ZFBarcelona

Va a haber fraude en el voto por correo

Oficina de Correos Foto: Correos

El resultado de las próximas elecciones autonómicas en Cataluña, sean cuando sean, es bastante incierto. Hay que contar seriamente con la posibilidad de que no haya una mayoría de escaños independentistas, y también con la de que, aun existiendo esa mayoría, no sea capaz de formar gobierno —las disensiones de esta legislatura no auguran demasiados consensos—; en cualquier caso, una intentona como la de 2017 parecería, en principio, descartable a corto plazo.

La incertidumbre viene motivada en buena parte por el incremento de la abstención, sea por hartazgo ante el callejón sin salida a que el proceso independentista ha sometido el país, sea por el desasosiego general a consecuencia de la pandemia, que, por más que se aplace la convocatoria, seguro que no estará controlada el día de la votación.

Curándose en salud, la opción puigdemontista se apresta ya a deslegitimar el resultado arrojando sospechas sobre el voto por correo, una opción que ha estado siempre presente y que esta vez parece más necesaria que nunca, por cuestiones de salud y restricciones al desplazamiento. Lo del ¿Voto por correo? ¡No, gracias! no fue una ocurrencia aislada, forma parte de una campaña.

Mayoría independentista en peligro

Otro ejemplo de dicha campaña es el de Iscle Selga Jorba, quien en un escrito que circula por las redes sociales, y también en una serie de tweets, resume el temor que se está intentando inocular en los seguidores: votar por correo favorece el fraude electoral, y el voto independentista sin duda va a ser falseado: «Parece ser que el voto por correo está aumentando mucho y podría ser la causa que hiciera perder la mayoría del 50% de votos a los partidos independentistas.»

Si, a consecuencia de las malas artes de Correos, «puede suceder que hayas votado un partido independentista y que el voto que entre en la urna sea unionista o simplemente nulo», nadie va a ir a votar —nadie que se lo crea— con la tranquilidad de otros tiempos.

El lanzamiento de esta sospecha tiene una triple finalidad: alertar ante una posible pérdida de la mayoría independentista, con lo que se incentiva el voto de los vacilantes; rechazar la posibilidad de que esa mayoría se pierda realmente, ya que si sucede será debido a un fraude orquestado por el Estado, y sostener que hubo una mayoría independentista en las elecciones anteriores más abultada de lo que reflejan los resultados oficiales.

El voto por correo es fiable

Ismael Peña López, director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales, organismo de la Generalitat, ha aportado argumentos a contradecir a los que tan alegre como infundadamente lanzan sospechas sobre el proceso electoral. Lo ha hecho en varios tweets para llegar a esta conclusión: «El voto por correo es totalmente fiable y no cambia escaños. Si hay errores son humanos e insignificantes.»

Los detalles que aporta sobre el procedimiento de voto son bastante concluyentes para cualquier persona racional; pero desgraciadamente no estamos ante personas racionales, sino ante creyentes ciegos que necesitan tomar un antídoto preventivo ante su posible derrota en las urnas.

La sospecha lanzada por los propagandistas de segunda fila de JxCat —aún no por los cabezas de lista— será interiorizada por sus seguidores y convertida en verdad incuestionable. Será una prueba más de la maldad intrínseca de España, o del régimen del 78, o de un sistema corrupto del que, como dice el estribillo, tenemos que irnos ya.

Peña López, cargado de sentido común, sostiene que, «para controlar el voto por correo de forma suficiente para cambiar un escaño, deberíamos llegar a niveles de control de la URSS de Stalin o la Bielorrusia de hoy. España, a pesar de todas las críticas, ni se acerca a estos países. Por suerte.»

Pues bien, he aquí que hay gente que, a pesar de circular, reunirse y manifestarse libremente y sostener variopintas y encendidas opiniones sin obstáculo alguno, están convencidos de que el sistema represivo español supera todo lo conocido por la humanidad.

Sembrar dudas y recoger alzamientos

Viendo venir el impacto «sobre la legitimidad de las instituciones —entre ellas el voto— que puede acabar teniendo su desprestigio», Peña López comentó así lo sucedido estos días en los Estados Unidos: «Es un golpe de estado. Se empieza sembrando dudas. Dudas sobre el voto por correo. Dudas sobre las empresas de recuento del voto. Dudas sobre las juntas electorales. Después viene el grito de pucherazo. Y se acaba entrando en el Parlamento. Esto no nos puede pasar aquí.» ¿Se aceptan apuestas?

Hay otro ingrediente que van a añadir al cóctel que están preparando: el desprestigio de las instituciones catalanas. No por casualidad el presidente Quim Torra, en el momento de cesar en el cargo, a finales del setiembre pasado, emitió esta sentencia: He llegado a la conclusión de que uno de los obstáculos para lograr la independencia es la autonomía.

Esta es la idea que se va abriendo paso en el independentismo más proclive a la insurrección. Porque, como resumía Vicent Partal una semana después —Contra l’autonomia, finalment—, «el gobierno autonómico simplemente no puede ofrecer a los ciudadanos la justicia, la equidad y el bienestar que merecen. Ningún gobierno autonómico (…) Sólo lo podrá ofrecer la república.»

Sistema electoral trucado más instituciones que han de ser derribadas, éste es el cóctel. El Parlamento podría pasar de entenderse —abusivamente— como la cámara donde reside y se proclama la soberanía de Cataluña, a ser visto como un lugar que ha de ser sobrepasado o invadido.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Reportaje/ «No soy tonto. Tengo dislexia»

Uan de cdaa deiz penosras surfen dislexia. Un balei de pavralas que no lorgan conrtolar. ¿Se imaginan convivir con...

ECOS INDEPENDENTISTAS| ¿A quién le importa el otro medio país?

Oriol Junqueras, con una lucidez tardía que brilló por su ausencia en 2017, afirma, en una entrevista en el Nacional el pasado...

Francia prohíbe llevar ‘CAT’ en la matrícula del vehículo

La Corte de Casación francesa ha prohibido el uso del 'CAT' en las matrículas de ese país, una práctica muy habitual en...

En la «Catalunya catalana», a peor gestión más voto indepe

Pujol, según él, se consagró a la causa de "construir" el país. Además de otros resultados, le dio para las rentas electorales...