AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Los trabajadores de TV3 acusan de «censura» a la Junta Electoral por prohibirles hablar de «presos políticos»

El Consejo Profesional del canal considera que los magistrados «ordenan que se reescriba lo que ocurre cuando no les gusta»

Entrada a los estudios de TV3. GOOGLE MAPS.

Lejos de considerar que las expresiones «presos políticos» o «exiliados» muestran un inequívoco sesgo secesionista o no se ajustan a la realidad, los trabajadores de TV3 juzgan que no poder utilizarlas constituye un acto de «censura». Así es como ha definido en un comunicado el Consell Profesional de Informatius del canal autonómico la decisión de la Junta Electoral de prohibir dichos términos en los medios de la CCMA durante la campaña electoral.

«Lo consideramos un acto de censura incompatible con la libertad de expresión y la libertad de prensa. Consideramos que los magistrados se han convertido en censores y, en lugar de pronunciarse sobre lo que pasa, ordenan que se reescriba lo que ocurre cuando no les gusta», denuncian en el texto los empleados de la cadena. Asimismo, aseguran que al emplear los términos «presos políticos» y «exilio» no están haciendo otra cosa que seguir los «estrictos términos del DIEC y del diccionario de la RAE».

En este sentido, denuncian la contradicción que para ellos supone que el Gobierno se base en la definición de «presos políticos» que formuló el Consejo de Europa para sostener que en España no los hay, y que esa misma definición sirva a otros organismos de respaldo a presos políticos para «aseverar que los activistas y políticos encarcelados en Cataluña sí que son presos políticos». «La censura sobre la elección que hacen los medios es eso: censura», agregan. «Rechazamos, por tanto, esta nueva injerencia de la Justicia, que vuelve a prohibir palabras con motivo de una campaña electoral, y les cambia arbitrariamente el sentido», concluyen.

La indignación del director de Informativos: «¡Seguiremos!»

Horas antes de que se hiciese público el comunicado del Consell Profesional, el director de informativos de la cadena, David Bassa, ya había mostrado su indignación con este asunto en un hilo de Twitter: «La Junta Electoral nos vuelve a coartar la libertad de información, prohibiéndonos hablar de presos políticos y exilio. Una prohibición que llega después de una imposición, la de cubrir la extrema derecha de Vox, pese a que no tengan ni un escaño en el Parlament de Cataluña», A continuación, Bassa elevaba el tono: «Prohibiciones e imposiciones. No es la primera vez. De hecho, no para de pasarnos desde 2017. Y este año, en solo siete días ya llevamos once recurso. ¡Pero, pese a todo, seguimos y seguiremos!».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

El parlamento fake de Puigdemont echa a andar en Canet del Rosselló

En el extravagante mundo del separatismo catalán todo es posible. Incluso la existencia de un parlamento virtual que tiene como único objetivo...

El Hospital Clínic investiga un posible caso de viruela del mono

El Hospital Clínic de Barcelona investiga un posible primer caso de viruela del mono en Cataluña, según han recogido diferentes medios de...

Ningún miembro de la Generalitat felicita a la catalana Chanel por su éxito en Eurovisión

El nacionalismo lleva años repitiendo la expresión «un sol poble» para referirse a la supuesta unidad de la ciudadanía catalana. Sin embargo,...

Ataque furibundo del separatismo contra Jordi Sabaté, el enfermo de ELA que denuncia las condiciones de los pacientes

El separatismo ha dedicado este lunes en Twitter a lanzar un furibundo ataque contra Jordi Sabaté, conocido por su cruzada por los...