Santander Thank You

Ramón Tremosa, de los ‘chemtrails’ a ariete contra ERC dentro del Govern

El nuevo conseller ha protagonizado numerosos escándalos por su peculiar forma de entender la política

Ramón Tremosa con el ex cupaire Antonio Baños.
Ramón Tremosa con el ex cupaire Antonio Baños.

El nuevo y flamante conseller de Empresa, Ramón Tremosa (JxCat), se ha curtido en la vida política en el Parlamento Europeo. Doctor en Economía, es especialista en financiación autonómica, además de profesor titular de Teoría Económica en la Universidad de Barcelona e investigador. Elegido por Artur Más para sustituir a Ignasi Guardans en Europa, Tremosa aparentaba en 2012 ser un político gris e intrascendente. Sin embargo, su esperpéntica forma de entender la acción parlamentaria le ha convertido en protagonista de numerosas polémicas en los últimos años.

Es difícil saber por dónde empezar a la hora de hacer una lista con las hazañas de Tremosa en la Unión Europea. Lo que está claro es que ha trabajado duro para vender a los eurodiputados una imagen distorsionada de España. Pero también de Cataluña. Basta ver cómo remitió a todos su colegas de la Cámara un mail en el que aseguraba que la Constitución española permitía la celebración de un referéndum sobre la autodeterminación catalana. O cómo defendió que la legitimidad de la consulta era mayor que la de la escocesa, a pesar de que la segunda no solo era legal sino que, además, había sido pactada con el Reino Unido.

Un eurodiputado influyente

Sorprendentemente, la prestigiosa revista Politico Europe, lo definió como uno de los 40 eurodiputados más influyentes en la legislatura de 2014-2019. Politico Europe colocó a Tremosa en el puesto 35 de la tabla y lo presentó como «defensor del movimiento independentista, en un momento en que sus líderes luchaban por la atención mundial y el apoyo de la UE». No debían saber que las grandes acciones de Tremosa por la independencia catalana habían pasado por gestas como llevar a la Comisión Europea el pisotón de Pepe a Messi en el partido Madrid-Barça de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey de enero de 2012. Un asunto en el que contó con la colaboración del entonces también eurodiputado Raül Romeva, hoy en prisión por el referéndum ilegal el 1-O.

Tampoco debía conocer Politico Europe cómo Tremosa, haciendo caso a un bulo que corría por internet, preguntó a la Comisión qué opinaba sobre los supuestos chemtrails que fumigaban a los españoles con «dióxido de plomo, yoduro de plata y diatomita» con el fin de «alejar las lluvias y permitir que suban las temperaturas, lo que crea un ambiente climático veraniego para el turismo y, al mismo tiempo ayuda a las corporaciones del sector agrícola«.

La foto con Di Rupo

Tremosa llevó también hasta la UE el supuesto ataque que suponía para los independentistas que en una serie cómica, Aída, se rieran de los catalanes. Pero, además, no ha tenido escrúpulos para manipular cualquier oportunidad que se le presentara y ofrecer a los votantes separatistas una imagen falsa del peso del procés ante Europa. En este sentido, fue sonada a finales de 2017 su utilización en Twitter de una fotografía con el ex primer ministro belga, Elio di Rupo, diciendo que este había criticado la «deriva autoritaria de Rajoy por la encarcelación de una parte del gobierno catalán». Di Rupo no tardó en contestar: «Un eurodiputado español me llamó anoche en la ciudad. Se quería hacer una foto conmigo. La ha utilizado para fines políticos españoles. Si hace falta, yo reafirmo mi total oposición a la actitud de Puigdemont». Y un mes más tarde, mostraba su apoyo al socialista Miquel Iceta. Una jugada maestra de Tremosa.

Lo cierto es que en redes sociales como Twitter, Tremosa ha triunfado en la categoría de troll sin lugar a dudas. A lo largo de los años, ha debido bloquear a miles de tuiteros constitucionalistas que le han afeado, por ejemplo, la utilización de fotografías de manifestaciones fuera de Cataluña como si fueran protagonizadas por el independentismo. O, incluso, la de una portada de la revista Time convirtiendo la revolución de los paraguas de Hong Kong de 2014 en una protesta de factura catalana. Todo le vale al ahora conseller de Economía a la hora de difundir las bondades del separatismo.

Visto lo visto, a nadie puede extrañar que Ramón Tremosa haya llegado a la Conselleria de Empresa pisando fuerte. Su primera intervención como conseller ha sido arremeter contra el vicepresidente del Govern, el republicano Pere Aragonés, al que ha acusado de no apoyar al presidente Quim Torra a la hora de reclamar al Gobierno central los fondos que supuestamente necesita Cataluña para afrontar la crisis del COVID-19. Está claro que, a partir de ahora, Tremosa será otro peón del JxCat de Carles Puigdemont para derribar a ERC a calzón quitado.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Caos en Educación Especial: el Govern pretende que los alumnos contagiados sean confinados en los colegios

El Departamento de Educación, dirigido por el republicano Josep Bargalló, ha creado un nuevo frente de incertidumbre y nerviosismo en los centros...

ENTREVISTA / Julio Posadas: «Los Djs siempre transmiten musicalmente la expresión social del momento»

El COVID-19 ha arrasado con todo y ha traído a nuestras vidas nuevas formas a las que aún no nos hemos terminado...

Elsa Artadi (JxCat) pone en el punto de mira al columnista Albert Soler por criticar a la mujer de Puigdemont

La portavoz de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, ha arremetido este martes contra Albert Soler, columnista del Diari de...

Antonio Garrigues Walker: «Aspiro a que no perdamos el optimismo y la fe en el futuro»

Antonio Garrigues Walker (Madrid, 1934) tiene una biografía tan rica y extensa que es imposible de resumir. Destacaría que toda su vida se...