflación, pero no es la parte sustancial.

Unos datos tan buenos casan mal con el galopante crecimiento de la Deuda que estamos sufriendo este año. Hasta septiembre de 2022 la Deuda ha aumentado en 77.000 millones. Hasta 1,504 billones. Puede que terminemos el año con un aumento cercano a los 100.000 millones.

Es increíble que, en un buen año como 2022, tengamos un aumento de la Deuda parecido al aumento en un año terrible como el 2020. Insistimos: están gastando mucho, y a veces mal. Y no ahorran nada.

Y seguiremos así durante todo el 2023, hasta las elecciones generales. El incremento del 8,5% en las pensiones marca la pauta disparada del gasto. El que venga después se encontrará un buen marrón.

Jesús Santidrian
Jesús Santidrian
Inspector de hacienda jubilado

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
dfactory

Lo Más visto

Pujol culpa a la inmigración de que los catalanes estén cada vez más «aminorados»

El expresidente Jordi Pujol ha culpado a la inmigración de que los catalanes cada vez sean menos en Cataluña. Lo ha hecho...

Colau denuncia los «insultos» y «amenazas» que reciben las mujeres que se dedican a la política

La sorprendente dimisión de la ya ex primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha sido utilizada por la alcaldesa de Barcelona,...

La desinformación, concepto de moda para encubrir la censura

La desinformación se define como información falsa o engañosa que se difunde de manera intencionada para engañar o intentar manipular las creencias,...

Médicos, profesores y taxistas catalanes están llamados a la huelga desde este martes y hasta el jueves

Médicos, profesores y taxistas catalanes están en pie de guerra contra el Govern y, por ello, los tres colectivos han convocado sendas...