ZFBarcelona
ZFBarcelona
" "

La presidenta del Parlament se niega en redondo a responder en español

Borràs espeta a un periodista que le solicitaba un valoración en castellano: «Existen los subtítulos»

Acto en el que Laura Borràs (en el centro) declinó responder en castellano. TWITTER.

La aversión de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, al castellano  —común en buena parte del nacionalismo catalán— es de sobra conocida. Baste recordar que en abril de 2016 fue una de las firmantes del polémico manifiesto del Grupo Koiné, que no solo defendía imponer el catalán como única lengua oficial de Cataluña sino que se refería a los catalanes provenientes de otras comunidades españolas como «instrumentos involuntarios de colonización lingüística». Ayer, Borràs volvió a dar una nueva muestra de su rechazo a la lengua común negándose a utilizar categóricamente en una rueda de prensa cuando un periodista se lo solicitó.

Los hechos se produjeron tras la comparecencia posterior de Borràs a la reunión de la Mesa del Parlament, que de manera excepcional se celebró en Tornabous —lugar de nacimiento del expresidente Lluís Companys, al que se rendía homenaje. Después de un periodista le reclamase una valoración en castellano —solicitud habitual de los periodistas catalanes que trabajan para medios con difusión en toda España—, Borràs se negó tajantemente y recordó que «las declaraciones institucionales» las hacía en catalán». Luego, le dijo al reportero que, dado que ya tenía las declaraciones, siempre podía recurrir al subtitulado: «Existen los subtítulos». Y añadió:«Hay traductores que también trabajan y, por tanto, ésta es la declaración que hemos hecho».

La mesa de negociación, una «alucinación colectiva»

De otra parte, Borràs se ha mostrado hoy muy crítica con la mesa de negociación entre el Ejecutivo de Sánchez y el separatismo en el programa Més 324 de TV3. En la conversación, Borràs ha considerado incompatible dicha mesa y que el TSJC llame a declarar a los miembros separatistas de la anterior Mesa del Parlament: «Dialogar y llamar a declarar no conjugan mucho». Por lo demás, ha mostrado su profundo escepticismo con los frutos que pueda ofrecer la operación: «Es más una alucinación colectiva o un producto de marketing. En realidad las veces que se ha reunido ha tenido escasos frutos, pero perseveramos en llamar algo como si tuviera una gran tradición».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Puigdemont lloriquea en Twitter porque El Mundo titula un artículo sobre su rechazo al diálogo con el verbo «matar»

El fugado expresidente catalán, Carles Puigdemont, tiene, como se suele decir, la piel muy fina. Tanto como para publicar este jueves un...

Puigdemont, un expresidente cada vez más molesto

Por tradición, los expresidentes suelen dedicarse a cosas que no molestan al que les sucede en el cargo. En el caso de...

Mossos y policías huyen a la carrera perseguidos por jóvenes en las fiestas de Tiana

La policía local y los Mossos d'Esquadra tuvieron que salir a la carrera en la noche de este sábado tras ser perseguidos...

Más de 400 profesores exigen que rectifique la ‘consellera’ que llamó «fascista» a la AEB

El separatismo está acostumbrado a que sus excesos no le pasen factura por la histórica pasividad del constitucionalismo. Sin embargo, esta situación...