dfactory
dfactory
dfactory
dfactory

ENTREVISTA / Eva Manrique: «El 100% de nuestros alumnos encuentra trabajo al finalizar el campus»

Dirige 42 Barcelona, un campus de programación sin clases, sin libros, sin límite de edad, gratuito y abierto 24/7

Eva Manrique, directora de 42 Barcelona - Fundación Telefónica

Eva Manrique es pedagoga, psicóloga, antropóloga socio cultural y tiene 42 años. Dirige 42 Barcelona, un campus de programación sin clases, sin libros, sin límite de edad, gratuito y abierto 24/7 en el Parque Tecnológico de Barcelona Activa. El objetivo: formar profesionales digitales del futuro, para un mercado laboral que cambia a ritmo acelerado, y que requiere nuevas competencias digitales y transversales. Impulsado por la Fundación Telefónica, el Departament de Recerca i Universitats de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, el modelo 42, en sus más de 20 campus repartidos por todo el mundo, acredita estos resultados: 8 ofertas de trabajo por estudiante y un 100% de inserción laboral. Paseamos con Eva en 42 Barcelona.

42 fue fundada por el inversor y activista Xavier Niel, una institución en Francia…

Es fundador y accionista mayoritario de la operadora Iliad y la 12ª fortuna de la República Francesa, generada en la red. Fue opositor a la ley Hadopi o “ley antidescargas”, entre otras.

¿Qué impulsó a Xavier Niel a hacerlo?

Solventar la carencia de personal cualificado para sus empresas de tecnología. Se propuso crear un sistema inclusivo, que permitiera inscribirse a cualquier persona mayor de 18 años. Los únicos requisitos necesarios serían las ganas, la constancia y el trabajo.

¿En qué países está presente 42?

En estos momentos, en 25 países con 47 campus, entre ellos Francia, España, Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Finlandia, Italia, Japón, Países Bajos, Portugal, Rusia, y Suiza.

¿En qué áreas se especializa a los estudiantes? 

Queremos ofrecer oportunidades laborales de calidad en sectores como la Ciberseguridad, el Big Data, la Inteligencia Artificial, el Blockchain, el 3D, el BackEnd o el IoT, que son los que más puestos de trabajo están generando hoy. 

El método didáctico es muy disruptivo…

Está basado en la gamificación y el autoaprendizaje, para formar, de manera autónoma, colaborativa y amena, a futuros programadores y programadoras altamente cualificados. 

¿Cuáles son los requisitos para entrar?

Para ser admitido no se necesitan conocimientos técnicos ni titulaciones previas, solo hay que tener más de 18 años.

¿Y el proceso de admisión? 

Hay que superar dos fases: un primer test de inscripción on-line, que se puede hacer desde casa y, después, un periodo de selección presencial de 26 días, también llamado “la piscina”, para el que hay diversas convocatorias a lo largo del año. El 6 de febrero empezará la próxima.

El test de inscripción, ¿es muy difícil?

Son sólo dos juegos. No hace falta saber programar, se trabaja la inteligencia lógico-matemática. En 42, entra gente de muy diversos niveles, desde “0-0”, que no saben utilizar el ordenador, hasta quien quiere profundizar en lenguajes de programación o conocer nuevos lenguajes. 

Si no se pasa el test inicial ¿lo puedes repetir?

Si, después de 3 meses. 

¿Alguna recomendación para tirarse a la piscina?

Dedicarse lo más plenamente posible. No hay profesores, solo hay personal que ayuda a los grupos a organizarse y avanzar. Hay que buscarse la vida y optimizar todos los recursos que se tienen con los compañeros, de forma colaborativa, para superar los retos. 

¿Y al superar la piscina?

Una vez se supera la piscina, todo es ya autogestionado. Como decimos a veces, los compañeros y compañeras son tutores, maestros y estudiantes a la vez.

¿En qué lenguaje es el primer “piscinazo”?

Durante la piscina, en leguaje “C”. 

Y si no se pasa la piscina ¿se puede repetir?

