dfactory
dfactory
dfactory
dfactory

ENTREVISTA / Eva Parera (Valents): «Barcelona ha sufrido en tres días dos disparos y un apuñalamiento»

Considera que la situación en Cataluña aún sigue siendo peligrosa porque ERC "va a acabar siendo lo que era CiU"

La líder de Valents y candidata al Ayuntamiento de Barcelona, Eva Parera, en una imagen de archivo.

Eva Parera (Barcelona, 1973) es la cara más visible del proyecto político de Valents, una formación que pretende movilizar a las cerca de 800.000 personas que en las últimas elecciones autonómicas catalanas decidieron no votar. Candidata a la Alcaldía de Barcelona, Parera conoce muy bien a su adversario político, el independentismo. No en balde, vivió en primera persona la transformación de Unió en un partido al servicio del procés. Se define como “clara” y “transparente” y mantiene un discurso contundente en cuestiones como la inseguridad que afecta cada día a más ciudadanos en Cataluña. Presidenta de Valents, aspira ahora a ser la sucesora de Ada Colau al frente del Consistorio de la capital catalana, pero también a hacer crecer el partido hasta que no quede ni un solo ayuntamiento de Cataluña en el que no esté representado. Descarta el salto a la política nacional y mantiene la puerta abierta a un gran acuerdo con el resto de formaciones constitucionalistas para, al menos en el caso de Barcelona, acabar con el gobierno tripartito de Barcelona en Comú, el PSC y ERC. 

Las últimas encuestas le dan la posibilidad de entrar en el Parlament  y de hacerlo, incluso, con grupo propio. ¿Cómo gestionan estos datos?

Se gestionan, de entrada, con mucha alegría. Nosotros sabíamos que estábamos en ascenso. Ya a los cuatro meses de nacer Valents nos daban entrada en el Parlament con tres diputados. Éramos conscientes de que habíamos crecido porque nuestra intención de voto va creciendo a medida que se va conociendo nuestra marca. Pero con esta última encuesta, no nos imaginábamos ni por un momento que, con solo ocho meses de vida, pudiera dar que entraríamos con grupo propio en el Parlament si se celebraran ahora las elecciones. Ciudadanos en sus inicios entró con tres diputados porque no es fácil. Estamos, la verdad, muy contentos.

Vox entró en 2021 con 11 diputados. 

Sí, Vox recogió el voto de una parte de la sociedad catalana que estaba muy enfadada. Además, su campaña fue muy complicada. Se les atacó de forma muy salvaje. Se les tiraron piedras, se les impedía hacer sus actos electorales… Esto es una monstruosidad que no deberíamos permitir. Esto fue muy duro pero también les ayudó a salir más en los medios y la gente se solidarizó con ellos porque era una auténtica barbaridad. Sin embargo, las encuestas que van saliendo indican que Vox parece haber llegado a un tope y que se estanca en los 12 diputados.

Se trata de sumar con nosotros para echar al tripartito que ya tenemos y que seguramente ya se esté pactando de cara a mayo de 2023

Eva Parera

Valents ha lanzado el mensaje en alguna ocasión de que no tendría problema en pactar con Vox. Entiendo que no se dejaría llevar ni por el cordón sanitario que tienen unos ni por los recelos de los otros.

Yo no comparto con Vox la visión de querer eliminar los parlamentos y los gobiernos autonómicos. Yo creo en el Estado de las Autonomías. Pero Vox, que yo sepa, es un partido constitucionalista que no ha hecho nada para romper el marco constitucional. No es como otros que se han saltado la ley, la Constitución y el Estatut. Y está en el Parlament como grupo. Nosotros hicimos un ofrecimiento a Vox, Ciudadanos y PP muy enfocados en la lista de Barcelona. Las elecciones municipales permiten esto porque estás elaborando un programa de ciudad, con los problemas de esa ciudad. Nosotros estamos ya en el Ayuntamiento haciendo oposición, como PP y Ciudadanos. Pero Valents tiene ya su a candidata presentada, que soy yo, y también el programa de gobierno. Ellos no son capaces de encontrar quién pueda liderar sus candidaturas. No han anunciado nada sobre esto. Por eso les dijimos que, en lugar de estar perdiendo el tiempo buscando candidatos, optimizáramos esfuerzos porque nuestras puertas están abiertas. Se trata de sumar con nosotros para echar al tripartito que ya tenemos y que seguramente ya esté pactando de cara a las próximas elecciones. 

