BNEW
BNEW
BNEW

OPINIÓN| Podemos se convierte en cómplice de los agresores sexuales

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. EFE.

Podemos se convierte en cómplice de los agresores sexuales. Lo hace después de negar la tramitación por la vía de urgencia de la propuesta de modificación de la ley del Sólo Sí es Sí presentada por el grupo socialista en el Congreso de los Diputados.

La Mesa admitió a trámite este martes la proposición de ley. No obstante, los socialistas se toparon con la contumaz oposición de su principal socio de gobierno para tramitar la iniciativa por la vía de urgencia, lo cual hubiera supuesto su inclusión en el orden del día del Pleno que tendrá lugar el próximo 21 de febrero.

La oposición de Podemos llevó también consigo la de ERC, Bildu, Más País y JxCat, quiénes afearon al Gobierno que la propuesta de modificación no contara con el apoyo de la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Patxi López, portavoz del PSOE en el Congreso, recriminó a Podemos que permitiera que se siguiese perpetuando “la sangría” que ha provocado la ley del Sólo Sí es Sí al haber protagonizado medio millar de rebajas de condenas a agresores sexuales y más de medio centenar de excarcelaciones.

El portavoz socialista cargó duramente contra la propuesta del PP de Alberto Núñez Feijóo de votar a favor de la reforma, indicando que “los populares no quieren esta ley” y que “el PP está en contra de cualquier ley que suponga un avance en los derechos y libertades de las mujeres”.

Lo que es evidente es que el partido de Ione Belarra se ha situado al lado de los agresores sexuales

Lo que es evidente es que el partido de Ione Belarra se ha situado al lado de los agresores sexuales. Lo hizo en su momento obviando los informes del Consejo de Estado y del Consejo General del Poder Judicial que le advertían el peligro de que se produjera una rebaja de condenas. Y lo vuelve a hacer ahora, negándose a tramitar de urgencia la modificación propuesta por el grupo socialista.

Choque de trenes entre los socios de coalición

El choque de trenes entre los socios de coalición es evidente. Mientras que el PSOE propone modificar la ley para evitar que se continúe perpetuando en el tiempo la rebaja de penas y excarcelaciones de agresores sexuales, el grupo de Ione Belarra sigue apelando a la ejemplaridad de la ley.

Podemos entiende que su principal socio de coalición los ha dejado de lado y ha pretendido volver al sistema de penas anterior cargándose, según el prisma de la formación morada, “el consentimiento” que es la piedra angular de la ley del Sólo Sí es Sí.

El consentimiento y su regulación

Respecto de esta afirmación hay que realizar dos matices importantes. El primero es que el consentimiento ya existía en la anterior regulación. La única diferencia es que antes de la entrada en vigor de la ley del Sólo Sí es Sí el Código Penal diferenciaba entre delito de abuso y de agresión sexual en función de si mediaba violencia o intimidación, mientras que ahora se ha equiparado todo en un mismo tipo delictivo.

La violencia e intimidación se convierten en dos circunstancias agravantes, mientras que hasta la fecha eran dos elementos determinantes del tipo penal aplicable: abuso o agresión.

Y el segundo matiz es que la institución del consentimiento no aparece regulada ex novo con la ley de Irene Montero, sino que únicamente se agrava. Y me explico. Tras la entrada en vigor de la norma, todo aquel que no sea capaz de demostrar que medió consentimiento en la relación sexual se convierte automáticamente en presunto agresor sexual.

En definitiva, no se está regulando por vez primera el consentimiento sino que se está agravando su regulación. La ley del Sólo Sí es Sí presume que todo aquel que no sea capaz de demostrar que existió consentimiento se convertirá en un presunto agresor sexual, sin más necesidad que la declaración de la presunta víctima.

Algo que, como todos verán, choca frontalmente con el derecho a la presunción de inocencia y que, en absoluto, favorece a los intereses de los verdaderamente agredidos, a quiénes dada la robustez del nuevo ordenamiento se les exigirá mayor prueba de cargo.

En definitiva, Podemos ha evitado que la reforma de la ley del Sólo Sí es Sí pueda tramitarse por la vía de urgencia mediante su inclusión en el Pleno del próximo martes 21 de febrero, permitiendo que se posponga su debate en el plenario del Congreso el 7 de marzo. De esta forma, se convierte automática y tácitamente en cómplice de todas las rebajas y excarcelaciones que se produzcan de ahora en adelante. Los jueces y magistrados son “machistas” según la ministra de Igualdad. Ellos, protagonistas del mayor escándalo que han vivido los derechos sexuales de las mujeres en los últimos tiempos.

Pablo De Palacio
Pablo De Palacio
Abogado y Criminólogo. Me interesa la política y la justicia que huye de los dogmas del poder. Pertenezco a la Asociación Liderem en el campo de la Ciberdelincuencia & Seguridad.

NOTICIAS RELACIONADAS

BNEW
BNEW
BNEW

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

El PP gana las elecciones al Parlamento europeo, Junts se desploma y Alvise logra tres escaños

Con Dolors Montserrat a la cabeza, el PP se ha alzado con la victoria en España en las elecciones al Parlamento europeo....

Alvise Pérez, el polémico activista que podría dar al traste con las expectativas europeas de Junts

El barómetro publicado recientemente por el CIS para las elecciones europeas que se celebran el próximo 9 de junio mostraba como gran...
- Publicidad -