Si, pero para repetir la piscina hay que esperar 10 meses.

¿No es un poco “darwinismo social” o “juego del calamarismo”? Si no pasas, estás fuera…

Si no se supera algún nivel, promovemos la perseverancia y la tolerancia a la frustración, que hoy son cruciales para no desanimarse y reemprender el esfuerzo, aunque en algún momento las cosas no hayan salido como esperábamos

¿Cuál es el plan docente del curso?

No existe plan docente con asignaturas: los estudiantes avanzan a través de un “holygraph”, un gráfico con enlaces a los temas disponibles. Una vez se avanza en el primer círculo de anillos, se desbloquean los siguientes, que son los diversos lenguajes que se van aprendiendo.

El curso tiene 2 partes. ¿Cuáles son?

La primera es el “Common Core”, o las bases de la programación. A tiempo completo, se puede finalizar año – año y medio. Cada cual decide las horas que invierte y en qué momento del día o de la noche asiste al campus, que está abierto 24/7.

La segunda parte es la especialización…

Si. Se puede hacer una, o dos, o acabar una y empezar otra. Incluye un proyecto remunerado en una empresa. Como los estudiantes, además de competencias técnicas, son ya autónomos, han adquirido capacidad de trabajo en equipo y resiliencia, muchas empresas ya los contratan. Quien abre las puertas del mercado laboral digital son las competencias técnicas, pero quien mantiene y permite hacer carrera son las competencias transversales e interpersonales.   

¿Tienen línea de contacto permanente con empresas?

Una de nuestras tareas principales es que hay mucho contacto entre empresas y estudiantes, para mantener la motivación. Crear comunidad entre ambos: charlas, eventos, hackatones o actividades lúdicas. Queremos ser un agente clave en la comunidad tecnológica de Barcelona.

¿Qué título se consigue al acabar?

Como formación no reglada, tenemos título propio. Es formación superior completa, de 3-3 años y medio. En París, 10 años después del inicio, ya han conseguido la convalidación de titulación universitaria. Aquí estamos trabajando para conseguir lo mismo.

Ahora, veo sólo mujeres

Hacemos algunas ediciones introductorias sólo para mujeres, para potenciar el talento femenino y que pasen la “piscina”. 

¿Qué porcentaje de mujeres estudian en 42 Barcelona?

En 42, como porcentaje, en España (Madrid, Barcelona, Urduliz) estudian un 20% de mujeres, aproximadamente el doble que en el resto de instituciones formativas. Sin duda, influye nuestro método intuitivo, autogestionado y colaborativo desde el primer momento.

Las y los estudiantes también se evalúan unos a otras

Si, una vez se hace un proyecto, una compañera o compañero me evaluará siguiendo unos parámetros preestablecidos, y el sistema también evaluará como lo ha hecho el o la evaluadora. Para este “peer to peer” o aprendizaje entre pares, es preciso que los grupos coincidan en el espacio tiempo.

Las universidades o academias son menos colaborativas

Por su metodología y ADN, son más individualistas y competitivas 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
dfactory

Lo Más visto

ANÁLISIS / Hacienda se digitaliza fastidiando al contribuyente

La inmensa mayoría de los obligados a pagar IVA son pequeños autónomos (o sea, empresarios individuales y profesionales) y arrendadores de locales....

Pujol culpa a la inmigración de que los catalanes estén cada vez más «aminorados»

El expresidente Jordi Pujol ha culpado a la inmigración de que los catalanes cada vez sean menos en Cataluña. Lo ha hecho...

Colau denuncia los «insultos» y «amenazas» que reciben las mujeres que se dedican a la política

La sorprendente dimisión de la ya ex primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha sido utilizada por la alcaldesa de Barcelona,...

Médicos, profesores y taxistas catalanes están llamados a la huelga desde este martes y hasta el jueves

Médicos, profesores y taxistas catalanes están en pie de guerra contra el Govern y, por ello, los tres colectivos han convocado sendas...