Santander Thank You

El terremoto provocado por Messi en Can Barça podría facilitar el desembarco del independentismo en el club

El precandidato Víctor Font y su más que probable número 2, Joan Laporta, exigen la dimisión de Bartomeu

El jugador del Barça Leo Messi Foto: Europa Press

Messi se quiere ir y su decisión ha provocado un terremoto en el FC Barcelona cuyas consecuencias pueden ir más allá de lo deportivo. Muchos son los que dan por hecho que el presidente, Josep Maria Bartomeu, presentará la dimisión en las próximas horas. De ser así, las elecciones estarían aún más cerca de celebrarse y, tal y como se ha podido comprobar en redes sociales como Twitter, el independentismo ve ya como una realidad muy posible hacerse con el club, con el tándem Víctor Font y Joan Laporta al frente. Algo que convertiría Can Barça en el mascarón de proa del proyecto separatista a nivel internacional y nacional.

«Bartomeu está considerando seriamente renunciar después de que Messi haya pedido irse», ha tuiteado el periodista marroquí Achraf Ben Ayad, uno de los mejor informados sobre los entresijos del club.

Si hasta ahora el único precandidato a la presidencia, Víctor Font, se había mostrado prudente a la hora de hablar de la actual junta directiva, este martes ha estallado en su cuenta de Twitter contra el presidente Bartomeu: «Sabes perfectamente que si los culers pudiéramos ir al Estadi, todo el campo sería un clamor: ¡Bartomeu, vete ya!». Y ha anunciado que, en el caso de que Bartomeu no dimita, dará «apoyo activo a la moción de censura ya en marcha». Una moción de censura promovida por la asociación culé e independentista Manifest Blaugrana.

De un modo similar se ha pronunciado quien posiblemente sea el número 2 de Font si este alcanza la presidencia del club, el ex presidente Joan Laporta. A través de su cuenta de Twitter, el controvertido abogado e independentista radical ha acusado a la junta directiva de «cobardía» por el despido telefónico de Luis Suárez y ha lamentado que el club esté en manos de incompetentes. Laporta, además, también ha exigido a Bartomeu y a su junta que dimitan y les ha acusado de «minar la moral de Messi para salvarse ellos del «desbarajuste económico y deportivo que han creado».

Hasta Quim Torra ha querido dar a conocer su opinión sobre lo que está sucediendo en el club que, hasta ahora, ha permitido todo tipo de manifestaciones a favor del independentismo en el estadio. «Cataluña será siempre tu casa», ha publicado Torra, «no te olvidaremos nunca, Leo Messi, Creu de Sant Jordi«. Y también el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha querido despedirse del astro argentino al que, en 20 años de residencia en Cataluña, nunca se ha escuchado hablar en catalán: «Gracias, Messi».

Así las cosas, y salvo que surja una candidatura que nada quiera saber de la cuestión política, todo indica que el Barça está cada vez más cerca de convertirse en un club en el que la independencia y todo lo que la rodea sea más importante que meter goles. Habrá que ver cuántos socios están dispuestos a aguantar el cambio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Caos en Educación Especial: el Govern pretende que los alumnos contagiados sean confinados en los colegios

El Departamento de Educación, dirigido por el republicano Josep Bargalló, ha creado un nuevo frente de incertidumbre y nerviosismo en los centros...

Elsa Artadi (JxCat) pone en el punto de mira al columnista Albert Soler por criticar a la mujer de Puigdemont

La portavoz de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, ha arremetido este martes contra Albert Soler, columnista del Diari de...

ENTREVISTA / Rosa Cobo: «La pornografía no puede estar accesible en internet para nadie»

El currículum de Rosa Cobo (Cantabria, 1956) es apabullante. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la UCM, actualmente imparte Historia de...

ENTREVISTA / Julio Posadas: «Los Djs siempre transmiten musicalmente la expresión social del momento»

El COVID-19 ha arrasado con todo y ha traído a nuestras vidas nuevas formas a las que aún no nos hemos terminado...