Sector Financiero. Incremento de la morosidad vs capital, en el punto de mira. Opciones para aprovechar en caídas

La crisis sanitaria y el nuevo entorno macroeconómico ha dado lugar a la retirada o reducción de las guías de ingresos para este año, el aumento del coste de riesgo esperado, y todo condicionado a la evolución de la pandemia y unos persistentes riesgos a la baja (mayor contracción económica a la esperada, peor evolución de volúmenes al margen de los créditos ICO, comisiones netas presionadas, falta de recuperación de TIRes). Todo ello apunta a un año de generación de beneficio neto deprimido con descensos interanuales del -49% de media, sin descartar que las entidades opten por llevar a cabo mayores provisiones extraordinarias más allá de las previstas aprovechando la generación de plusvalías y ROF, con un comportamiento de los gastos mejor de lo esperado y unos ingresos apoyados por volúmenes. 

Morosidad y coste del riesgo

Las entidades ya han adelantado una guía sobre el incremento del coste de riesgo esperado para 2020 como consecuencia de la crisis sanitaria y a pesar de la flexibilización que se ha permitido por parte de la Comisión Europea a la hora de contabilizar la morosidad. Vemos más riesgo en aquellos valores con mayor exposición a crédito a empresas y crédito al consumo como segmentos más sensibles a la crisis actual. Sin embargo, los efectos de las moratorias y la ampliación de medidas hasta finales de año como los ERTE, ayudarán a una tasa de morosidad que debería acabar el año con incremento pero sin excesos, y será realmente 2021 el año clave para la evolución de la misma con unas provisiones ya dotadas en 2020 pero todavía por encima de los niveles de 2019. 

Opciones para aprovechar en caídas a pesar de la incertidumbre

En 2020 las cotizaciones han recuperado de media desde mínimos un 35% y se sitúan a un 45% de máximos. Aunque se mantiene la incertidumbre (ritmo de recuperación económica, evolución de la morosidad, gestión del capital) el sector cuenta con palancas que ayudarán a una recuperación del beneficio neto en 2021 (TLTRO III, gastos de explotación, menores provisiones, volúmenes) a pesar de los tipos bajos y un Euribor en terreno negativo. La recuperación del pago de dividendos actuaría como catalizador para las cotizaciones y daría mayor visibilidad sobre los niveles de solvencia. Mantenemos nuestra visión positiva en Liberbank, y aprovecharíamos correcciones para entrar en Bankia.

Más información Renta4Banco

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

La Dinamarca del Sur

Hace unas semanas apareció en las RRSS un vídeo danés que se convirtió en viral. Me llegó por WhatsApp. El esperpento de...

El negocio no está en la independencia, sino en el ‘procés’

1.- El 'procés' separatista es una 'industria'. Propaganda, desfiles, viajes, merchandising, personas dedicadas en cuerpo y alma todo el santo día a...

REPORTAJE | La hispanofobia en los presidentes del Parlament

Hace dos semanas, cuando la neoconvergente Laura Borràs fue elegida presidenta del Parlament de Cataluña, la mayoría de partidos de la oposición...

Perplejidad ante el diputado de JxCat que no quiere ni mociones por la independencia ni rechazos al rey

Perplejidad es la palabra que mejor define la forma en la que muchos separatistas han recibido este viernes las palabras del ex...