ZFBarcelona
ZFBarcelona

ERC copia a Colau y promueve un plan de «salud emocional» para paliar los efectos de la crisis del COVID-19

Lo aplicará dentro del propio partido, con medidas como una nueva regulación de horarios que facilite la conciliación

La portavoz de ERC y diputada en el Parlament, Marta Vilalta, durante la presentación del plan (ERC).

Pocos pueden poner en duda que la pandemia del COVID-19, además de arrasar con la salud y la economía, está teniendo graves repercusiones en en el equilibrio mental de los ciudadanos. Tanto es así que ayuntamientos como el de Barcelona pusieron en marcha durante la primera ola y el confinamiento un plan de choque de salud mental para afrontar los efectos de la crisis y dirigido, sobre todo, a los mayores y a los adolescentes y jóvenes. Ahora es ERC el partido que promueve una iniciativa similar para aplicarla tanto dentro de la formación como desde aquellas instituciones en las que tiene responsabilidad de gobierno, como es el caso de la Generalitat.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha explicado que solo se podrá salir de la crisis «poniendo la vida en el centro de todas las políticas públicas, pensando y trabajando por el bien colectivo». Con este objetivo, ERC ha puesto en marcha un «plan de salud emocional» que se aplicará en todos los ámbitos en los que la formación tiene «capacidad de decisión». Se trata, según ha señalado Vilalta, de «poner la vida en el centro». Algo que se tendrá que hacer «cambiando hábitos, fomentando nuevas rutinas, conciliando de verdad y gestionando el tiempo de forma eficiente».

Conciliación y reforma horaria

El plan no solo pretende ayudar a la sociedad catalana sino que, además, se aplicará en el seno de ERC, donde prestará especial atención a «la conciliación y la reforma horaria«. De este modo, el partido liderado por Oriol Junqueras y Marta Rovira se compromete a implantar «una nueva organización del tiempo» que incluye medidas como la flexibilidad horaria, las franjas horarias más saludables para las comidas o «avanzar en la desconexión digital».

Desde la Generalitat, y según ha explicado el portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, se ha puesto ya en marcha el Plan Estratégico de Servicios Sociales 2021-2024 que, entre otras cuestiones, contempla «la financiación del apoyo psicológico en los equipos básicos de atención social», además del teléfono 012. El Govern, además, creará «un servicio online de apoyo y asesoramiento para niños, adolescentes y jóvenes», que complementará a la web ya activa gestioemocional.cat.

ERC, por otro lado, quiere que también los ayuntamientos se impliquen en este proyecto. Algo que ya ha puesto en marcha, por ejemplo, el de Figueres, cuya alcaldesa, Agnès Lladó, ha recordado que los consistorios son «la administración más cercana». «Durante esta pandemia», ha recordado, «hemos tenido un papel fundamental para dar respuesta a las personas que más lo han necesitado y lo necesitan. La respuesta emocional ha sido imprescindible». De este modo, los ayuntamientos en manos de ERC ofrecerán servicios de atención psicológica abiertos a todos los residentes en esos municipios. Además, pondrán «al alcance de la ciudadanía los recursos propios y externos de apoyo a la salud emocional».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Reportaje/ «No soy tonto. Tengo dislexia»

Uan de cdaa deiz penosras surfen dislexia. Un balei de pavralas que no lorgan conrtolar. ¿Se imaginan convivir con...

ECOS INDEPENDENTISTAS| ¿A quién le importa el otro medio país?

Oriol Junqueras, con una lucidez tardía que brilló por su ausencia en 2017, afirma, en una entrevista en el Nacional el pasado...

ENTREVISTA | Albert Soler: «Después del asalto al Capitolio, a Trump deberíamos llamarle ‘Trumpdemont’»

Periodista en El Diari de Girona y autor de libros como Nos cansamos de vivir bien (2019), Albert Soler (Gerona, 1963) es...

Francia prohíbe llevar ‘CAT’ en la matrícula del vehículo

La Corte de Casación francesa ha prohibido el uso del 'CAT' en las matrículas de ese país, una práctica muy habitual en...