BNEW
BNEW
BNEW

La portada de Charlie Hebdo que saca los colores a Occidente a cuenta del ya astro del PSG, Leo Messi

El semanario satírico recuerda los vínculos de Qatar con los talibanes afganos y con el fútbol europeo

La portada de Charlie Hebdo.

Si alguien conoce en Europa las consecuencias del fundamentalismo islámico esos son los integrantes de la revista satírica francesa Charlie Hebdo. En enero de 2015, buena parte de su redacción, con el director, Stéphane Charbonnier Charb, al frente, fue víctima de un atentado perpetrado por islamistas enfurecidos por las mofas que el semanario hacía habitualmente de los fundamentalistas. Dos radicales, al grito de Al·lah-àkbar (Alá es el más grande), dispararon más de 50 tiros, asesinaron a 12 personas y dejaron heridas a otras 11.

Con estos antecedentes, Charlie Hebdo puede permitirse el lujo de enfrentar a Occidente a su propia hipocresía. Y lo ha hecho esta semana con una portada que demuestra cómo la misma Francia, con grandes dosis de falsedad, se horroriza, aparentemente, por el retorno de los talibanes mientras, a la vez, aplaude a un equipo, el PSG, cuyo propietario es el emir de Qatar, Tamim bin Hamad A-Thani. La cúpula talibán se ha desplazado a Afganistán desde Qatar, país en el que, a pesar de tratarse de una dictadura, se celebrará el próximo Mundial de fútbol. Y ha sido el dinero catarí el que, finalmente, ha permitido al PSG fichar al astro Leo Messi.

El Barça catarí

La portada de Charlie Hebdo es, desde luego, todo un mazazo contra las conciencias europeas. Pero se puede ir más allá. Qatar fue durante años el principal patrocinador del Barça, una entidad deportiva que a lo largo de la última década se ha identificado con el separatismo catalán. Nunca se vio en aquellos años a ningún líder independentista cuestionar al club por beneficiarse del dinero de la teocracia catarí. Hoy, sin embargo, son estos líderes los que reclaman su cuota de protagonismo en la lucha contra el talibán, aunque, hasta hace dos días, ninguno había mostrado la más mínima preocupación por el avance de los radicales en Afganistán.

Silencio absoluto mantienen, por otro lado, destacados futbolistas separatistas como Pep Guardiola o Xavi Hernández, que se beneficiaron del patrocinio catarí. Hernández, además, se ha convertido en el principal propagandista de la dictadura de Qatar con la excusa del Mundial, llegando a afirmar que el país es plenamente democrático a pesar de que se rige estrictamente por la sharía. Y es que, como se suele decir, todo el mundo tiene un precio y en Qatar les sobra el dinero.

NOTICIAS RELACIONADAS

BNEW
BNEW
BNEW

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Un periodista deportivo de TV3: «La Roja me la trae floja»

TV3 ha sido denunciada en numerosas ocasiones por su sesgo hispanófobo. El último episodio teñido de esta inclinación tuvo lugar ayer en...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

Vic inaugura un buzón para denunciar el uso del castellano

Prosigue el hostigamiento institucional contra el bilingüismo en Cataluña. El Ayuntamiento de Vic ha anunciado a través de redes sociales la puesta...
- Publicidad -