¿Han respondido estos partidos?

No, no lo han hecho. Tampoco me lo tomo como una negativa. Quedan ocho meses y es lógico que todos estén apostando por una candidatura propia. A medida que se acerquen las elecciones, creo que todo el mundo pone ya más el foco en la estrategia de cómo se puede sumar para sacar un mejor resultado. A partir de ahí, veremos cuál es la respuesta porque el ofrecimiento sigue en pie. Creo que es lo más inteligente cuando tienes delante a un adversario político que hace eso mismo. Suman sin ningún reparo para poder seguir en los gobiernos. Así que creo que lo inteligente es sumar desde la oposición para poder echarles.  Además, pienso que esto es lo que realmente está pidiendo la ciudadanía.

Cataluña tiene su especificidad y aquí los medios parecen ignorar que existe Valents, a pesar de que cada vez hacemos más ruido

Eva Parera

Valents es un partido que se apoya mucho en las redes sociales para difundir su mensaje. ¿Qué diferencia hay entre esto y los medios de comunicación tradicionales?

¡Ojalá pudiéramos apoyarnos en todo tipo de medios! La desgracia que tenemos es que Cataluña tiene su especificidad y aquí los medios parecen ignorar que existe Valents, a pesar de que cada vez hacemos más ruido y estamos más presentes. Suponemos una distorsión del status quo establecido desde hace años y nos cuesta mucho. En Madrid, por el contrario, tenemos buena recepción y la gente tiene interés por saber qué estamos haciendo. Pero, claro, allí nos ven como una formación catalana. De todos modos, creo que lo que hemos conseguido en Cataluña tiene mucho más mérito porque lo hemos hecho sin el apoyo de medios. Las redes son una gran ayuda pero también es verdad que nosotros estamos todo el día en la calle, hablando con gente, dando a conocer la marca, dándonos a conocer a nosotros mismos.

Usted ha militado en varios partidos. ¿Cuál es su historia política real?

R.- Yo he militado solo en Unió Democràtica. Dicen que yo he pasado por ochos partidos y no es cierto. Estuve en Unió hasta que desapareció. Pasé a Units, que era un intento de volver a constituir Unió, pero esto duró hasta que hizo la alianza con el PSC. Y ahora milito en Valents. Yo soy una abogada con despacho propio a la que un día invitaron a participar en política. A mí me gusta la política y al final me salí de aquello porque no estaba cómoda. Empiezo a ver cómo descarrila el tren y que donde yo entré en 2006 no tenía nada que ver en 2013 y 2014. Afronté eso y asumí que había estado en una formación que acabó defendiendo algo que yo consideraba una barbaridad. Por la parte que yo haya podido ser cómplice de eso, puedo reconocer que fue un error y he de pedir las disculpas que merece todo el mundo. Luego decidí seguir en política para combatir ese error y es lo que intentamos hacer desde Valents, rectificar un camino que creemos que era equivocado. 

Aquí se hacen políticas a favor de los delincuentes y de los okupas y esto es un cocktail explosivo

Eva Parera

Valents ha puesto uno de sus focos en el tema de la inseguridad ciudadana, sobre todo en Barcelona. ¿Cuál es la situación y qué cree que hay que hacer?

La situación es muy preocupante porque hay un nivel de delincuencia muy alto. Leíamos hace poco que en Barcelona se cometen 400 delitos al día. La Asociación de Vecinos de Sarrià-Sant Gervasi, por ejemplo, quiere ir al Pleno de Barcelona a protestar porque están muy preocupados. En las últimas semanas han habido bastantes robos en domicilios de este barrio con las familias dentro. Hay agresiones a menores de edad para robarles el móvil. La gente está muy preocupada y hay que añadir que, además, se dan cuenta de que los gobernantes minimizan el problema. A los ciudadanos les llaman exagerados y a la oposición nos dicen que somos unos alarmistas. Y la realidad es que en los últimos tres días hemos tenido en Barcelona dos disparos y un apuñalamiento. Hay muertos, gente con pistolas, con armas blancas, ocupaciones ilegales… 

Hay que hablar de este problema. 

