ZFBarcelona
ZFBarcelona
" "

Laporta: «El Barça tiene 122 años de historia y está por encima, incluso, del mejor jugador del mundo»

El club desconoce cuándo podrá rendir homenaje al astro argentino al que desea la mejor suerte a partir de ahora

Joan Laporta abrazando a Leo Messi.

En un larga y repetitiva rueda de prensa, el presidente del Barça, Joan Laporta, ha explicado este viernes los motivos por los que el club se ve obligado a prescindir del mejor jugador del mundo, Leo Messi. Laporta ha dejado claro que ambas partes habían alcanzado dos acuerdos que no ha sido posible sacar adelante por dos motivos básicos: la situación económica de la casa y las condiciones que impone La Liga a los equipos. Y ha insistido en que los únicos responsables de la situación son los integrantes de la anterior junta directiva, presidida por Josep Maria Bartomeu, cuya «herencia» ha calificado insistentemente de «nefasta«.

El relato de Laporta ha sido claro. Se alcanzaron con el padre del astro argentino, Jorge Messi, dos acuerdos. El primero consistía en tener a Messi en el vestuario durante dos años pagando su coste en un plazo de cinco. Fue rechazado por La Liga por no cumplir las condiciones. En el segundo, Messi permanecería como jugador durante cinco años pero tampoco podía ser inscrito por La Liga.

Una masa salarial deportiva disparada

La masa salarial deportiva del club, por otro lado, es del 110% de los ingresos. Esto no permite renovar a Messi porque la situación normal debería ser de entre el 65% y el 70%. A esto se suma que La Liga, por una cuestión de «fair play financiero» obliga a tener un margen salarial que tampoco se cumpliría en el caso de volver a contratar al argentino. El Barça esperaba «flexibilidad» de la organización presidida por Javier Tebas. Sin embargo, «las presiones de otros clubes para que se cumplan las normas», calificadas por Laporta de «lógicas», han llevado a La Liga a mantenerse en sus exigencias.

Quedaba una salida: el acuerdo alcanzado por La Liga con el fondo internacional CVC y que, de aceptarlo, supondría, en el caso del Barça, la cesión durante 50 años del 10% de los derechos audiovisuales del club. Algo que Joan Laporta considera muy arriesgado para la entidad y que no quiere afrontar, aunque, económicamente, hubiera facilitado la renovación de la ficha de Messi para los dos o los cinco próximos años: «El Barça es una institución de 122 años y está por encima, incluso, del mejor jugador del mundo».

«Hay unas razones objetivas muy claras», ha explicado el presidente blaugrana, «hacer una inversión del volumen que representa Leo Messi comporta ciertos riesgos. Estábamos dispuestos a asumirlos. Pero, después de la auditoría, no queremos poner en riesgo al club».

Decisión personal del presidente

Fue Laporta el que el jueves cogió «el toro por los cuernos» y, en vistas de todos los obstáculos y riesgos, dio por finalizada la negociación con el representante del argentino. Nada le hubiera gustado más que comparecer ante los medios junto a Messi para anunciar que seguiría en la casa. Sin embargo, Joan Laporta tiene claro que hay que vivir en la realidad y la del Barça en estos momentos es la que es, aunque, en un «horizonte cercano», la actual junta directiva vea que será posible remontar.

El presidente ha dicho también que no se siente responsable de lo sucedido, aunque llegó a la jefatura del club prometiendo que mantendría a Messi. «Dije que haríamos todo lo posible», ha recordado este viernes, «dentro de las posibilidades económicas del club. Hemos llegado a un acuerdo que no se ha podido materializar por la situación económica y que te lleva a lo de La Liga». Ha insistido en la «nefasta herencia recibida» y ha subrayado que su compromiso sobre Messi se basó en los «números que presentó» la anterior junta directiva. Números que la auditoría realizada ha demostrado, según Laporta, que no eran reales y cuya situación expondrá en una próxima comparecencia tanto ante los medios como ante los socios.

El toque de Tebas

Si bien Laporta, por otro lado, no ha pronunciado en ningún momento la palabra chantaje contra La Liga por la cuestión de los derechos audiovisuales, sí lo ha hecho algún periodista a la hora de preguntarle. El presidente del Barça ha señalado al respecto que el acuerdo con CVC supondría más ingresos y «un 15% más de margen salarial». Pero ni siquiera con esas condiciones el club hubiera podido mantener a Messi. A estas palabras ha respondido directamente el presidente de La Liga, Javier Tebas, vía Twitter, desmintiendo al barcelonés: «Sabes que la operación de CVC no hipoteca los derechos de TV del Barça 50 años. Lo que hace es que los mismos tengan más valor para todos los clubes y así tú los puedas hipotecar a tus bancos y resolver la gran deuda. Así lo entendías hace horas».

La «nefasta herencia recibida»

Sobre la situación económica en sí del club, Laporta ha ofrecido algunas pinceladas ciertamente preocupantes. Los salarios de los jugadores suponen el 110% de los ingresos. Sin Messi, bajaría a un 95%. Pero lo normal estaría entre un 65% y un 70%. «Por cada 25 millones de salarios», ha explicado el presidente, «tenemos que meter 100 millones de euros». Estos salarios, en algunos casos, no son negociables pues se trata de contratos en vigor que el club, además, no puede romper unilateralmente porque acabaría condenado por los tribunales. A esto se suma la amortización de inversiones realizadas por la anterior directiva y que Laporta no considera justificables pero que hay que abonar sí o sí y que suponen ahora mismo un gran lastre para las cuentas de Can Barça.

La actual temporada, ha lamentado Laporta, se cerrará «con más del doble de pérdidas de lo previsto». Sin embargo, hay esperanza. «La previsión de ingresos», ha asegurado, «es optimista». Y es que el Barça se encuentra inmerso, por un lado, en la renegociación de salarios y, por otro, captando recursos «para reestructurar la deuda«. Sobre este último aspecto, Laporta ha señalado que han podido comprobar que existe «interés mundial» por el Barça, dado «el precio del dinero» que han obtenido. De ahí que haya afirmado que «hay buenas noticias» que le hacen ver «un horizonte relativamente cercano en el que se habrá revertido la situación del club».

Laporta, finalmente, ha asegurado desconocer cuál será el próximo destino de Messi. Sea cual sea, le ha deseado buena suerte, ha subrayado que es un referente para el club y ha dejado claro que esa siempre será «su casa». Ha lamentado, eso sí, que en las circunstancias actuales de pandemia y con los problemas económicos que arrastra la casa, no será posible rendir al astro argentino el homenaje que merece. Pero ya vendrán tiempos mejores.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Más de 400 profesores exigen que rectifique la ‘consellera’ que llamó «fascista» a la AEB

El separatismo está acostumbrado a que sus excesos no le pasen factura por la histórica pasividad del constitucionalismo. Sin embargo, esta situación...

Puigdemont lloriquea en Twitter porque El Mundo titula un artículo sobre su rechazo al diálogo con el verbo «matar»

El fugado expresidente catalán, Carles Puigdemont, tiene, como se suele decir, la piel muy fina. Tanto como para publicar este jueves un...

Puigdemont, un expresidente cada vez más molesto

Por tradición, los expresidentes suelen dedicarse a cosas que no molestan al que les sucede en el cargo. En el caso de...

Mossos y policías huyen a la carrera perseguidos por jóvenes en las fiestas de Tiana

La policía local y los Mossos d'Esquadra tuvieron que salir a la carrera en la noche de este sábado tras ser perseguidos...