bnew
bnew
bnew
bnew

Sánchez congela la reforma del delito de sedición al menos cuatro meses

Bolaños prioriza la agenda económica y señala que la rebaja no es «prioritaria»

La ministra de política terrirtorial, Isabel Rodríguez y el de Presidencia, Félix Bolaños. EFE.

La reforma del delito de sedición anunciada por el Ejecutivo en 2020 ya no constituye un asunto urgente para el Gobierno. Muchos entendían dicha reforma como una concesión más para mantener el apoyo del separatismo al Ejecutivo, pues permitía el regreso de los políticos secesionistas fugados al extranjero y restaba  gravedad penal a los posibles delitos que el separatismo pueda cometer en un futuro —recordemos que siguen repitiendo el lema «Ho tornarem a fer». Sin embargo, con los políticos presos ya en la calle gracias a los indultos y la falta de apoyo del separatismo a la reforma —el secesionismo no ve con buenos ojos en estos momentos admitir que cometió un «delito»—, la rebaja ha dejado de ser «prioritaria», tal y como admitió el ministro de Presidencia Félix Bolaños.

Bolaños explicó que el objetivo del Ejecutivo ahora es cumplir con los 50 compromisos adquiridos en Bruselas con el Plan de Recuperación Económica, de modo que antes de que acabe el año proyectan aprobar 144 normas relacionadas con vivienda, ciencia y reforma laboral.  «Entendemos que en estos cuatro meses no era prioritario afrontar esta modificación del Código Penal», señaló Bolaños.

A este jarro de agua de fría para el separatismo —aunque no lo admita, la reforma beneficia a sus intereses— se le suman las advertencias de la ministra Portavoz del Gobierno Isabel Rodríguez sobre la mesa de negociación que se celebrará en quince días. Y es que, según Rodríguez la misión de la mesa no es «indicar horizontes para la independencia». «Este no es el camino, no es la forma en la que queremos transitar con Cataluña», aclaró.

Unidas Podemos, en contra de retrasar la rebaja

Curiosamente, el rechazo más frontal a la postergación de la reforma de la sedición no provino del separatismo, sino del socio del Gobierno: Unidas Podemos. El presidente de su grupo en el Congreso, Jaume Asens, resumió así su postura: «Para que quede claro: la reforma de sedición es un compromiso con Europa y las organizaciones de DDHH. Por eso, tal como anunciamos, esta será una de las primeras cuestiones que llevaremos a la Mesa de Diálogo para su acuerdo y aprobación».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Encapuchados separatistas anuncian la «liberación» de Gerona

Gerona ha amanecido con un llamamiento por parte de la plataforma secesionista Desobediencia Civil Catalunya para liberar la ciudad en nombre de...

El TSJC mantiene el 25% de castellano en seis centros, entre ellos el de Canet de Mar

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) no ha aceptado la petición de la Generalitat de revocar el cumplimiento de la...

TV3 veta en directo a una mujer por responder en castellano

La televisión pública catalana continúa su campaña de discriminación hacia los castellanohablantes, que representan la mitad de la población en Cataluña. Sabido...

CRISIS / Fernández (PP): «El futuro de 7,5 millones de catalanes está en manos de los 3.000 afiliados de Junts»

El líder del PP catalán, Alejandro Fernández, ha pronunciado este viernes un discurso tajante ante la situación de crisis en la que...