El gobierno centra sus esfuerzos en camuflar los datos de los delitos. Hablan de denuncias cuando realmente debería hablarse de delitos. Intentan, además, hacer ver que el problema es mínimamente descontrolado, que las agresiones vienen por los botellones… No afrontan la realidad de que en la ciudad tenemos mafias instaladas que están operando desde aquí. Hablamos de mafias para ocupación ilegal, drogas, proxenetismo… A esto se suma que en Barcelona hay que poner también el foco de atención en el radicalismo islámico. Tenemos personas que se han radicalizado, cédulas yihadistas. Entiendo que asumir una realidad muy dura a ocho meses de las elecciones da pavor porque te puede hacer perder votos. Pero es que se ha llegado a esto por una dejadez de funciones por parte del Ayuntamiento. Nadie hace su trabajo, los cuerpos y fuerzas de seguridad no tienen apoyo y hemos invitado a la Policía Nacional y la Guardia Civil a irse de Cataluña porque algunos consideran que son fuerzas de ocupación. Es un suma y sigue el resultado es que esto es el paraíso del delincuente. Aquí se hacen políticas a favor de los delincuentes y de los okupas y esto es un cocktail explosivo que lleva a que Barcelona sea ahora mismo la ciudad líder en delincuencia en toda España.

Hoy no facilitaría la investidura de Ada Colau porque ERC está gobernando Barcelona y aquello que hicimos no sirvió de nada

Eva Parera

Hay gente que la culpa de haber favorecido que Ada Colau se mantuviera como alcaldesa con la abstención de Barcelona pel Canvi. ¿Se arrepiente de aquello?

Sí y no. Yo soy muy clara y transparente. Yo no era la número 1 de la lista, era la número 4. Y esa lista estaba encabezada por Manuel Valls, que era el candidato de Ciudadanos. Le recuerdo que en aquella campaña electoral Albert Rivera presentó a Valls a bombo y platillo como su candidato. Valls se encontró con unos resultados electorales que no fueron los que queríamos y las matemáticas decían que Ada Colau estaría en el gobierno del Ayuntamiento sí o sí. Había que tomar la decisión, madura o no, de elegir si Colau estaba en el Ayuntamiento acompañada de ERC a las puertas de la sentencia del procés o si lo hacía con el PSC, al que se presuponía en aquellos momentos ser más constitucionalista de lo que luego ha demostrado ser. Valls propuso evitar que ERC entrara en el gobierno de la mano de la extrema izquierda y esto es lo que defendía Ciudadanos. Es un partido que nació en Cataluña para combatir el nacionalismo y Valls adoptó en consecuencia esa idea. Y esto no lo hicimos solo nosotros. También lo hizo Celestino Corbacho. Y éramos un grupo en el que estaba también Ciudadanos. Pero ellos, al ver los malos resultados electorales, pensaron en deshacerse de Manuel Valls y pasó lo que pasó. De todos modos, visto con la perspectiva de estos tres años, hoy no lo haría porque creo que hoy ERC está gobernando en Barcelona y que, por lo tanto, aquello no sirvió para evitar que lo hiciese. El PSC, además, no ha estado a la altura, se ha sentido cómodo con ERC y Colau y no ha sido el contrapeso que debería haber sido frente a las políticas de extrema izquierda y populistas que representan Colau y los republicanos. 

Ustedes han hecho fichajes significativos como el de Ángeles Ribes, que fue una de las fundadoras de Ciudadanos y ahora es su candidata en Lleida. ¿Qué lectura deberían hacer los partidos constitucionalistas de esta estrategia?

