" "

Correos defiende las medidas de seguridad implantadas en la compañía para la gestión del voto por correo

CGT ha denunciado que los trabajadores temen poder contagiarse con la saliva con la que se pegan los sobres

Correos defiende sus medidas contra el COVID-19 ante las denuncias de la CGT (Europa Press).

Correos ha rechazado tajantemente las acusaciones del sindicato CGT sobre la posibilidad de que sus empleados puedan verse afectados por el COVID-19 en la gestión del voto por correo que se está llevando a cabo con motivo de las elecciones catalanas del día 14. La compañía ha asegurado en un comunicado que «trabaja para cumplir con sus obligaciones legales en los procesos electores» y que se ha adaptado a las circunstancias de la pandemia con el fin de ofrecer, tanto a sus empleados como a los posibles votantes, «todas las garantías sanitarias en los diferentes trámites que los ciudadanos tienen que llevar a cabo».

La empresa pública responde de este modo a la denuncia formulada por la CGT este lunes y, según la cual, los empleados de Correos en Cataluña no se sienten seguros para gestionar la «avalancha» de votos por correo. Además de la cuestión de la saliva, la CGT ha apuntado otros supuestos riesgos, como la posibilidad de que, en la recogida de votos en el domicilio, los votantes se quiten la mascarilla.

Ante estas denuncias, Correos ha recordado que, durante la pandemia, ha implantado diferentes medidas de seguridad para proteger a sus trabajadores y a los usuarios. Además, con motivo de las elecciones del 14-F, ha adoptado otras «de carácter complementario». De este modo, Correos ha señalado que los trabajadores que tengan que prestar servicios relacionados con el voto por correo han recibido «formación preventiva frente a los riesgos del COVID-19″.

Mamparas, mascarillas, guantes, distancia y gel

En las oficinas, los empleados se encuentran protegidos por mamparas y trabajan con mascarillas FPP2, guantes y «geles de uso personal». En los establecimientos con más electores, Correos ha habilitado «ventanillas exclusivas» para agilizar el trámite del voto por correo. Y se obliga al elector a depositar la documentación en el mostrador, sin tener ningún contacto físico con el trabajador.

En el caso de los domicilios, finalmente, desde Correos han señalado que «la entrega del voto se realizará con la garantía de seguridad interpersonal entre el empleado de Correos y el elector». Si el este debe retirarse la mascarilla para poder ser identificado, «se hará por el mínimo tiempo imprescindible y respetando la distancia de seguridad«. Los empleados, además, no podrán mantener contacto directo con los electores en los domicilios, por lo que ni tan siquiera accederán a los mismos «para la entrega de la documentación electoral». «Tampoco accederán en ningún caso a residencias de mayores, centros hospitalarios o análogos, más allá de los puntos habituales de recepción o entrega de la correspondencia», ha añadido Correos en su comunicado.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Ecos independentistas/ La policía catalana está al límite

El sábado 2 de octubre se graduó la 34ª promoción de la Escuela de Policía de Catalunya: 675 mossos d’Esquadra y 572...

ANÁLISIS / La inseguridad en Barcelona alcanza niveles históricos

Desgraciadamente Barcelona ya es la ciudad más insegura de España y una de las más inseguras de Europa, y no es opinión,...

El constitucionalismo rememora la histórica manifestación del 8 de octubre contra la intentona golpista separatista

El 8 de octubre de 2017 los constitucionalistas catalanes dieron un paso al frente y salieron en masa a manifestarse contra la...

Un diputado de Junts llama a separarse de España por su exceso de «pobres»

Es sabido que una de las razones por las que el separatismo aboga por que Cataluña se separe de España es que...