dfactory
dfactory
dfactory
dfactory

Un manifiesto pide profesionalizar la Administración pública en Cataluña

Impulsado por el Institut Ostrom, el texto propone un modelo en el que se «acrediten competencias» y se «evalúen los resultados»

Generalitat/ Europa Press

El fin de la politización de la Administración pública en Cataluña. Esto es lo que han reclamado una cincuentena de académicos, políticos y personalidades en un manifiesto impulsado por el Institut Ostrom: «Por una dirección pública profesional». Entre los firmantes del texto se encuentra el catedrático de Economía de la UPF Guillem López Casasnovas, el director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales, Ismael peña López; o el coordinador del Grup de Treball Catalunya 2022, Genís Roca.

Los firmantes del texto exigen un cambio gradual de paradigma, pues hasta ahora el modelo, a su parecer, se asienta «exclusivamente en pautas de confianza y discrecionalidad políticas». En lugar de ello, proponen un esquema alternativo en el que se tengan en cuenta «elementos de acreditación de competencias requeridas para el correcto cumplimiento del trabajo» y donde la continuidad se decida por «la evaluación de resultado» en vez de por el «ciclo electoral».

340 puestos de trabajo, «en juego»

Como munición argumentativa, el Institut Ostrom recuerda que según la OCDE «España es, junto con Turquía y Chile, el único país donde cambian entre el 95 y el 100% de los altos directivos públicos cuando se produce un cambio de gobierno». En este sentido, critican que aunque la Generalitat de Cataluña tiene competencias plenas en materia de regulación de directivos públicos incurre en las mismas «disfuncionalidades del sistema español». Disfuncionalidades que, en el caso catalán, provocan que con los cambios de gobierno 340 puestos de trabajo —con una retribución agregada de 27 millones de euros— pasen a estar en juego.

Por otra parte, opinan que la profesionalización constituiría para Cataluña «un paso muy relevante para avanzar en la mejora de la transparencia, la igualdad de oportunidades y la selección meritocrática de los directivos públicos». Ello permitiría dotar a las instituciones «de mejor capital humano, mayor inteligencia rectora y una visión a largo plazo, que permitirá definir y ejecutar las grandes transformaciones públicas que necesitamos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030». Finalmente, recuerdan el buen resultado que la profesionalización de la Administración está dando en el mundo anglosajón, los países nórdicos o Portugal.

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
dfactory

Lo Más visto

El Ayuntamiento de Tarragona pide disculpas por colocar por error un cartel en castellano

La intransigencia del nacionalismo en la cuestión lingüística está alcanzando cotas desusadas. Esta semana, la Generalitat ha anunciado un paquete de 100...

ENTREVISTA: María Paula Caycedo: «Seguirá habiendo coches en la ciudad, pero se va a reequilibrar su presencia»

María Paula Caycedo reúne experiencia profesional en 4 países diferentes, 3 industrias y varias áreas de negocio. Sus últimos 12 años han...

La plataforma cívica Unión 78 llama a la acción contra la derogación del delito de sedición

La plataforma cívica Unión 78 ha puesto en marcha una impactante campaña en la que sus integrantes llaman a la acción de...

Catalunya y la Selección

Es la Selección del Barça. Para los nacionalistas catalanes poco importa. Al contrario, molesta. Les molesta porque no les gusta ver a...