Cuando nosotros presentamos Valents nuestra idea era, y la mantenemos, nacer en Cataluña para representar a los 800.000 catalanes que no votan. Nuestro mensaje hacia el resto de partidos es el de “ir juntos” para entre todos lograr dar la vuelta a la tortilla. Este mensaje lo entendieron a la primera las bases de los partidos. En cambio, a las direcciones les está costando un poco más. Es algo lógico. En nuestra presentación vimos que había cientos de personas en el Born y eso era algo que no esperaba nadie. Luego comenzamos a recorrer Cataluña y mucha gente tenía la sensación de que sus formaciones políticas les habían abandonado. Esto lo vimos con muchos cargos que representaban a estas formaciones. Es gente que quiere seguir en política, siendo útil y trabajando para su municipio. Y ante esta situación deciden irse de sus partidos y, más tarde, han entrado en Valents. En Cataluña, además, estos partidos son franquicias y sus direcciones nacionales están fuera. No lo digo de modo despectivo pero cualquier decisión que han de tomar aquí debe pasar siempre por una ejecutiva superior que está en Madrid. Esto hace más complicado y farragoso el proceso de la toma de decisiones y lo distancia de la proximidad con el vecino. Y nosotros llegamos planteando algo muy distinto. Cada municipio es autosuficiente y tiene un margen de libertad muy amplio para decidir las propuestas que lleva a un pleno o para redactar el programa municipal para las elecciones, sabiendo que hay, eso sí, un marco general en el que se mueve Valents. Damos autonomía a cada candidato en cada municipio. La gente puede trabajar con más libertad y mejor. Estamos hablando de personas con vocación de servicio y que, por lo tanto, son los mejores.

El sentido de que Valents exista es que haya en Cataluña una opción catalana no independentista y que las decisiones se tomen desde aquí

Eva Parera

Vista la experiencia de Ciudadanos, ¿se plantea usted la posibilidad de que algún día Valents dé el salto a la política nacional?

¡Jamás! Es una línea roja para nosotros. No tiene sentido porque para eso ya existen el PP y Ciudadanos. El sentido de que Valents exista es que haya en Cataluña una opción catalana no independentista y que las decisiones se tomen desde aquí. Hacer lo mismo que Ciudadanos o el PP es, además, hacer la competencia a alguien que tiene que ser tu aliado, no tu adversario. Y nosotros no estamos aquí para hacer eso. Analizamos el panorama político y vemos que en las autonómicas, entre Ciudadanos y el PP, se dejan un millón de votos. Ciudadanos pierde 30 diputados y el PP en lugar de crecer pierde otro y se queda sin grupo parlamentario propio. El mensaje que te lanzan los que se han quedado en casa es que ni PP ni Ciudadanos ni Vox les representan. A esta gente la tiene que representar un partido que no priorice la Moncloa u otras elecciones autonómicas por encima de los intereses de los catalanes. Y para hacer esto es imprescindible que la toma de decisiones se haga aquí. 

¿Existe buena sintonía entre Valents y el PP? Usted fue candidata al Parlament con Alejandro Fernández, aunque como representante de Barcelona pel Canvi.

Yo llegué a un acuerdo con el PP practicando lo que estoy pidiendo ahora a los demás partidos, es decir, sumar esfuerzos. Suelo predicar con el ejemplo porque es la manera de ser creíble. Le recuerdo que en el Ayuntamiento éramos dos grupos municipales diferentes porque yo no era del PP en el Parlament sino que representaba a mi partido en una suma de esfuerzos para las autonómicas. Desgraciadamente esto no funcionó. Había problemas internos y esto complicaba mucho la situación al PP en Cataluña.Por eso decidí devolver el escaño al PP. Yo sigo creyendo en ese experimento y ahora a la inversa. Las relaciones son buenas. Yo me entiendo muy bien con el PP en el Ayuntamiento y me llevo muy bien con Alejandro Fernández, al que, además, considero un gran político y parlamentario. E, insisto, sigo pensando que somos aliados, no adversarios. 

Hasta las generales de diciembre de 2023 no se moverá una coma de este tripartito perfecto que tienen en el Gobierno, la Generalitat y Barcelona

Eva Parera

¿Será usted candidata de Valents al Parlament?

¡No! Yo quiero ser alcaldesa de Barcelona. Ahora vienen las elecciones municipales. Creo que en las autonómicas se va a agotar la legislatura gracias al apoyo que tiene siempre ERC por parte del PSOE. Así que para las autonómicas quedan unos años y ojalá que para entonces el partido haya crecido suficiente como para tener candidatos muy buenos para todos los procesos electorales.

