SIL

Puigdemont lleva 150 días esperando a que Marlaska autorice la designación y el pago de un escolta

La Audiencia condenó al exconseller Miquel Buch a 4,5 años de prisión por dar esta protección al prófugo de Junts

Carles Puigdemont rodeado de los cabezas de lista de Junts en Elna (Junts).

El candidato de Junts a la presidencia de la Generalitat y prófugo de la Justicia, Carles Puigdemont, lleva 150 días esperando a que el ministro de Interior, el socialista Fernando Grande-Marlaska, autorice que le sea designado un servicio de escolta. Servicio que el Estado ya rechazó en 2018 por considerar que el fugado no tenía la condición de autoridad pública y que volvió a solicitar el pasado mes de noviembre, cuando PSOE y Junts alcanzaron el acuerdo para sacar adelante la ley de amnistía. Según recoge La Vanguardia, el escollo ahora es la Abogacía del Estado, a la que Marlaska encargó el informe pertinente pro sin plazos. Y este organismo, de momento, no se ha pronunciado.

Lluís Escolà y Miquel Buch durante el juicio celebrado en la Audiencia de Barcelona (RTVE).

Cuando en 2018 le fue denegada esta protección, el entonces conseller de Interior, Miquel Buch, decidió que fuera la Generalitat la que se hiciera cargo del servicio. Una decisión que le ha costado una condena a prisión de 4,5 años y 20 de inhabilitación por los delitos de malversación y prevaricación. También ha sido condenado por este motivo el que fue designado como escolta de Puigdemont, el sargento de los Mossos Lluís Escolà, al que la Audiencia de Barcelona condenó a cuatro años de prisión y 19 de inhabilitación.

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, durante una entrevista en RAC1.

Ante esta situación, el actual titular de este área, el republicano Joan Ignasi Elena, ha preferido no correr riesgos y, si bien ha intervenido ante el Gobierno para que le sea asignado este servicio de escolta a Puigdemont, no ha puesto escolta a Puigdemont a cargo de la Generalitat. Elena se reunió en enero con el ministro Marlaska y, según La Vanguardia, le planteó esta cuestión porque «estaba obligado a ello». Marlaska le explicó que estaba esperando el informe de la Abogacía del Estado y, hasta el momento, nada más se ha conocido de esta cuestión.

NOTICIAS RELACIONADAS

SIL
SIL
SIL

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

La realidad y los comentarios precipitados

Era de esperar que tras conocerse el resultado de las elecciones del pasado 12 de mayo habrían de multiplicarse los análisis y,...

El Ayuntamiento de Vic amenaza en redes con multar a un comercio que rotula en castellano

Persiste la fijación del nacionalismo con el monolingüismo obligatorio. En esta ocasión, se ha traducido en acoso a un establecimiento en Vic...
- Publicidad -