Santander Thank You

Decadencia de Cataluña

Además de la confrontación social y personal entre catalanes y del caos político e institucional, el desafío de los separatistas ha generado un declive económico de Cataluña que anticipa su decadencia.

En este sentido, podría decirse que la economía es más lenta que la política y que la sociedad. Los indicadores económicos (salvo, por ejemplo, los bursátiles) llevan mayor retardado que los políticos (dónde el fogueo es la regla). Con todo, las variables económicas actúan más profundamente y son de efectos más duraderos. 

Los economistas tenemos a gala decir que, frente a la política y a los políticos, la economía es resiliente, resistente, se mantiene, es robusta, es estructural… Así, el aunque desgobierno de la Generalitat se alargue por lustros y su impacto económico sea negativo, la magnitud del desaguisado económico no es proporcional sino menor a su tremendo impacto político. 

Se ha dicho que la economía catalana estaría como afectada de aluminosis, de modo que las consecuencias negativas de la situación de estos años de desafío se verán más intensamente en el futuro. (Varios autores (2019), “Conseqüències econòmiques del ‘procés’”, Política i Prosa, n. 7, mayo.)

El declive económico debido a la confrontación independentista y que preludia la decadencia de Cataluña se aprecia en diferentes indicadores: 

  • PIB: hay un gap de (-4.6%) entre el PIB real con confrontación separatista y el PIB tendencial sin confrontación. 
  • Madrid adelantó a Cataluña en PIB absoluto (a pesar de ser de contar con 800 mil habitantes menos) y por supuesto le adelanta en PIB per cápita. Entre 2005 y 2019 el gap en el crecimiento del PIB entre Cataluña y Madrid ha sido de (-11,2%). 
  • PIB per cápita: a cada catalán el desafío de los separatistas le cuesta -1.384 € al año, (-115 euros) al mes ó (-4 euros) al día.
  • Boicot a productos catalanes y a empresas residentes en Cataluña: se redujo el comercio con el resto de España.
  • La competitividad de Cataluña entre las regiones europeas pasó del puesto 103 en 2010 al puesto 161 en 2019. La principal competidora de Cataluña, Madrid, se halla en el puesto 98.
  • El atractivo de Barcelona entre las ciudades europeas pasó del puesto 4 en 2010 al puesto 11 en 2019.
  • Disminuyó la migración de personas hacia Cataluña. En su lugar, Madrid atrae a personas de todos los lugares de España incluida Cataluña, naturalmente.
  • Empleo y afiliación a la seguridad social: en Cataluña se registran la mitad de nuevos trabajadores que en Madrid.
  • Huida de empresas: a Madrid, Valencia, Aragón, Baleares…
  • Huida de las inversiones extranjeras.
  • Huida del turismo nacional y caída del internacional.
  • Proyectos urbanísticos no hay en Cataluña; el mercado de la vivienda va muy por detrás del de Madrid, y aún mucho más atrás va el mercado de oficinas.
  • Finanzas: rescatada la Generalitat por el Estado español, su déficit sobrepasa todas las reglas fiscales y su endeudamiento es completamente insostenible.

Por otra parte, si por un casual el actual desafío separatista culminara en independencia, la decadencia de Cataluña se trocaría en colapso (según se aprecia en la Figura 1).

Conclusiones

El declive actual tendrá consecuencias a medio y largo plazo, muchas más aún si no cesa el motivo que lo atiza, el desafío de los separatistas catalanes y del govern de la Generalitat.

Entre la Cataluña dominada por los separatistas y el resto de España hay una larga fricción, que derivará en abrasión de Cataluña y -en menor medida- de España.  Desgraciadamente, sí, ésta es la crónica de una decadencia anunciada.

Figura 1: Coste del desafío separatista y coste de una hipotética independencia de Cataluña: Decadencia y colapso 

Fuente:  Elaboración propia en base a datos de Idescat (2020) 

NOTICIAS RELACIONADAS

2 COMENTARIOS

  1. Muy claras las explicaciones del profesor Brunet.

    Esperemos que los catalanes voten a partidos políticos moderados, que dejen atrás el separatismo y se concentren en recuperar la economía y reducir el paro.

    En otoño podremos cambiar el gobierno de la Generalitat.

    Suerte.

  2. Cataluña entró en decadencia mucho antes. Si se ve la historia estadística, su ventaja respecto de las demás regiones ha ido a menos en proporción directa con la asunción de enormes poderes por su gobierno regional, que este ha usado para la extranjerización de la región, para la discriminación y la segregación. A partir de finales de primeros de los 90, cuando la «construcción nacional» (es decir, la destrucción de la comunidad nacional que formamos todos los españoles) se afianza, deja de convertirse en un polo atractivo para el resto de los españoles. Además, los catalanohablantes han visto desde entonces recortado su horizonte vital a los límites de la región, al no transmitírseles desde la escuela más que separatismo y la negación del valor de la vida en común con el resto de los españoles.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

El Consejo de Europa da la espalda al separatismo catalán: no admitirá referéndums que no respeten la Constitución

La Comisión de Venecia, órgano del Consejo de Europa encargado de velar por todo lo relativo al derecho constitucional en la UE,...

ENTREVISTA | David Mejía: «El objetivo del separatismo es expulsar culturalmente a España de Cataluña»

Profesor de Humanidades en IE University y flamante fichaje como columnista en El Español, el también articulista de The Objective David Mejía...

ENTREVISTA / Santiago Camacho: «La peor mentira sobre la pandemia es la que dice que no se podía prever»

Santiago Camacho es uno de los periodistas españoles que mejor se mueve entre las denostadas teorías de la conspiración. Hipótesis que, en...

El diputado Ignacio Garriga, «el negro de Vox», levanta la ira de la izquierda en Twitter

Hay que admitir que quien en Vox tuvo la idea de poner al parlamentario Ignacio Garriga a defender la moción de censura...