ZFBarcelona
ZFBarcelona

El temor a perjudicar electoralmente al PSC podría frenar la reforma de la sedición

Tanto esta medida como la exclusión del castellano en la ‘ley Celaá’ lastrarían las opciones electores de los socialistas catalanes, que quieren recuperar el voto que se fue a Cs

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta Foto: Europa Press

Aunque a finales de verano la previsión del Gobierno era reformar el delito de sedición antes de que acabase el año, en estos momentos este propósito podría resultar no tan acuciante para el Ejecutivo. Al menos, es lo que puede inferirse después de que esta semana, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, haya dejado entrever que tal vez no se cumpla el objetivo de aprobar la reforma del Código Penal en el Consejo de Ministros antes de que acabe el año. Del mismo modo, la portavoz María Jesús Montero defendió ayer la necesidad de adecuar los tipos penales a la legislación europea —pese a que Bruselas esta semana ha desmentido que exigiese al Gobierno la reforma del delito de sedición— pero matizó que existían otros retos «todavía pendientes», como la «reforma del órgano de gobierno de los jueces».

Y es que, preguntada directamente durante la rueda de prensa por si la reforma llegaría antes de los comicios catalanes del 14F, Montero esquivó la pregunta y recordó la necesidad de abordar otras reformas pendientes como la ya citada renovación del CGPJ, de parte del Tribunal Constitucional o de la cúpula de RTVE.

En busca del votante que se fue a Cs

Esta posible dilatación de la reforma del delito de sedición hasta después de las elecciones catalanas podría entenderse como una forma de no perjudicar las opciones electorales del PSC. Recordemos que los socialistas catalanes llegan a estos comicios con la ambición de recobrar parte de los votos que hace dos años se fueron a Ciudadanos. En este sentido, la reforma de la sedición —que presumiblemente rebajaría las condenas de los políticos presos por el procés—, así como la exclusión del castellano como lengua vehicular en la ley Celaá son vistos como asuntos que podrían lastras sus posibilidades.

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Argimón alerta: «Hay 160.000 personas vacunadas en Cataluña que podrán desarrollar la enfermedad grave»

A pesar de que la sensación de pánico en torno al COVID-19 ha vuelto a instalarse a casi todos los niveles, el...

Una consejera de Colau indigna al separatismo por hablar de la «Cataluña profunda»

Pese a que a que el separatismo suele hacer gala de constantes muestras de hispanofobia a través de destacados líderes como el...

ENTREVISTA | Rebeca Argudo: «La entronización de la víctima me parece perversa»

Azote del feminismo hegemónico y de la izquierda identitaria, Rebeca Argudo lleva un tiempo pisando todos los charcos posibles que se le...

Los manteros acusan a la alcaldesa Colau de utilizarles para hacerse publicidad a su costa

Pocos dudan ya en Barcelona de que la alcaldesa Ada Colau es el mejor ejemplo de eso que se conoce como bluf,...