SIL

Lo que nos dicen, y lo que no, las encuestas del 12M

Papeletas de elecciones en su sobre Foto: Europa Press

Disponemos de un numero suficiente de encuestas para empezar a definir tendencias, y vislumbrar como pueden acabar decantándose las principales incógnitas de estas elecciones.

El PSC (38)se consolida en primera posición, a la baja respecto a hace unos meses, y, de momento, resiste la tendencia al alza de Puigdemont. Probablemente, la irrupción de Aliança Catalana va a impedir a Junts completar la remontada —Michavila vaticina que puede alcanzar hasta 4 diputados—.

Illa no tiene garantizada la presidencia aún alcanzando la primera posición. Aunque el Tripartito de PSC, ERC y Comuns, acabe sumando, lo que no es seguro dada la tendencia a la baja de republicanos y comunes y del propio PSC, no tiene asegurado el voto de ERC. Los republicanos recibirán fuertes presiones para votar a Puigdemont si el independentismo suma, lo que parece muy difícil sin la colaboración de la supremacista alcaldesa de Ripoll cuyo voto favorable descartan, de momento, tanto Puigdemont como ERC y, especialmente, la CUP.

Junts (34)le gana la batalla a ERC por la hegemonía independentista pero Puigdemont no tiene garantizada, ni mucho menos, la presidencia. Recordemos que de no obtenerla ha prometido su salida de la política, lo que tratándose de la palabra de un político, dados los precedentes, tampoco es que tenga mucho valor. Para conseguir su objetivo necesita una mayoría absoluta independentista, en principio sin contar con AC y, además, que ERC no prefiera apostar por el Tripartito o por la repetición electoral. La opción de que el PSC, aún quedando primero, facilite la investidura de Puigdemont, a cambio de que Junts siga apuntalando a Sánchez, representaría el fin del socialismo en Cataluña y, francamente, me parece descartable aunque no todo el mundo es de la misma opinión.

ERC (27) da muestras de debilidad y no parece que Aragonès tenga el carisma necesario para remontar la situación. Su situación es delicada pues parece condenada a un papel secundario en un tripartito o en una mayoría independentista. De ahí que la repetición electoral, sobre todo si se consuma la amnistía, al menos para Junqueras, no pueda descartarse. Junqueras podría apostar por la repetición y probar suerte como candidato, aunque no creo que en este caso Puigdemont se retire.

Como al final la aritmética es determinante, y la cosa se presenta apretada, es difícil aventurar un pronóstico. Presidencia de Illa, de Puigdemont o repetición electoral se reparten las opciones

El PPC (13) consolida una fuerte subida, eso sí, desde mínimos históricos. Alejandro Fernández pelea por consolidarse como líder del partido en Cataluña a pesar de una lista sin sus seguidores y de la desconfianza de Génova. No obstante, no llega a ser decisivo aunque puede obtener el apoyo durante la campaña de sectores significativos de la sociedad catalana a la búsqueda de abrirse al centro catalanista no independentista que vota Illa como mal menor. Absorbe a Ciudadanos, que quedan fuera del Parlament, pero no consigue doblegar a Vox, que resiste.

Vox (9)aguanta aunque con una ligera tendencia a la baja que hay que poner en duda dados los precedentes de las encuestas, por ejemplo las vascas, que tienden a minusvalorar su representación. Su resistencia se fundamenta no tanto en su confrontación con el independentismo como por ser el partido que afronta sin la batalla cultural con el discurso progresista dominante. No sólo en materia de inmigración y seguridad sino en todo lo referente a la cultura woke dominante, así como el cuestionamiento de la corrección política en temas medioambientales, de género etc.

Los Comunes (7) y la CUP (5) tienden a la baja, especialmente los segundos. Su esperanza es resultar decisivos tanto para configurar un Tripartito, los Comunes, como para una mayoría independentista los de la CUP.

Aliança Catalana parece que va a debutar con éxito. Las últimas encuestas ya le otorgan un escaño, pero Michavila ya ha anunciado que según la encuesta que GAD 3 tiene en marcha, puede alcanzar 3 o 4 diputados. Aliança Catalana es una formación antiinmigración, especialmente de la musulmana, que pone el acento en la seguridad. Pero va más allà , con un discurso etnicista y supremacista más radical que Vox. Su discurso, es conservador en lo económico, y antiespañol en lo político. Conecta con una parte de las bases del independentismo, especialmente de Junts. De momento los partidos independentistas le niegan el pan y la sal y prometen un cordón sanitario. Veremos si Puigdemont rechaza sus votos si son decisivos para que alcance la presidencia de la Generalitat. El efecto inmediato de Orriols ha sido que muchos catalanes independentistas han descubierto que no son de izquierda, como les habían hecho creer, sino de extrema derecha.

Una variable importante, como siempre, va a ser la participación electoral que ha día de hoy no parece que vaya a estar en la banda alta de los precedentes históricos.

Como al final la aritmética es determinante, y la cosa se presenta apretada, es difícil aventurar un pronóstico. Presidencia de Illa, de Puigdemont o repetición electoral se reparten las opciones.

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado y editor. Ha sido profesor de derecho financiero en la UAB y derecho mercantil en la UB. Fundador de cronicaglobal.com y SCC .

NOTICIAS RELACIONADAS

SIL

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

La realidad y los comentarios precipitados

Era de esperar que tras conocerse el resultado de las elecciones del pasado 12 de mayo habrían de multiplicarse los análisis y,...

El Ayuntamiento de Vic amenaza en redes con multar a un comercio que rotula en castellano

Persiste la fijación del nacionalismo con el monolingüismo obligatorio. En esta ocasión, se ha traducido en acoso a un establecimiento en Vic...
- Publicidad -