dfactory
dfactory
dfactory
dfactory

CRISIS / ERC y Junts intentan recomponer los lazos en una reunión extraordinaria del Consell Executiu

La posconvergencia y la CUP exigen a Pere Aragonés que se someta a una cuestión de confianza en el Parlament

Albert Batet, portavoz de Junts en el Parlament, fue el encargado de exigir a Pere Aragonés que se someta a una cuestión de confianza (Junts).

El enfrentamiento entre ERC y Junts se ha agravado desde el cese de Laura Borràs como presidenta y diputada del Parlament tras su imputación judicial por un presunto caso de corrupción. El debate de política general celebrado ayer en la Cámara autonómica evidenció la situación insostenible en la que se encuentra la coalición de gobierno. Tanto es así que Junts exigió al presidente Pere Aragonés que se someta a una cuestión de confianza. Algo que ha generado más que incomodidad en las filas de una ERC que parece cada vez más inclinada hacia la reedición de un nuevo tripartito con el PSC y En Comú-Podem.

La relación entre ambas formaciones se ha ido tensando cada día más. Buen ejemplo de ello ha sido lo sucedido con la manifestación del 11-S, organizada por la ANC, Òmnium Cultural y la AMI. La ANC está ahora mismo en manos de Junts y sus dirigentes, con Dolors Feliu a la cabeza, no dudaron en plantear la protesta de la Diada como un reproche al Govern, pero sobre todo a ERC. Aragonés no aceptó el reto y decidió no participar en la marcha. Lo mismo hicieron otros pesos pesados del partido como su secretario general, Oriol Junqueras, o el portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián.

La exigencia de la CUP

A estas horas, Aragonés mantiene un encuentro extraordinario del Consell Executiu del Govern, tras haber suspendido toda su agenda y convocado diferentes reuniones a lo largo del día. En la reunión participan todos los consellers de ERC y Junts y los rumores de una posible salida de la posconvergencia del Govern son insistentes. Junts reclamó ayer a Aragonés la cuestión de confianza, con el objetivo de que sea el Parlament el que dé su apoyo o no a la gestión del republicano. A esta petición se ha sumado también la CUP. Y es que ni unos ni otros comparten las líneas generales de la estrategia de ERC en lo que a la independencia se refiere. Mientras que lo republicanos siguen defendiendo a capa y espada la negociación con el Gobierno central para conseguir un referéndum legal y una nueva ley de amnistía, en el sector más radical del separatismo se observa esto como una dilación del proceso y un retorno al autonomismo que no están dispuestos a aceptar.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
dfactory

Lo Más visto

El Ayuntamiento de Tarragona pide disculpas por colocar por error un cartel en castellano

La intransigencia del nacionalismo en la cuestión lingüística está alcanzando cotas desusadas. Esta semana, la Generalitat ha anunciado un paquete de 100...

Cataluña pierde la sede de la Agencia Espacial la misma semana que envía al espacio su segundo nanosatélite

Cataluña no acogerá la sede nacional de la Agencia Espacial. El Gobierno central ha anunciado este lunes que será Sevilla la ciudad...

Una exdiputada de Cs culpa a Arrimadas de la debacle en Cataluña

La agónica situación que atraviesa en estos momentos Ciudadanos en toda España parece la ocasión ideal para que algunos se decidan a...

Elisenda I, reina dels Països Catalans

Los independentistas miran atrás no sólo con ira sino también con pesadumbre. No perciben fracasos sino ocasiones desaprovechadas. Octubre de 2017 fue...