ZFBarcelona

Comentario diario fundamental 2020-11-03: Todas las miradas puestas en las elecciones en EEUU

En Estados Unidos destacamos la publicación de los pedidos de bienes duraderos finales de septiembre que se espera que confirmen la cifra preliminar +1,9%e (vs +0,4% anterior) y sin transporte +0,8%e (vs +1,0% anterior), así como los pedidos de fábrica del mismo mes +1%e (vs +0,7% anterior) y sin transporte +0,6%e (vs +0,7% anterior).

Mercados financieros, los futuros apuntan a un inicio de sesión al alza 

Los futuros apuntan a un inicio de sesión al alza (futuros Eurostoxx +0,9% y S&P +0,5%) en una jornada que estará protagonizada por las elecciones americanas. Hoy no tendremos referencias macro de relevancia, pero los confinamientos anunciados para el mes de noviembre pesan sobre las previsiones de PIB 4T20 en la Eurozona, augurando una W en la recuperación económica. Según una encuesta a economistas realizada por el Financial Times, se espera -2,3% trimestral en 4T (previamente a los confinamientos se esperaba subida +2% según consenso de Bloomberg) vs +12,7% en 3T y -11,8% en 2T. En este contexto, es previsible que los bancos centrales sigan inyectando nuevos estímulos monetarios, como lo ha hecho el Banco de Australia (baja tipos y anuncia QE). La política fiscal también tendrá que hacer más.

Hoy se celebran las elecciones norteamericanas. Las últimas encuestas otorgan una ventaja de 10 pp a Biden sobre Trump, que se reduce a 5-6 puntos en 12 estados. Si bien en circunstancias normales tendríamos una primera lectura en la mañana del miércoles, no descartamos que el recuento pueda alargarse varios días e incluso semanas, teniendo en cuenta el gran número de votantes por correo. Hasta el momento, unos 98 mln de personas habrían votado ya anticipadamente (gran parte por correo, el resto en presencial anticipado; en las elecciones de 2016, 58 mln de voto anticipado). Recordamos que en estas elecciones es previsible una mayor participación que en 2016 (se estima en torno a 160 mln votos vs 138 mln en 2016).

Consideramos que, a menos que haya una clara victoria de cualquiera de los dos candidatos, podría incluso ser el Tribunal Supremo quien tuviera que decidir ganador, en un proceso que se alargaría en el tiempo y, sin duda, traería gran volatilidad e incertidumbre a los mercados. Recordamos que Trump ya ha advertido que podría impugnar el resultado electoral en caso de apreciar fraude en el voto por correo (en concreto alerta en los estados de Pensilvania y Nevada). El principal riesgo es por tanto el de no reconocimiento del ganador y parálisis temporal de la administración. Sirva a modo de ejemplo la situación vivida en el año 2000, cuando se impugnó el recuento de votos en Florida y no se conoció el ganador -Bush, con Al Gore reconociendo la derrota- hasta mediados de diciembre, 5 semanas después de la cita electoral, y tras una decisión del Tribunal Supremo). En aquel periodo de 5 semanas, hasta que se conoció al nuevo presidente de EEUU, el S&P perdió un -11%. El hecho de que en las elecciones de 2020 la controversia pueda afectar a un mayor número de estados podría prolongar en el tiempo la incertidumbre y penalizar a las bolsas.

En cuanto al impacto en mercado de quién gane finalmente las elecciones, sí que estimamos que independientemente de que sea uno u otro, tanto la política monetaria como la política fiscal se mantendrán excepcionalmente expansivas. Sí que habría que hacer matizaciones de impacto por sectores y activos, entre las que destacaríamos: una victoria demócrata (Biden sigue por delante de Trump en las encuestas…aunque también lo estaba Hillary Clinton en 2016) traería consigo un previsible aumento de impuestos a empresas (recorte de impuestos de 2017 podría revertirse, intención de aumentar IS del 21% al 28%) pero también un mayor estímulo fiscal. La capacidad para implementar todo el programa electoral dependería de si los Demócratas ganan la Cámara y el Senado, puesto que en caso de que los republicanos mantuviesen el Senado, el margen de actuación sería menor. En términos generales, en caso de victoria de Biden, podríamos ver los siguientes impactos negativos: dólar (más estímulo fiscal exigirá financiación), energía (temas medioambientes), financieras (más regulación buscando defender al consumidor), tecnológicas (mantendrá investigaciones sobre grandes tecnológicas). Por el contrario, se podrían ver positivamente afectados: menor riesgo geopolítico (más conciliador con China), renovables (defensa medioambiente) e infraestructuras.

En el plano empresarial destacamos en Alemania la presentación de resultados de Bayer, mientras que en Italia será el turno de BNP Paribas.

Más información Renta4Banco

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Yo también soy revisionista

Según he oído, un laureado entrenador de baloncesto no está contento porque le han dado la Medalla de Oro de Madrid a...

El manifestante que gritó contra Junqueras en la sede de ERC es el fundador de Terra Lliure

De entre los gritos proferidos por los simpatizantes de Junts per Catalunya el pasado lunes ante la sede de ERC, uno fue...

El fondo de resistencia separatista pide ayuda para pagar las fianzas del Tribunal de Cuentas, que estima un gasto irregular de unos 20 millones

El presidente del fondo de resistencia, Pep Cruanyes, pide "respuesta política" para hacer frente a las multas millonarias que podría imponer el...

Puigdemont amenaza a ERC tras decidir gobernar en solitario: «No nos dejaremos faltar el respeto»

El esperpéntico espectáculo que están ofreciendo ERC y Junts casi tres meses después de las elecciones del 14-F ha alcanzado este sábado...