Pero la legislatura se prevé muy complicada aunque el PSC ayude a ERC. Salvador Illa siempre puede reclamar la presidencia del Govern apoyándose en que ganó las elecciones de febrero de 2021.

Lo dudo porque, si Illa hace esto, cae el apoyo de ERC a Pedro Sánchez. Yo creo que hasta las generales de diciembre de 2023 no se moverá una coma de este tripartito perfecto que tienen en el Gobierno, en la Generalitat y en el Ayuntamiento de Barcelona. De hecho, ya se ve que esto se está reeditando y todo el mundo intuye en la ciudad que, sean los que sean los resultados electorales, ellos van a sumar sus fuerzas. 

El procés de la DUI y de las leyes de desconexión está muerto desde que el tribunal sentenció, aunque después el PSOE les indultara

Eva Parera

Para acabar, ¿cree que podemos ya dar por enterrado al procés?

Sí. El procés de la DUI, el de las leyes de desconexión, está muerto. Y está muerto desde que el tribunal sentenció. La sentencia fue ejemplar, aunque después el PSOE les indultara. Pero es ahí donde empieza a morir procés y comienzan las luchas intestinas dentro del independentismo. Todo se ha rematado cuando ERC se hace con la presidencia de la Generalitat. Esto es lo que más codiciaban y, una vez logrado, ahora el objetivo es hacer desaparecer a Junts del mapa político. Esto no quiere decir que la situación en Cataluña haya vuelto a la normalidad porque no es así. Yo pienso que la situación es muy peligrosa porque ERC mantiene la idea de una Cataluña independiente fuera de España, de destruir la monarquía y el Estado de Derecho. También de atacar al Gobierno de la Nación. No son de fiar y no pueden ser un aliado estable para el Gobierno de España. No debemos olvidar que son los mismos que dieron un golpe de Estado y creo que están intentando quedarse con el poder solo para ellos con el fin de intentar rearmarse y, con el paso del tiempo, intentarlo de nuevo. Van a apaciguar las aguas, van a explicar al tejido económico, a la burguesía, que todo está muy bien. Van a ser lo que era CiU, el proyecto 2000, meterse poco a poco en todas las instituciones, las tv, las cámaras de comercio, las universidades… Van a intentar controlar al ciudadano y el relato para garantizarse una mayoría social que saben que hoy no tienen. Ellos calcularon mal y ahora van a trabajar para aumentar esta mayoría. Si lo consiguen porque los demás no votamos o no denunciamos, Cataluña estará perdida. 

Es curioso que sea ERC quien arrebata el poder a los herederos de CiU. 

Lo ha hecho con la ayuda inestimable del PSOE y los comunes. Yo creo que Oriol Junqueras es una persona reflexiva, que no se mueve por impulsos. Carles Puigdemont y Laura Borràs no, son activistas, hiperventilados y se mueven por esa cosa de las masas de la calle. 

El famoso sentiment.

Exacto. No son reflexivos, cosa que sí es ERC. Aunque tenga claro que ERC no puede hacerlo sin el apoyo del PSOE, del PSC, de los comunes  y de Podemos. Si esto no fuera así, hoy se celebrarían unas elecciones autonómicas en Cataluña que podrían darle la vuelta a todo. Esto no podemos perderlo de vista. 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
dfactory

Lo Más visto

El Ayuntamiento de Tarragona pide disculpas por colocar por error un cartel en castellano

La intransigencia del nacionalismo en la cuestión lingüística está alcanzando cotas desusadas. Esta semana, la Generalitat ha anunciado un paquete de 100...

La plataforma cívica Unión 78 llama a la acción contra la derogación del delito de sedición

La plataforma cívica Unión 78 ha puesto en marcha una impactante campaña en la que sus integrantes llaman a la acción de...

Elisenda I, reina dels Països Catalans

Los independentistas miran atrás no sólo con ira sino también con pesadumbre. No perciben fracasos sino ocasiones desaprovechadas. Octubre de 2017 fue...

Entrevista/ Victoria Gago: «Vamos a seguir creciendo y, en el futuro, valoraremos un comprador o un socio interesante»

El 26 y el 27 de junio, se celebró la quinta edición de la European Blockchain Convention en Barcelona. Hablamos con Victoria...