SIL
SIL
SIL

Illa y Puigdemont tratan de seducir a una ERC en shock

Caras largas en la sede de ERC en la noche electoral del 12M.

Illa quiere ser presidente. Puigdemont también, pero se conforma con una repetición electoral con una candidatura unitaria con ERC y él de cabeza de lista. Para sus objetivos ambos necesitan seducir a ERC, en pleno shock tras su debacle electoral. ERC, por su parte, puede apostar por una de las dos opciones, o apuntarse a una repetición electoral en solitario. Veamos los pros y contras de estas alternativas para ERC:

De entrada, hay que tener en cuenta la peculiar situación de ERC. Aragonès fuera de la política, Junqueras con una dimisión táctica y Marta Rovira imitando a Xavi. En estas circunstancias, el proceso de toma de decisiones, necesariamente rápido por los plazos de la investidura, es una incógnita. Lo que es seguro es que en el seno del partido hay opiniones para todos los gustos.

La opción del tripartito tiene el rédito, no despreciable, de mantener el empleo a un número significativo de militantes

Apoyar a Illa puede hacerse de dos formas. Entrando en el Govern o, simplemente, haciendo posible la investidura. Ambas alternativas permiten a ERC ganar tiempo para rehacerse y significarían, aparentemente, el fin político de Puigdemont, lo que sin duda no es un objetivo menor para ERC en su lucha por la hegemonía del independentismo. En su contra está que la subordinación al PSC, más evidente si hay tripartito, será un argumento permanente de Junts para mostrar su flaqueza independentista y tratar así de consolidarse como único gran partido inequívocamente separatista. La opción del tripartito tiene el rédito, no despreciable, de mantener el empleo a un número significativo de militantes. Y, si creemos a Andreotti, el poder desgasta pero más lo hace la oposición. Racionalmente, esta sería la opción más lógica pero el shock emocional de los republicanos hace muy difícil a día de hoy prever su reacción.

La alternativa de recuperar la épica de la unidad independentista bajo el liderazgo de Puigdemont y forzar la repetición electoral con una lista única con Junts, significaría aceptar su papel secundario y la renuncia a disputar la hegemonía nacionalista a los post-convergentes. Además, en caso de una hipotética mayoría independentista, la cohesión de un gobierno conjunto sería muy difícil, dado el giro a la derecha de los post convergentes, giro que se mantendrá por la la presión de AC. La hipótesis de la lista unitaria para volver a 2017 no parece realista. Pero, sin duda, la presión del independentismo civil por esta opción será importante.

El shock emocional de los republicanos hace muy difícil hacer previsiones hasta conocer cómo se va decantando el proceso interno de duelo

La última alternativa, no pactar ni con Illa ni con Puigdemont e ir a una repetición electoral en solitario, plantea el enorme riesgo de una caída aun mayor a la del 12M, aunque quizás piensen que puede revertirse con un nuevo candidato como Junqueras y la posible no presencia de Puigdemont, si este acaba retirándose como prometió. Esta alternativa tiene la ventaja que no obliga a los republicanos a definirse y así evitan una posible ruptura interna entre quiénes priorizan el eje ideológico y los que lo hacen con el nacional.

Como ven, muchas dudas y muy pocas certezas. Si tuviera que decantarme, creo que la opción más probable es el apoyo a la investidura sin entrar en el gobierno. Ganan tiempo, pueden marcar perfil propio y no se someten a Puigdemont. Pero, como ya he reiterado, el shock emocional de los republicanos hace muy difícil hacer previsiones hasta conocer como se va decantando el proceso interno de duelo.

Descarto totalmente que Illa haga presidente a Puigdemont. Porque así lo han reiterado los socialistas y porque sería una estocada durísima para Illa y el PSC. Y no olvidemos que Cataluña es el granero de votos del PSOE y que, sin buenos resultados en Cataluña, los socialistas pierden toda opción de ganar unas elecciones generales. En este caso, el interés del partido a largo plazo esta por delante de los intereses cortoplacistas de Sánchez.

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado y editor. Ha sido profesor de derecho financiero en la UAB y derecho mercantil en la UB. Fundador de cronicaglobal.com y SCC .

NOTICIAS RELACIONADAS

SIL
SIL

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

La realidad y los comentarios precipitados

Era de esperar que tras conocerse el resultado de las elecciones del pasado 12 de mayo habrían de multiplicarse los análisis y,...

El Ayuntamiento de Vic amenaza en redes con multar a un comercio que rotula en castellano

Persiste la fijación del nacionalismo con el monolingüismo obligatorio. En esta ocasión, se ha traducido en acoso a un establecimiento en Vic...
- Publicidad -